Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MIÉRCOLES 8 6 2005 ABC SE DICE SE COMENTA EL DELEGADO, INCÓMODO No está el Delegado del Gobierno de Madrid en su mejor momento. Constantino Méndez se siente atrapado y en su entorno más próximo se le escuchan lamentos por culpa del caso Bono Los socialistas saben que el PP ha mordido bien la presa y que será difícil salirse de rositas. De hecho, hay quien se atreve a decir que el Delegado nunca mirará hacia arriba o hacia algún mando policial cuando se trate de buscar responsabilidades, pero no será por falta de ganas. La carta del ministro, definitivamente, ha colmado el vaso. MADRID AL DÍA MADRID 2012, EN CLAVE POLÍTICA Madrid 2012 no iba a ser una excepción y también la candidatura olímpica se interpreta en clave política. Para ser más exactos, ya se cruzan hipótesis sobre el escenario que tanto una victoria o una derrota supondrá en el mapa político del PP. Si en Singapur sale cruz, hay dos teorías: una, la de quien se decanta porque saldrán al aire la influencia que habrán tenido las disputas entre Gallardón y Aguirre; otra, que no se ha trabajado bien la candidatura. ¿Y si gana? Sólo hay una pregunta: ¿Gallardón será alcalde en 2012? EQUILIBRIO LUIS PRADOS DE LA PLAZA LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es PP en Moratalaz Yo soy vecina y afiliada al PP de Moratalaz desde hace muchos años, y nunca habíamos conocido una situación como la de ahora. Ignacio Pezuela no merece presidir ni la junta de vecinos de su casa, por las numerosas irregularidades que cometió durante la asamblea celebrada el pasado 23 de abril y menos seguir trabajando como asesor técnico en la Junta Municipal de Moratalaz. Sería fácil aclarar los detalles de las irregularidades que motivaron la impugnación de la asamblea pero señalaré sólo una: todo ocurrió en presencia de cargos del PP de Madrid, nunca hubo ninguna tensión que no fuera la fabricada por Ignacio Pezuela y según éste para ejercer el derecho a votar hacia falta pagar cantidades que oscilaban entre 5 y 150 euros sin ningún documento de afiliación que avalase esa cantidad. Hay muchas más irregularidades, pero la eco- Shakira. ANGEL DE ANTONIO Estoy desencantada por la duración del concierto de Shakira, que nos ofreció el Ayuntamiento, de apenas media hora. Ya que invierten nuestros impuestos podrían habernos dado el gusto de disfrutar de su música un poco más. Margarita Morales nómica es la más evidente para unos afiliados leales como son los del PP de Moratalaz. María Molina Molina do causa en la salud, este país tiene los niveles más altos del mundo, después de Japón. Escribo esto la madrugada del 4 al 5 de junio. Es la 1.30 de la madrugada, y no puedo dormir, porque a algún concejal lumbreras de Chamberí se le ha ocurrido montar una Ruido en Chamberí Mientras la OMS alerta sobre los perjuicios que el rui- jarana a 140 decibeles por no sé qué fiestas. Actúa el grupo Hijos del Humo a un volumen digno de un estadio de fútbol. Por puro azar (un postgrado sobre el ruido) tengo un sonómetro en casa: aquí se alcanzan los 100 decibeles con picos de 166. El umbral del dolor está en 145; el sonido de un jet despegando. Ese jet está debajo de mi casa. ¿A quién debo darle las gracias? Según una transposición a Ley de una Directiva Europea queda prohibido realizar ruidos de lugares públicos a partir de las 21 horas. Seguramente ese prócer de nuestra sociedad no sabe nada de eso, como probablemente no sepa nada de nada. ¿Tengo que darle una clase de acústica al incompetente que ha montado el sarao? Mi derecho al descanso es sagrado. Pero no existe el derecho de nadie a hacer ruido de madrugada en una plaza pública, con o sin la aquiescencia de las autoridades públicas. Jaime Ramos Martín DIMES Y DIRETES SUPERAR EL VACÍO EUROPEO rrada a mencionar la herencia roduce perplejidad el recristiana- y proyectar los mejochazo que recibe la mal res anhelos y esperanzas del viellamada constitución eujo continente, se perdieron en ropea. Los expertos señalan rauna maraña de prescripciones zones diversas, incluso contraburocráticas, de las que sólo con dictorias, para explicar del roesfuerzo cabía espigar los princitundo no de Francia y la más CÉSAR pios aceptables que las inspiran. que contundente negativa