Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 10 6 2005 ABC El líder del grupo irlandés U- 2 se convierte por un día en la estrella del Ejecutivo comunitario Un Bono en la UE y el otro en la OTAN E. SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Con más guardaespaldas que muchos jefes de Estado, el cantante irlandés y líder de la banda U- 2 fue ayer la estrella en el escenario de la Comisión Europea. No cantó, no bailó, no había focos, pero aun allí le persiguen las fans, los flashes y los periodistas. Cuando le preguntaron por qué se dedica ahora a luchar contra la pobreza en África, Bono respondió irónico: tal vez sea por megalomanía Si eso fuera todo, desde luego que estaría colmado en sus aspiraciones: viaja en avión privado, es recibido por los grandes del mundo y le escuchan los principales dirigentes políticos. Pocas personas hay hoy día en el mundo que susciten más atención que él y sin embargo, no necesita ganar elecciones ni rendir cuentas a ningún Parlamento. Seguramente no ha habido una rueda de prensa en la sede de la Comisión con más asistencia que la de ayer. La sala que acoge cada día a las 12 de la mañana a los comisarios y sus portavoces, para repasar las últimas directi- vas o las declaraciones políticas sobre las perspectivas financieras, estaba abarrotada ¿Qué ha pasado para que el presidente de la Comisión se atreva a recitar en público las letras de sus canciones y para que buena parte de los funcionarios que pululan en el mastodóntico edificio- -funcionarias la mayoría- -abandonen sus intrincados quehaceres para invadir la sala de prensa? ¿Bono? ¿qué Bono? porque ayer también estaba en Bruselas el ministro de Defensa en un Consejo de la Alianza Atlántica, aunque sin tiempo para quedarse al concierto de U- 2 que se celebrará hoy y que es el primero de una temporada europea. No le falta razón al cantante cuando se indigna porque en África mueren miles de personas por causas estúpidas También es cierto que hace falta más dinero en ayuda al desarrollo, pero él tampoco tiene la solución milagrosa para acabar con la pobreza. Y mientras difunde sus buenas intenciones, aprovecha para hacer publicidad. El cantante Bono, con Durao Barroso, ayer en Bruselas AP