Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 6 2005 Nacional 15 Paisajes elecciones gallegas Los comicios no variarán el futuro; ya está escrito Francisco Cruz prefiere ser prudente a la hora de valorar las consecuencias que tendrán para la ciudad de Ferrol los resultados de los comicios del 19- J. No creo que vaya a variar el destino de Ferrol, que ya está escrito. Sí puede haber variaciones en los plazos de ejecución de algunas obras de infraestructuras, en función de si el nuevo Gobierno es de uno u otro color político Más allá, asegura que el empresariado ferrolano está expectante e ilusionado ante lo que va a llegar en los próximos cuatro años, y como medida concreta pide la separación del sector de reparaciones de los astilleros de Navantia, porque tiene un margen de crecimiento enorme que ahora está asfixiado por los acuerdos firmados con la UE, que no le permiten contratar obras civiles que superen el 20 por ciento del total El sindicalista Manuel Grandar ve la situación de manera muy distinta al empresario Francisco Cruz. Quiero que cambie el Gobierno de Galicia y creo que ahora es posible que eso suceda. Todo esto que hemos vivido aquí comenzó con el Partido Popular en el poder y deben producirse consecuencias. Ha habido desastres como el del Prestige la Xunta no tiene planes industriales. Creo que en Ferrol el PP no cosechará muchos apoyos, aunque ahora tiene la alcaldía después de muchos años de gobierno de la izquierda Trabajadores de Izar Ferrol pasan junto a una barricada en llamas durante una protesta del invierno pasado ABC Los trabajadores de los astilleros de Ferrol están cansados. Año y medio de lucha en defensa de sus empleos ha pasado factura y, a pesar del acuerdo final, creen que no hay futuro. Los empresarios afirman que lo hay... si llegan las infraestructuras prometidas Las secuelas del combate naval TEXTO: PABLO MUÑOZ FERROL. A la puerta de los astilleros de Ferrol, los trabajadores de Navantia vuelven a concentrarse por enésima vez en los últimos años. En esta ocasión es por la muerte de cuatro personas en accidentes laborales en sólo una semana. No falta nadie a la propuesta, pero en el rostro de estos hombres se ve el cansancio acumulado tras año y medio de movilizaciones, algunas con episodios de violencia, en defensa de su empleo. Hace unos meses llegó el acuerdo, pero no les ha devuelto la esperanza. Entre ellos, la ilusión por el futuro brilla por su ausencia: No hay nada que hacer, esto no tiene arreglo afirma un hombre maduro, de pelo cano y barba de varios días vestido con un mono de trabajo en el que aún se lee la leyenda Izar, el antecedente inmediato de Navantia. Afirma que ha participado, como la mayoría de sus compañeros, en todas las protestas, pero a pesar de haber logrado salvar de momento el empleo en su conversación no aparece ni un mínimo de satisfacción. Manuel Grandar es ya, a pesar de su juventud, un veterano en la lucha sindical. Viste pantalón y camisa vaqueros, y detrás de sus gafas redondas se esconde una mirada de cansancio. Es miembro del comité de empresa y su análisis resulta demoledor: ¿Futuro? La realidad es que ya somos la séptima Cariño Rías Altas Cabo Prior Narón Cadeira Mera FERROL La Coruña Puentes de Fene García Rodriguez Pontedeume Cabreiros A- 6 Teixeira Betanzos Cerceda A- 9 N- 550 Mesía Ordes N- 634 LUGO Sobrado ciudad de Galicia. En sólo 20 años once mil familias se han ido de aquí. Hay un envejecimiento terrible de la población. Tanta lucha como hemos vivido agota, incluso hay sindicalistas que también han preferido marcharse a otra parte. Es una ciudad sin alegría, no se sabe qué va a pasar con ella. ¿Futuro me pregunta? Muy complicado Y sobre los contratos firmados con Noruega y Venezuela, es claro: Son contratos políticos, acordados entre políticos y tienen contrapartidas. Por ejemplo, hemos adquirido material militar al primero de esos países, y és- ta es la compensación dice con un enorme escepticismo. Francisco Cruz es presidente de la Cámara de Comercio de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, y su discurso es radicalmente distinto. Hay esperanza, el futuro es bueno y los discursos catastrofistas no ayudan. Si llegan las infraestructuras, que son vitales para nosotros, se puede ser optimista Profundo conocedor del tejido productivo de Ferrol, este empresario asegura que ya se ha superado la fase negativa, la de la reestructuración del sector naval, que ha sido difícil porque de los astilleros dependía en gran parte todo el sector industrial de la ciudad. Ahora, insisto, la clave son las infraestructuras, el puerto exterior, junto al que se quiere construir una planta de gas o la creación de suelo industrial Cruz cree que a partir de ese momento podrá comenzar la diversificación industrial y el futuro será atractivo para el empresario, y por tanto también para los trabajadores Y, finalmente, destaca que lo que quieren los empresarios es que se acaben de una vez las subvenciones, que se pague dinero para el asentamiento de empresas, que luego siempre resultan fallidas. Lo que tiene que hacer el Gobierno es infraestructuras. Ni más ni menos