Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 6 2005 35 Madrid Muere un delincuente que cayó seis metros desde la ventana de una comisaría al intentar escapar para conocer el proyecto; ahora va únicamente la comisión, de forma pública y transparente y con una serie de condiciones, entre las que están la de no recibir regalos de las candidatas. La comisión de evaluación únicamente había intervenido en dos ocasiones hasta ahora: para los Juegos de 2008, en que se eligió Pekín- -pese a que el informe hablaba de carencias menores en su candidatura- y para los juegos de invierno de Vancoover, que se celebrarán en 2010. La estadística ha jugado, durante muchos años, en contra de las favoritas. Así ocurrió para los Juegos de 1996, los del centenario de la era moderna. Atenas peleó por hacerse con ellos, y estaba segura de conseguirlo. Pero Atlanta, que se presentaba por primera vez, ganó con 51 votos sobre los 35 que consiguió la capital griega. La sorpresas se sucedieron en los siguientes Juegos, los de 2000: en esta ocasión, Sidney ganó, pese a que al estudiar su candidatura el COI había detectado problemas por la obligada cuarentena de caballos que vinieran de fuera, informa Efe. París perdió Milene Domingues, ex mujer de Ronaldo, con el bañador creado por una multinacional en apoyo de Madrid 2012 EPA Atlanta, Sidney, Atenas y Pekín fueron sedes pese a no ser las más valoradas Consiguieron superar a otras candidatas con mejor calificación final sobre cuál será la ciudad que albergue los Juegos de Verano de 2012 depende únicamente de los votos de los miembros del COI en Singapur SARA MEDIALDEA MADRID. Las favoritas no han tenido suerte en las últimas elecciones de sede olímpicas. Ni Atlanta- -que se alzó ante Atenas- ni Sidney- -que superó a Pekín- ni Atenas- -que se impuso a Roma- -ni Pekín- -que superó a París- -eran las b La decisión claras ganadoras en las quinielas previas a la decisión de la sede de los Juegos de 1996, 2000, 2004 y 2008, respectivamente. La estadística parece dar ánimos a Madrid, que aunque está en el grupo de las favoritas, no aparece encabezando ningún ranking a 28 días de la gran decisión de Singapur. El informe de la comisión de evaluación, que fue hecho público ayer por el Comité Olímpico Internacional (COI) no despejó mucho el panorama: de las cinco candidatas, dos salían peor paradas- -Moscú y Nueva York- -y las otras tres mantenían niveles muy similares- -aunque ligeramente inclinados hacia París- dentro del cumpli- miento de los requisitos del COI. Las autoridades olímpicas madrileñas no se mostraban públicamente preocupadas por el resultado del informe; consideraban que en él se reconocían muchas buenas cualidades del proyecto de Madrid para 2012. La evaluación, además, no es vinculante, ni ha tenido mucho peso hasta ahora en los casos en que se ha aplicado. La estadística, en contra En realidad, sólo existe una comisión evaluadora como tal desde que se adoptó esta decisión en el COI en el año 1999. Antes, los miembros del COI podían viajar a las ciudades candidatas Roma era la gran favorita para los Juegos de 2004. Así lo recogía la prensa el día antes de que la Asamblea del COI decidiera la sede definitiva. Presentaba unos Juegos innovadores con un fuerte apoyo popular- -81 por ciento- y un estadio para 85.000 personas. Al final, Atenas la superó por 66 votos a 41 en la última votación, después de tres descartes. París era también la preferida en el año 2001, cuando se presentaba- -por segunda vez- -a los Juegos, en este caso, a los de 2008. Ya lo había intentado para los de 1992, y en aquella ocasión, se quedó fuera por el triunfo de Barcelona. Esta segunda, pensaban todos, iba a ser su ocasión: era la rival con más aspiraciones de triunfo y la única, según la prensa del momento, capaz de presentar la batalla a Pekín. Al final, la capital gala quedó en un humillante tercer puesto, detrás de Toronto. Y Pekín ganó. Nadie sabe qué pasará el 6 de julio en Singapur. Los miembros del COI decidirán en función de lo que dice el dossier, lo que han valorado los examinadores, y según lo que su experiencia deportiva les dicte.