Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 6 2005 Espectáculos 65 Najwa Nimri: Elijo los trabajos pensando en una carrera de larga duración J. E. A. MADRID. Es una actriz querida y respetada por crítica y público. La inquietud de esta joven actriz por aprender no tiene límites; a Najwa Nimri le sale por los poros el anhelo que la lleva de un plató italiano a otro español, o de una película en inglés al estudio donde graba actualmente su nuevo disco después de haberle dedicado dos años de trabajo totalmente acústico asegura) Ahora perfecciona sus conocimientos de francés y, a la vez, ayuda en la promoción del segundo largometraje de Ramón Salazar, 20 centímetros en el que ha participado como actriz y como adaptadora de la banda sonora, labor por la que fue premiada en el pasado Festival de Málaga. Dice que al no ser enteramente suya la banda sonora, el premio es de Salazar. Él eligió los temas que había que adaptar Asegura que elige los trabajos pensando en que lo que desea es una carrera de larga duración. Me preguntan cómo me veo dentro de 10 años. No tengo miedo a los cuarenta, porque creo que voy a ser mejor, Lo tengo claro. salvo que una enfermedad lo trunque todo. Me he trabajado un sitio y ha sido muy duro. Tengo igualmente un puesto en el mundo de la musica, del que puedo vivir y que me permite una libertad total Ha trabajado con los mejores directores, me falta Almodóvar dice dos veces seguidas y con cierto duelo- Asegura que tiene una ganas enormes de ver la nueva película de su ex marido, Daniel Calparsoro (es la ex pareja mejor avenida que conocemos; la adoración del uno por el otro es manifiesta) Por primera vez veré uno de sus filmes después de realizado. No he leído ni el guión de Ausentes Quiero ir a un cine a las cuatro de la tarde, cuando haya menos público Para Najwa, no existe diferencia en el trabajo con un director o con una directora: Todo depende del guión y de la gente. Recuerdo que María Ripoll, que es bastante dura en el plató, me cuidó mucho. Utopía fue un thriller que he vuelto a ver y se conserva estupendamente Dentro de unos días empezará con Antonio Chavarrías el rodaje de Las vidas de Celia Celia soy yo. Es alguien que tiene un desdoblamiento de personalidad, una mujer a la que la vida la puede Nawja Nimri, durante la presentación de la película 20 centímetros ERNESTO AGUDO 20 centímetros Entre las piernas ANTONIO WEINRICHTER Esta película es la revelación de Mónica Cervera, capaz de pasar en cuestión de segundos de ser Marisol a una folclórica de la saga Flores, de ser una Rossy de Palma mejor que la original (lo que hace su presencia aquí aún más redundante de lo habitual) a ser Marilyn, no la Monroe sino el Manson, que casi tiene más mérito. Lo hace porque su personaje, Marieta, tiene ataques de narcolepsia en donde se imagina que es todas esas cosas en estéreo y en technicolor, quizá para escapar de la gris realidad del barrio madrileño en donde vive. Ese zapping entre iconos camp recuerda las imitaciones que hacen los drag queens de cantantes tórridas y sentimentales. Pero Marieta no es una reinona sino un chico que quiere ser una chica amputándose ese rabo que Director: Ramón Salazar Intérpretes: Mónica Cervera, Pablo Puyol, Nawja Nimri, Rossy de Palma Nacionalidad: España, 2005 Duración: 112 minutos Calificación: lleva siempre entre las piernas; es decir, compungidamente; por lo que a la lista de cosas que sabe hacer Cervera debemos añadir la de imitar a un chico que imita a una chica: esta actriz es un tesoro, como ya demostró en la anterior película de Ramón Salazar, su descubridor, y en Crimen ferpecto El director Salazar, por su parte, demuestra ambición y osadía al querer hacer un musical con números arrevistados condimentado con la dura realidad de los transexuales. El atrevi- miento y el contexto social casi redimen el inadecuado tratamiento de los bailes que incurren en los estigmas del upa dance -glub, si hasta sale uno de sus actores, que se trabaja más el torso que la expresividad- cuando Marieta se sueña cantando y bailando, se inspira más en el modelo del montaje sincopado, ese que no deja ver los movimientos, que en Freed, Fosse o Demy, éste último el más adecuado al tipo de película que se quiere hacer aquí. Así estos 20 centímetros sin ser desdeñables, se quedan en algo un poco blando (no caeremos en la grosería de decir fláccido) quizá Marieta y Salazar debieran haberse inspirado en la pulgada rabiosa de Hedwig el mejor musical sobre transexuales de tiempos recientes.