Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Toros JUEVES 9 6 2005 ABC (Viene de la página anterior) ENTREBARRERAS Aseguró la oreja con una estocada baja, que no restó en cariño ni en torería, que ayer El Cid fue más dios en contraste con sus compañeros. Otra debió ser con su primero, de arboladura caída, acapachada y gacha, leña triste. Los capotazos de El Alcalareño, perfecto en la lidia, provocaron que el toro rompiese hacia delante, con su noble mansedumbre a cuestas y su rajada premonición en los lomos. El Cid lo entendió con la mano de la cuchara, dejándole la muleta en la cara, en línea y trazo largo. Tres series, tres, de curso fluido. Se rajó el toro, y a izquierdas El Cid se quedó inconcluso, cariconformista con las huidas. A Miguel Abellán se le nota la inactividad, aunque su toreo sigue en la tónica toscota y paisajista: Abellán se tumba mucho para componer los muletazos o descomponerlos, no adelanta la muleta ni lo que hace contiene pureza. El cuarto le permitió estar, estar mucho, y pegar una gran cantidad de derechazos y naturales sin nota ni emoción estética algunas. Faltaron los condimentos para aliñar la pastueña embestida del samuel, más humillada que la del anterior de su lote, sin clase ninguna y crujido en varas. Los embrujos y duendes de Antón Cortés se apagaron a plomo con el tercero, suelto del peto como sus hermanos e invisible en la muleta insegura y entregada a la derrota de Cortés, que no permitió verlo. Me siento orgulloso de haber vuelto a triunfar en Madrid GONZÁLEZ LINARES MADRID. Manuel Jesús El Cid sumó una oreja más en Las Ventas. Oreja, en su opinión, de mucho peso, pues me ha costado más trabajo que las de días anteriores, porque la corrida de Samuel, sin ser mala, ha sido muy a contraestilo de Madrid y difícil para meter a la gente en las faenas El Cid habló de sus toros: A mi primero le he dado muletazos buenos por el derecho, hasta que se rajó, y con el otro he estado muy bien. Un toro al que le costaba pasar, pero al que, a base de sobarle y de dejarle la muleta, logré cuajar. En conjunto me voy contento por la buena tarde que he echado y me siento orgulloso de haber vuelto a Madrid después de triunfar en San Isidro, aunque algunos puedan pensar que era de locos Miguel Abellán dijo irse decepcionado porque los toros, desgraciadamente, me han ayudado poco Antón Cortés señaló que la corrida ha sido a contraestilo para mi forma de concebir el toreo El Cid sufrió una voltereta con el quinto, al que cortó una oreja Al engallado y muy colocado sexto, más decoroso y no menos afligido el matador de Albacete, lo pasó de pitón a rabo sin ponerse ni una sola vez en el sitio. Acelerado y sin reposo, lo que duró el toro antes de que buscase el campo y a la madre que lo parió no lo aprovechó. Incluso rajadito en la raya se dejaba querer. Pero ni querer ni poder. Ante la organización perfecta de la Comunidad en los carteles del 2 de ma- BOTÁN yo y Beneficencia no queda otra que destocarse. El acierto de Martín Marín y Gómez- Ballesteros no debe permitir Esperanza Aguirre que quede sin premio. Lograr además que el festejo de mayor categoría de la temporada, con el Rey presidiendo y respaldando, no se difunda por TVE para toda España por unos cuantos milloncejos de las viejas pesetas es reinversión en la Fiesta en estado puro. ¿O alguien lo duda?