Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 8 6 2005 ABC SE BUSCA FLORISTERÍA M ETIDA en un inmenso jardín, la política exterior española tropieza esta semana en el Sahara, convaleciente aún del penúltimo traspiés diplomático en Israel (la culpa, recuérdese, fue de una floristería) Marruecos exige al PSOE no subir al avión que conduce a El Aaiún, hasta donde volarán hoy diputados del resto del arco parlamentario. Moratinos percibe un buen clima con Rabat y hace méritos para contentar al Gobierno de Marruecos. Ante una delegación de senadores de este país, el ministro de Exteriores- -según la parlamentaria del PP Cristina Tejedor- -dijo ayer que la derecha española apoya al Polisario para que vuelva la Legión al Sahara. Declaraciones matizadas después por el Ministerio con un lacónico quizá se malinterpretaron La culpa, otra vez de la floristería. PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil ETA SE REORGANIZA S Miguel Ángel Moratinos REUTERS ATENERSE AL GUIÓN E RC dice que el Gobierno de Aznar manipuló y prevaricó entre el 11- M y el 14- M Más aún, los socios del Gobierno creen que deseaba un atentado de ETA Aunque las conclusiones de los independentistas catalanes no se sustentan en prueba alguna, de las fluidas relaciones entre Carod- Rovira y dirigentes de la banda terrorista cabe deducir que los acuerdos de Perpiñán fijaron una estrategia de acoso al Partido Popular que recurre a la insidia como método. ERC circula por el carril de la inquina, mientras CiU apuesta por la cordura y observa lo ocurrido el 11- M sin caer en el esperpento. Cabeza fría para unas conclusiones que el nacionalismo radical, siguiendo el guión, quiere convertir en un proceso casi penal contra el Ejecutivo de José María Aznar. EGÚN la información que hoy publica ABC, la organización terrorista ETA habría conseguido colocar siete comandos en el País Vasco, con capacidad para realizar atentados en cualquier momento. Los terroristas se habrían dedicado a recomponer su infraestructura en detrimento de su actividad sanguinaria. No se trata, por tanto, de que las Fuerzas de Seguridad del Estado hayan reducido su presión sobre los terroristas, sino de que ETA ha dado prioridad a su reorganización. En definitiva, como dijo con obscena sinceridad el batasuno Joseba Permach, ETA no va a dejar las armas porque sí La pregunta, entonces, es la misma que tantos españoles llevan haciéndose en los últimos meses: ¿en qué consiste la esperanza, el tiempo nuevo, la oportunidad para la paz a la que se refiere el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero? Hasta ahora, sólo los terroristas y el entramado batasuno se han beneficiado de la polémica- -a la vista está que estéril e inoportuna- -sobre el final dialogado de la violencia. El Partido Comunista de las Tierras Vascas ya disfruta plenamente de los beneficios de una legalidad que no merece y exhibe su sintonía con ETA Batasuna dando a su grupo parlamentario el mismo nombre- -Izquierda Abertzale- -que tenía Herri Batasuna; Arnaldo Otegi, procesado- -aunque no lo parezca- -por integración en organización terrorista en grado de dirigente, lidera actos públicos de Batasuna y marca los tiempos; ETA se encuentra con el regalo de que, incluso en el PSOE, hay quienes califican como tregua tácita lo que hasta ahora todos creían que era el resultado de una eficaz y abnegada labor de las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado, que siguen desempeñando una admirable labor bajo la certera dirección de los responsables del Ministerio de Interior. Por todo ello, el mensaje que se transmite a los terroristas es peligroso: mientras no haya muertos, hay margen para que convivan diálogo y violencia. Poco a poco, la izquierda proetarra, blanqueada por una legalidad de fachada, se acerca a su objetivo estratégico principal, que es llegar a las elecciones municipales y forales de 2007 para recuperar el terreno político, social y económico perdido con la aplicación de la Ley de Partidos Políticos. Entre tanto, mientras se rompe la unidad política antite- rrorista, las víctimas se plantan ante el riesgo de ser abandonadas, la sociedad pregunta sin que nadie le responda y el Estado de Derecho se deteriora, ETA se prepara para seguir haciendo lo que nunca ha dejado de hacer: terrorismo, jalonando con artefactos explosivos y coches bomba las esperanzas de paz que esparcen los discursos. Los hechos son más fuertes que los espejismos y ETA, que aprecia tácticamente que se siga especulando con su condición de