Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional JUEVES 9 6 2005 ABC Venezuela celebra su contundente victoria en la cumbre de la OEA b En la declaración final, no se incluye la intención de Washington de dar a la OEA un papel de vigilancia sobre las democracias en América Latina ABC CARACAS. Venezuela reivindicó ayer como una contundente victoria diplomática el rechazo por la Asamblea General de la OEA de una propuesta de Estados Unidos para vigilar a las democracias en las Américas, que Caracas consideraba como dirigida en su contra. Andrés Izarra, ministro de Información venezolano, destacó que Caracas asumirá con humildad esa victoria. Nosotros esperamos que EE. UU. reflexione acerca de las políticas que viene aplicando en América Latina aseguró el ministro. Lula da Silva saludaba ayer al primer ministro de Belize, Said Musa (izquierda) de visita oficial en Brasil EPA Aislar a Chávez En la declaración final de la OEA, adoptada el martes en la cumbre celebrada en Fort Lauderdale (Florida) no se incluye la principal petición de Washington. Venezuela consideraba esa propuesta como un intento norteamericano de presionar y aislar al Gobierno del presidente Chávez. Izarra destacó que de 94 resoluciones aprobadas en el organismo interamericano, 8 de ellas fueron propuestas por Venezuela, tres de las cuales se refirieron al rechazo del monitoreo a la lucha contra el terrorismo y a la defensa de la libertad de expresión. El ministro insistió en que Caracas quiere mantener las mejores relaciones con Washington e instó a que los legítimos representantes venezolanos sean recibidos en su más alto nivel por el Gobierno de los Estados Unidos El embajador venezolano en Washington, Bernardo Álvarez, designado en 2003, fue recibido una sola vez por Roger Noriega y nunca por los secretarios de Estado, dijo Izarra. Lula da Silva contraataca y destituye a varios sospechosos de corrupción El presidente de Brasil se defiende de las denuncias de sobornos políticos Gobierno se enfrentan a las acusaciones de un importante aliado, Roberto Jefferson, que acusa al tesorero del PT, Delubio Soares, de pagar sobornos VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. Cortaremos en carne propia si fuera necesario Con estas palabras, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dejó claro que llevará hasta las últimas consecuencias las recientes acusaciones de corrupción que cayeron esta semana como una bomba sobre su Gobierno y su formación política, el Partido de los Trabajadores (PT) En un esperado discurso realizado anoche en la apertura del Cuarto Foro Global del Combate a la Corrupción, b Lula y su en Brasilia, Lula declaró estar plenamente consciente de sus atribuciones como primer mandatario afirmó tener responsabilidades sobre sus hombros y que no ha olvidado los compromisos que asumió frente a los que lo eligieron. Tengo además una biografía por preservar, un patrimonio moral, una historia de décadas en defensa de la ética política dijo. El presidente Lula ha anunciado la destitución de los presidentes y directores de Correos y del Instituto de Reaseguros, sobre los que recaían sospechas antes de las denuncias contra Soares, el tesorero de su partido. Lula y su Gobierno se enfrentan a las acusaciones de un importante aliado, el presidente del Partido Laboral Brasileño (PTB) Roberto Jefferson, que acusa al tesorero del PT, Delubio Soares, de pagar sobornos mensuales de 12.500 dólares a parlamentarios alia- dos a cambio de votos en el Congreso. En entrevista al diario Folha de São Paulo, Jefferson dijo también que avisó a Lula sobre las acciones de Soares, y que después de eso los sobornos cesaron, lo que hace al mandatario sospechoso de complicidad. El ministro de Articulación Política, Aldo Rebelo, admitió que Lula ordenó que se investigara y no encontró ninguna evidencia. El presidente del PT, José Genoino, anunció que su agrupación también pasará a la ofensiva para defender por todos los medios al partido de las denuncias que recaen sobre su tesorero. La denuncia más grave Esta denuncia es considerada la más grave desde que Lula asumió el poder en 2003, capaz incluso de complicarle la reelección de 2006. Fue justamente la presión de las investigaciones sobre la empresa de Correos, que envolvían también a Jefferson, la que originó la entrevista. La oposición pedía hace un mes la apertura de una comisión parlamentaria para investigar las denuncias de soborno que envolvían al PTB y a Jefferson. Líderes políticos del PT desacreditaron a Jefferson, pues consideran que está usando la historia para defender su pellejo en las investigaciones de Correos. Lula decidió que se abra esta investigación sobre Correos, que la semana pasada trató de bloquear en el Congreso, sin éxito. Pero, a pesar del discurso enfático y de los despidos, no habló aún ni de Delubio Soares ni de una comisión sobre el caso. A pesar de la gravedad de las denuncias, Jefferson, que tiene una trayectoria política polémica tras defender al ex presidente Collor de Mello, no aportó pruebas.