Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 8 6 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a las mismas. LA MODA ES: QUEDA USTED DESPEDIDO Señora Manjón: Víctimas del terrorismo son los muertos y los mutilados. Y también los secuestrados y los amenazados (tal vez no lloren cada mañana, pero se levantan cada día con una diana en el portal o una carta llena de muerte) y los escoltados (que no pueden ni llevar a sus hijos al colegio sin poner en peligro sus frágiles vidas) y los exiliados (que han tenido que dejar su tierra y su vida para poder vivir) Víctimas del terrorismo son sus padres, sus hijos y sus viudas o viudos. Y hermanos, familiares y amigos que tuvieron que enterrar a escondidas a los suyos mientras escuchaban ese devuélvenos la bala o ese algo habrán hecho ¿se imagina, señora Manjón, que el asesino de su hijo le pidiera, muerto de risa, que le devolviera la metralla? ¿O que montara un locutorio justo enfrente de su casa, tras pasar unos pocos años en prisión? ¿O que en lugar de recibir los homenajes, el cariño y la comprensión del Gobierno y de la gente recibiera insultos, desprecio e ignorancia? Víctimas del terrorismo son los niños inocentes. Y también los periodistas y los concejales y los militares y los policías y los guardias civiles y los empresarios y los trabajadores y los funcionarios de prisiones... Y todos son igual de inocentes. Víctimas del terrorismo son los que han perdido un hijo, un hermano o un amigo o las piernas o la cordura o su casa. Víctimas del terrorismo son los que cobran como tales. Y también los que, además de no cobrar, pagan cada día con sufrimiento o con llanto o con lucha o con resignación... o manifestándose para que sus gritos y los de sus muertos no se conviertan en una sonora carcajada en boca de sus asesinos. Hay muchas víctimas del terrorismo que no han perdido un hijo, señora Manjón, pero tampoco han perdido su dignidad. José Álvarez. Oviedo. C HARLES Wilson, ejecutivo principal de la General Motors, nunca dijo: Lo que es bueno para la GM es bueno para los Estados Unidos Lo que dijo mientras estaba siendo interrogado por un Comité del Senado que examinaba su idoneidad para ejercer el puesto de secretario de Defensa en tiempos del presidente Eisenhower, cargo que llegó a ejercer, fue algo distinto. A la pregunta de si tomaría una decisión LUIS IGNACIO adversa conPARADA tra la General Motors, respondió: Sí Y de inmediato añadió: Pero no puedo concebir tal situación porque toda mi vida he pensado que lo que es bueno para el país es bueno para la GM y viceversa El actual presidente de la General Motors, el mayor fabricante mundial de automóviles, anunció ayer en su junta anual de accionistas que eliminará más de 25.000 empleos y cerrará varias factorías en el país de aquí a 2008, con lo que ahorrará unos 2.500 millones de dólares. El problema de la GM es que su cuota del mercado interior ha bajado en dos décadas del 41 al 25 por ciento. En el primer trimestre de 2005 comunicó que había sufrido las mayores pérdidas trimestrales en 13 años, unos 1.100 millones de dólares, y que reduciría su producción anual de seis a cinco millones de unidades. Las agencias de calificación de riesgos han bajado la categoría de su deuda y los sindicatos aseguran que la caída de ventas se debe a la falta de inversión en nuevas tecnologías. Pero lo que ocurre es que la empresa lleva más de una década anclada en modelos pasados de moda y poco eficientes. Así que ha decidido ponerse a la moda... diciendo a 25.000 trabajadores: Queda usted despedido ¿Será tan bueno para Estados Unidos como para la propia General Motors que la solución a la competitividad sea unirse al carro del despido masivo? Porque hoy, ya se sabe, el mejor empresario es el que más despide. A la vista está. Nada más hacerse pública la noticia, la cotización de las acciones de la compañía en la Bolsa de Nueva York subieron 52 centavos. Un expolio de guante blanco El próximo sábado día 11 tendrá lugar una manifestación ciudadana en Salamanca para mostrar la disconformidad con la propuesta de los dirigentes republicanos catalanes de desmantelar el Archivo de la Guerra Civil ubicado en Salamanca, todo ello con el beneplácito del presidente del Gobierno de España, que está a merced de los deseos de un