Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 6 2005 Nacional 21 Los jueces decidirán si los menores condenados deben ir a prisión al cumplir 18 años La medida se aplicará de forma individualizada si así lo aconsejan psicólogos y educadores b El ministro de Justicia, Juan Fer- nando López Aguilar, anuncia que la reforma de la ley de responsabilidad penal del menor estará lista antes del verano ABC MADRID. El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha anunciado que la reforma de la Ley del Menor estará lista antes del verano. Entre otras novedades, incluirá mecanismos que refuercen la facultad de los jueces para decidir en cada caso si, alcanzada la mayoría de edad, es conveniente que las penas privativas de libertad se cumplan en prisión y no en un centro de internamiento para menores. En una rueda de prensa ofrecida ayer tras la reunión con el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Justicia e Interior, Franco Frattini, López Aguilar explicó que los cinco años de vigencia de la ley de Responsabilidad Penal del Menor han puesto de manifiesto la necesidad de introducir algunas reformas. Explicó que se reforzarán las facultades del juez para que pueda disponer de manera individualizada, y debidamente asesorado por peritos e informes facultativos, que la pena privativa de libertad se cumpla en centros penitenciarios a partir de la mayoría de edad López Aguilar aclaró que no se trata de una regla general sino de la adopción de medidas individualizadas en aquellos casos en los que los informes periciales así lo aconsejen. Como ejemplo, el ministro se refirió al distinto tipo de internamiento que requerirían, por ejemplo, un menor que hubiera cometido un delito de una determinada entidad y otro que hubiera cometido un delito muy grave poco antes de cumplir la mayoría de edad. Este último sería sometido a juicio ya con 18 años. El ministro se mostró partidario de buscar una mayor proporcionalidad entre las medidas de internamiento y la gravedad de los delitos de los menores, lo que no significa- -precisó- -un endurecimiento general Ampliar el abanico Esa sería la fórmula para paliar la carencia de una ley en la que el abanico de medidas de internamiento no contempla variaciones suficientes para distinguir entre los delitos de menor entidad y aquellos que por su brutalidad reflejan una mayor peligrosidad del individuo y requieren un tratamiento más extenso en el tiempo para la reinserción del autor. López Aguilar y Frattini mantuvieron ayer una reunión cuyo objeto era analizar las consecuencias de las consultas sobre la Constitución Europea hechas en Francia y Holanda así como el plan de acción del Consejo y la Comisión de la UE para reforzar el espacio de libertad, seguridad y justicia. Ambos destacaron la necesidad de reforzar la protección de los menores, especialmente a los que son víctimas de delitos, y expresaron su apoyo a la creación de un registro europeo de condenas que complete el esquema de cooperación existente entre Francia, España, Alemania y Bélgica. La Policía local de Alicante escolta cada día hasta el colegio a un menor ecuatoriano que fue agredido EFE ALICANTE. La Policía Local de Alicante tuvo que proteger ayer a un adolescente de 15 años y de origen ecuatoriano que denunció haber sufrido agresiones, amenazas de muerte e insultos de corte racista, supuestamente por parte de un joven de 18 años, a la salida del instituto en el que cursa sus estudios. El acoso al que se vio sometido le llevó a no acudir al colegio, donde ha regresado tras la actuación policial. Fuentes policiales indicaron que las labores de protección se están desarrollando desde principios de junio y como consecuencia de la denuncia de un familiar del menor. Éste acudió a la Policía para poner de manifiesto que el 6 de mayo un individuo de 18 años había agredido al chico con la antena de un automóvil a la salida del centro docente donde estudia la presunta víctima. El denunciado- -que tiene antecedentes penales por robo con violencia- -al parecer no está matriculado en el mismo instituto. Según la denuncia, el agresor habría proferido amenazas de muerte e insultos de corte racista contra el menor. Dos días después de ocurrir estos hechos, y siempre al salir de clase, el menor tuvo que huir al ver que el agresor- -que ha sido identificado gracias a la descripción facilitada por testigos, pero no localizado- -le estaba esperando con ánimo de agredirle de nuevo.