Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 6 2005 Nacional LA POLÉMICA TERRITORIAL QUINCE REPRESENTANTES DE LA CULTURA, CONTRA MARAGALL 15 Félix Ovejero La identidad se tiene, no hay que conservarla Félix Ovejero denunció que Cataluña cada vez se parece menos a la Cataluña real y rechazó hablar de una franja política concreta- -derecha o izquierda- -para abogar porque el nuevo partido abarque un espacio común presidido por la idea de ciudadanía El escritor, que recordó que proviene de la izquierda radical señaló que si nos gastamos el presupuesto en identidad no llega para políticas sociales y advirtió que los desatendidos son el 60 o 70 por ciento de los catalanes que tienen su origen fuera de aquí El PSC se defiende y dice que el manifiesto presenta una visión irreal del país ERC asegura que los autores se sitúan en la marginalidad política b El PP catalán aplaude una inicia- tiva que provoca el debate de una sociedad adormecida aunque advierte que no comparte todos sus postulados I. A. BARCELONA. La presentación del manifiesto Por un nuevo partido político en Cataluña provocó ayer la reacción, nada entusiasta, de todo el arco parlamentario catalán. La respuesta oficial llegó del consejero jefe de la Generalitat, Josep Bargalló, quien aseguró profesar todo su respeto por el debate abierto con el manifiesto pero cuestionó a sus impulsores al asegurar que se autocalifican de intelectuales Mucho más dura fue la reacción de los partidos que dan apoyo al gobierno tripartito, especialmente ERC, que durante la presentación del manifiesto se convirtió junto al PSC en centro de las críticas, mientras los socialistas acusaban a los impulsores de dar una visión irreal de Cataluña. El portavoz republicano en el Parlamento catalán, Joan Ridao, aseguró Xavier Pericay Nuestra confianza en el PSC y el PP es prácticamente nula Oficialmente los únicos partidos nacionalistas son CiU y ERC, los otros no lo son y por tanto se pueden sentir aludidos por el manifiesto advirtió el escritor y colaborador de ABC Xavier Pericay, quien señaló, sin embargo, que nuestra confianza es prácticamente nula convencido de que ni el PSC ni el PP están dispuestos a combatir al nacionalismo Constatada la desconfianza en los partidos actuales, anunció que un proceso que debe tender a regenerar la clase política catalana para acercar la política a la realidad catalana y romper así la situación actual. que el documento demuestra tener un escaso rigor analítico y un evidente carácter panfletario y demagógico lo que a su juicio sitúa a los autores dentro de la marginalidad política Ridao concluyó que la ficción política denunciada por el manifiesto hace referencia a la reforma del Estatuto y la financiación lo que representa, como mínimo, un grave menosprecio a la voluntad popular expresada en las urnas La diputada socialista Lidia Santos, por su parte, consideró que no hay necesidad de un nuevo partido porque el PSC es un partido catalanista, no nacionalista y se mostró convencida de que más que erosionar al PSC, quizá erosiona la convivencia, pero creo que en estos momentos no llega ni a esto Santos rechazó ade- Artur Mas rechaza que culpen al nacionalismo de todos los males e ICV ve una maniobra lerrouxista más que exista conflicto entre pedir más autogobierno para Cataluña y defender la convivencia en el Estado de todos los pueblos de España Más conciliador se mostró el portavoz del PP, Francesc Vendrell, quien apuntó que el manifiesto es bueno porque genera debate en una sociedad muy adormecida y muy políticamente correcta Vendrell reconoció no compartir todos sus postulados aunque coincidió en que en Cataluña tenemos una política de mirarnos demasiado a nosotros mismos y que olvida otros debates importantes El presidente de CiU, Artur Mas, replicó al grupo de intelectuales impulsores del manifiesto, que es irreal culpar al nacionalismo catalán de todos los males de Cataluña En declaraciones a COM Radio, Mas aseguró que históricamente a Cataluña siempre le han cortado las alas y ha tenido que competir en un terreno de juego desequilibrado con respecto al resto de España. Por último, el portavoz de ICV, Joan Boada, negó cualquier deriva nacionalista del tripartito y tachó la iniciativa de maniobra de carácter lerrouxista