Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 6 2005 Internacional 31 Bush y Blair propondrán al G- 8 condonar toda la deuda de los países más pobres El presidente de EE. UU. anuncia la concesión de 674 millones para combatir el hambre en África b Ambos mandatarios estudian la aplicación de medidas de ayuda al desarrollo que contrarresten el papel de los Estados Unidos y Gran Bretaña en la guerra de Irak ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Con el espaldarazo de una reelección arduamente conquistada, Tony Blair regresó ayer a Washington para entrevistarse con el presidente estadounidense, George W. Bush, quien no olvida que el apoyo de Londres a Washington en la guerra de Irak estuvo a punto de costarle a Blair la reelección. Preocupados ambos mandatarios por contrarrestar el malestar originado en buena parte del mundo por la intervención armada en Irak, Bush anunció ayer ante la prensa que trabaja con Blair en una propuesta conjunta que presentarán en la próxima cumbre del G- 8, los días 6 y 7 de julio en Escocia: Nuestros países trabajan en una propuesta que- -de ser aprobada- -eliminará la totalidad de la deuda de los países más pobres afirmó Bush. El presidente, sin embargo, no precisó detalle alguno sobre esta propuesta, a presentar a Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Rusia, sus socios en el G- 8. Blair precisó que la propuesta tratará de asegurar que las instituciones financieras no resulten penalizadas por la iniciativa Tony Blair y George Bush en la Casa Blanca comprometió a entregar al Fondo de las Naciones Unidas para África, indicó McClellan, aunque buena parte de ese dinero no ha sido desembolsado. Esta ayuda está condicionada a requisitos de la mayoría republicana del Congreso, como la exclusión de clínicas donde se practiquen abortos o se fomente el control de la natalidad. Brasil rechazó recientemente una partida de ayuda contra el sida por estar sujeta a una condena de la prostitución. Blair, liberado de nuevos escrutinios electorales, coincide en objetivos EPA Ayuda suplementaria Bush anunció también la concesión por parte de EE. UU. de 674 millones de ayuda para África. El portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, precisó que los 674 millones se librarán como ayuda suplementaria para África. De esta partida, cerca de 500 millones de dólares serán invertidos en comida destinada en gran parte a Eritrea y Etiopía. Esa cantidad se agrega a los casi 1.400 millones que EE. UU. ya se y planteamientos con Bush, por lo que ha decidido concentrar sus esfuerzos en atajar la pobreza y las epidemias que sabotean el camino africano al desarrollo. El primer ministro británico pretende que la cumbre del G- 8 en Escocia suponga el banderazo de salida para un compromiso sustancial de los ricos con el continente más castigado. La imposición de límites obligatorios a las emisiones de gases a la atmósfera es un campo de desavenencia con Washington que ayer, sin embargo, no se disipó.