Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional JUEVES 9 6 2005 ABC Son parte de un plan de nuestros adversarios se justifica Rabat LUIS AYLLÓN CÓRDOBA. El viceministro de Exteriores de Marruecos, Taieb Fassi- Fihri, aseguró ayer en Córdoba, tras entrevistarse con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que las delegaciones de Madrid y Cataluña que han tratado deentrar en los últimos días en el Sahara Occidental son cien por cien hostiles a su país. El influyente número dos de la diplomacia marroquí no recibió durante la reunión con Moratinos queja alguna del Gobierno español, que ha optado por facilitar las visitas parlamentarias organizadas de acuerdo con Rabat por considerar que pueden ser más fructíferas que las otras, que cree estériles según fuentes diplomáticas. Fashi- Fihri no dudó en afirmar que no aceptarán comitivas bajo el paraguas de una comisión de investigación porque estiman que forman parte de un plan trabado por nuestros adversarios que lo que pretenden es que haya hostilidades entre España y Marruecos Marruecos impide por segunda vez la entrada en el Sahara de una delegación española Representantes de partidos y ONG catalanes tampoco pudieron ni bajar del avión b La delegación mantuvo una fuer- te discusión con los agentes marroquíes y exigió en balde la presencia de autoridades diplomáticas españolas LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL EL AAIÚN (SAHARA OCCIDENTAL) Visto lo visto, las delegaciones españolas que quieran entrar en el Sahara Occidental deberán: no defender las tesis independentistas y contar con el plácet del Gobierno de Zapatero. El eje Rabat- Madrid ha vuelto a funcionar y la delegación catalana- -con parlamentarios y comités de apoyo a los saharauis- -que aterrizó en El Aaiún se dio de bruces con las autoridades marroquíes que, al igual que sucedió con el grupo llegado de Madrid el domingo, no les autorizaron ni a salir del avión. Estaban avisados por el reino alauí de que no iban a ser bienvenidos, pero con su viaje de ida y vuelta, según explicaron, defendían su derecho a comprobar la situación interna después de los últimos altercados Marruecos, que ocupa la ex colonia española desde 1975, insiste en tener todo bajo control y no parece que vaya a dejar entrar a delegación alguna al margen de la pactada con el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, de la que ya se ha apeado el PP. Hora y media en la pista Durante hora y media, el aparato de la compañía Binter procedente de Las Palmas estuvo parado en la pista de aterrizaje, mientras un nutrido grupo de agentes de traje y corbata y personal de la wilaya (el Gobierno civil) de El Aaiún decidían quién podía bajar y quién no. Se trataba de que no pisara tierra ninguno de los integrantes de la delegación catalana. De nada sirvió que reclamaran la presencia de alguna autoridad española- -Madrid sólo cuenta en el Sahara con una depositaria de los bienes del Estado a la que ni siquiera se dejó acceder a la pista- -o de representantes de Naciones Unidas. Con la negativa consumada sólo quedaba el intento del motín a bordo para impedir el regreso a España. Varios de los integrantes de la delegación se negaron a tomar asiento pese a los insistentes avisos del comandante del aeroplano. El grupo estaba formado por dos representantes de la Asociación Catalana de Amistad con el Pueblo Saharaui y los parlamentarios autonómicos Rafael López, del PP; Albert Batalla, de CiU; Jordi Castells, de ERC, y el diputado en el Congreso Joan Herrera, de IU- ICV. Informe sobre los disturbios Por otro lado, Marruecos ha aceptado una iniciativa española para que la misión de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental (MINURSO) elabore un informe sobre los disturbios que se han registrado estos días pasados en varias ciudades saharauis, informó ayer en Rabat el secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, Bernardino León. Algunos miembros de la delegación intentaron amotinarse para evitar la salida del avión