interlocutora en un diálogo con el Estado, sabe que ha recuperado el tiempo perdido. El famoso modelo irlandés enseña cómo aprovechan los terroristas los procesos de diálogo. El IRA sigue reclutando terroristas, mantiene su abastecimiento de armas, controla zonas urbanas y territorios con códigos mafiosos y, pese a que han transcurrido siete años desde el Acuerdo de Viernes Santo, sigue sin desarmarse. Los datos que manejan los responsables de la lucha antiterrorista son coherentes con el escenario político favorable que atraviesa ETA. La detención de comandos siendo como es muy importante para derrotar al terrorismo, mantenía la lucha contra ETA en una dialéctica acción- reacción. En cuanto el Estado irrumpió en la financiación, la propaganda, la logística, la captación y demás frentes legales del terrorismo, especialmente el institucional, la desarticulación de comandos pasó a ser la culminación de un proceso mucho más amplio y ambicioso para la derrota de ETA. Hay motivos para pensar que, a partir del PCTV, y de la privilegiada posición que este partido ya ha ganado, ETA va hacer una clonación del entramado batasuno. Estas informaciones que manejan los responsables de la lucha antiterrorista deberían condicionar los criterios del presidente del Gobierno. En todo caso, confirman el error de haber cambiado el Pacto por las Libertades por una propuesta de diálogo que ha otorgado a ETA una llave que antes era de uso exclusivo del Estado y que ha colocado a las víctimas en estado de alarma. Una rectificación a tiempo, el reconocimiento de que no hay diálogo posible con ETA, la aceptación de que la derrota de los terroristas- -no la mera disolución de la banda- su enjuiciamiento y su castigo son un imperativo ético, volverían a situar al Gobierno en un rumbo mucho más acorde con la voluntad de la mayoría de los españoles. BOLIVIA, FRENTE AL ABISMO A dimisión del presidente boliviano, Carlos Mesa, es el peor síntoma de la extraordinaria gravedad de la situación. La Iglesia católica ha advertido claramente que el país se está desmoronando ante la irresponsable presión de una minoría instalada en la confrontación, y ha pedido a todos los actores políticos un gesto de generosidad para evitar una catástrofe. No es la primera vez que Mesa presenta su dimisión y que pone su destino y el del país en manos del poder legislativo, que ha de aceptarla siempre y cuando las manifestaciones y algaradas callejeras les permitan a los diputados reunirse en condiciones razonables, pero, como ha explicado en su mensaje de renuncia, mi responsabilidad es decir: hasta aquí puedo llegar Desde que hace casi veinte meses asumió la presidencia en condiciones igualmente dramáticas, Mesa ha intentado apaciguar los ánimos con una ley sobre hidrocarburos que pretendía conciliar los intereses comerciales del país con las exigencias mas radicales de la oposi- SUÁREZ, ESENCIAL M AÑANA, el programa Protagonistas que dirige y conduce Luis del Olmo en Punto Radio, estará dedicado a homenajear a Adolfo Suárez. En estos tiempos de adversidad en lo personal, de tan duros y tan seguidos reveses para el primer presidente de la democracia, conviene echar mano de la gratitud que España y los españoles han de reservar a uno de sus más notables servidores de la Transición. Revisar cómo fue posible aquel milagro, y cuáles fueron las virtudes políticas de quienes- -como él- -lo hicieron posible, parece un ejercicio de justicia, muy pertinente, por otra parte, en los crispados tiempos que vive la política. L ción callejera, pero no ha sido suficiente para evitar la deriva sociológica ni los movimientos centrífugos que amenazan incluso la integridad territorial del país. Quien quiera que asuma la responsabilidad de dirigir Bolivia tendrá que optar muy probablemente entre hacer caso a los manifestantes que piden la nacionalización de la industria del gas o utilizar la fuerza del Estado para intentar poner orden en las calles de la capital, virtualmente sitiadas por los manifestantes, si no es capaz de convencer a unos y otros para que acepten suavizar sus posiciones en aras del bien común del país. El Gobierno español se puede ver abocado a respaldar una u otra medida, teniendo en cuenta que afecta a una de las principales empresas de nuestro país. Y si sirven de algo las proclamadas buenas relaciones con el venezolano Hugo Chávez, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, haría bien en pedirle al presidente de la llamada República Bolivariana que contribuya a la estabilidad del país andino.