holanNOMBELA Mucho ha habido de positivo desa. Madrugamos mucho en Esen los años de partencia españopaña para aprobar ese texto, con la a la Comunidad Europea. Del progreentusiasmo descriptible, baja participaso experimentado por nuestro país en esción y significativo porcentaje de noes. te período somos todos responsables, es Ahora lo exigible- como señala Aznarabsurdo afirmar que hemos recibido rees aplicarse a cumplir lo que está y sigue galos de los países más fuertes que nos vigente, el tratado de Niza o las normas obligan a hacer seguidismo, incluso sude estabilidad económica. El grupo de remisión a ellos. dactores, encargado de escribir el borraLos esfuerzos en pro de la cohesión dor, confundió lo que debía ser un texto han beneficiado a todos. Esa constatafundamental, con un complicado reglación fue sin duda lo que nos animó a mumento. En lugar de recoger las raíces del chos a expresar un apoyo a la defectuosa ser europeo- recordemos la negativa ce- P constitución que ahora agoniza. Pero, una sociedad como la nuestra, la sociedad española y en concreto la de Madrid, su síntesis más completa, tienen que saber cual ha de ser su aportación en estos momentos de aparente vacío europeo. Un vacío que reclama una mayor participación de todos, desde la esencia fundamental de Europa, de la que el ser de España es parte. Una apuesta por la consolidación de las libertades de los ciudadanos, al tiempo que por el esfuerzo que nos reclama este momento de la Historia, potenciar el avance del conocimiento- ciencia, tecnología, educación- como forma de servir sobre todo al desarrollo de la persona. Hay mucho que ofrecer en nuestra sociedad, para ese proyecto europeo que ahora reclama un reforzamiento inteligente, en medio de la confusión que vive. Con realismo, pero con convicción, desde el sur de Europa debemos reclamar una presencia más activa en la configuración de sus destinos. César Nombela es catedrático de la Complutense o me parecería justo acusar a las autoridades municipales de acelerar la capacidad de despilfarro económico, con el pretexto festivo de intensificar el desprecio olímpico hacia el automóvil. Por aquí se pierde la confianza popular, se pierden los nervios y hasta se pierden las elecciones si continúa la prepotente incompetencia. ¡Tanto suspirar por financiación para abordar más competencias, cuando hay tantas incompetencias en acto de servicio! Convendría que el señor alcalde (que ya va siendo partidario de la ley de capitalidad y de vez en cuando reconoce que la circulación rodada es el problema más serio de Madrid) le mande al concejal de la píldora de menores para desfacer entuertos en los días después, que no insista en el caos que mantiene la ciudad patas arriba. La gran cortina de humo artificial de este fin de semana ha consistido en un alarde de actividades cruzadas y apabullantes (el tinglado de la vieja farsa) que ocupa amplio espacio en la información del día, pero que no sirve para despreocupar a los madrileños de otros asuntos preñados de alarma y que no se solucionan con la pastilla: inseguridad ciudadana, escandaloso gatuperio policial que se lleva los dineros a la remanguillé, abusos acelerados de multas, agresiones contra el automóvil y abandonos de servicios obligatorios. A quienes se han atrevido a calificar mi última columna Bandidaje de artículo incendiario les he tenido que recordar que lo verdaderamente incendiario y siniestro (siniestro total) es el edificio Windsor y la manera de contarlo... A este paso, cuando el secreto a voces del sumario se desparrame del todo, el desequilibrio de Madrid seguirá interpretado por la autoridad oficial como el reequilibrio de esta ciudad, a mano armada de los concejales y asesores múltiples que nos representan. Si equilibrio se entiende como ecuanimidad, mesura, sensatez en los actos y juicios ¡ya me contará el personal que acribilla a los administrados- -y al modo que Larra los retrataba- -por qué insiste en la pirueta y en la improvisación de riesgos sobre la cuerda tensa del circo! Elevo, por eso, mis conclusiones provisionales a definitivas. Y, otrosí, digo que el orden y la coherencia se echan de menos. Lo importante no es sancionar a los madrileños decentes que cometieron el delito de comprarse un coche. N