señor al cual los castellano- leoneses y resto de españoles no catalanes poco le importan; en Perpiñán lo dejó muy claro. Esta apetencia indecente de desmantelar el archivo salmantino se convierte en un expolio de guante blanco; a mí personalmente no me sorprende porque Esquerra Republicana de Catalunya ya demostró entre los años 1931 y 1936 su predilección por los saqueos del patrimonio común, cuando cientos de conventos, iglesias e incluso alguna catedral fueron quemados (por no mencionar la suerte de algunos de sus moradores) eso sí, previo desvalijamiento de copones, custodios, patenas, valiosísimas obras de arte y otros motivos brillantes, que Dios sabrá dónde residen hoy y qué casas adornan, ¿no creen? No se trata sólo de los documentos en sí, sino también de la propia dignidad de los castellanos y los leoneses. Si cedemos ante esto, ¿ante qué no nos harán ceder? El actual Gobierno socialista, estando en la oposición, siempre legitimó la voluntad popular que emana de las manifestaciones. ¿Tendrá en cuenta el presidente de España el clamor popular de aquéllos que nos manifestemos el sábado en Salamanca? Creo que no; más bien este leonés, indigno de ello, preferiría continuar en el huerto con un señor que entre arrullo y arrullo le presta sus votos a cambio de desmantelar no sólo el archivo, sino, a largo plazo, la propia nación. Ignacio Soria Aldavero. Soria. tor de la Universidad Carlos III y Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo. De ello se derivan explosivas consecuencias: por un lado, queda en tela de juicio la independencia respecto del poder político de una institución como la Universidad que él dirige. Y lo que es más grave, sólo puede dedicar a las víctimas del terrorismo un tiempo y un esfuerzo muy limitados, el que le sobra de la Universidad. Así se entiende que, pese al poco tiempo que lleva en el cargo, ya ha puesto de acuerdo a la mayoría de las víctimas, las representadas por la AVT, en pedir su dimisión. Señor PecesBarba, dimita. Juan Díaz Gil. Madrid. Hierve América Latina Se están convirtiendo casi en una rutina. Las grandes manifestaciones y la caída de presidentes en países latinoamericanos, como Ecuador y Bolivia, no se detienen. Los ingredientes de las crisis en estos dos países han sido comunes: una insostenible situación de pobreza en amplias capas de la población y la revuelta popular en nombre de la nacionalización de los recursos energéticos. En el trasfondo, varios planes de ajuste estructural (PAE) del Fondo Monetario Internacional que han abierto estos países al comercio, pero que, sin embargo, la población no ha podido apreciar en la mejora de su calidad de vida. Mientras tanto, Bush sigue llamando desde la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) a unir América a través del comercio, para estimular así el progreso económico y las democracias fuertes. ¿No ha llegado ya el momento de reflexionar sobre la idoneidad de esta política, preocupada, casi exclusivamente, por la apertura comercial? El riesgo de que algunos países latinoamericanos caigan en el populismo autoritario surgido de las urnas de la mano de nuevos Chávez es importante. Tal vez la UE podría ayudar a la reflexión en este sentido en el ámbito del diálogo trasatlántico con Estados Unidos. Javier Hervás Vigueras. Barcelona. melo ha concluido, pero su resultado no ha sido muy fructífero: aproximadamente el 3 por ciento de los parlamentarios catalanes no han podido acreditar ningún cobro de comisiones por adjudicación de obras. En lo referente al derrumbe, han considerado que no debe haber dimisiones ni asumirse responsabilidades políticas, excepto las de los cargos de segunda fila que ya fueron destituidos. Como era de esperar, las querellas, acusaciones y promesas de investigar y llegar hasta el final, caiga quien caiga se han quedado en puro teatro político; a la postre, se han tapado las vergüenzas los unos a los otros. Han preferido seguir cómodamente instalados en esa ciénaga de intereses, silencios y complicidades llamada oasis catalán. María Palacios. Barcelona. Dimisión Sorprendentemente, el señor Peces- Barba compatibiliza dos cargos que exigen una intensísima dedicación: rec- Sigue el oasis catalán Finalmente la Comisión de Investigación del Parlamento de Cataluña sobre el Car-