Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes TENIS ROLAND GARROS MARTES 7 6 2005 ABC Saque, volea, drive revés... No. Según los expertos, Nadal es el único jugador capaz de convertir en passings increíbles y ganadores bolas teóricamente imposibles y perdidas El contraataque, su mejor golpe TEXTO: DOMINGO PÉREZ MADRID. El éxito incontestable y maravilloso de Rafael Nadal en Roland Garros está provocando un debate interesante. En el tenis mundial dos preguntas escuecen (a rivales) inquietan (a sus técnicos) e intrigan (a los aficionados) La primera: ¿Por qué ha ganado Rafael Nadal, qué hay de diferente en este jugador un año después? Y la segunda: ¿Ha llegado a su techo? Para intentar encontrar respuestas y arrojar luz a la controversia no existe mejor interlocutor, ni más neutral por cierto. que Javier Duarte, el actual Director Deportivo de la Federación Española y anteriormente formador y entrenador de grandes jugadores. Sobre la primera cuestión- -señala Dudu -la clave es que ahora ha reafirmado sus grandes virtudes de siempre: la mentalidad y la solidez de su juego de fondo. No ha habido en los últimos años ningún campeón o finalista de Roland Garros que no fuera muy fuerte en esta característica. Nadal lo es y, además, juega a un ritmo tremendo, que nadie le puede aguantar y, encima, casi sin errores Al respecto, queda de su paso por París un dato esclarecedor y es que Rafa ha sido el campeón de los últimos años que menos errores directos ha cometido al acabar el torneo. Todo el mérito reside en la base técnica que atesora. El trabajo de su tío Toni Nadal ha resultado descomunal y reafirma las ventajas de la continuidad. co federativo destaca varios aspectos: En el saque ha mejorado mucho, pero asusta a lo que puede llegar. La clave es su segundo servicio, que es muy seguro y le permitirá arriesgar en el primero. Ya está consiguiendo saques por encima de los 200 por hora y pronto será habitual en cuanto mejore en potencia y control, porque en variación es muy bueno. Por el tipo de empuñadura que utiliza puede variar mucho: abierto, a la T cortado... Su volea ha experimentado una gran mejoría, aunque juega con la ventaja de que cuando sube lo hace ya con el rival desbordado y remata con facilidad. Debe trabajar el golpe de aproximación a la red y el saque- volea y no sólo para la hierba o la rápida. Debe incluirlo en su gama de golpes, como otra alternativa. Tiene todo para hacerlo muy bien. Jugar el dobles puede ayudarle a progresar, pero llegará a no ser recomendable por el desgaste Y queda por ver, anuncia Dudu Un Nadal mucho más variado. Ahora no lo hace porque no lo necesita, pero en cuanto alguien le aguante le veremos desplegar muchas más dejadas, abrir más ángulos. Nos asombrará Rafael Nadal se pierde por los helados, los de macadamia son sus preferidos AFP La glotonería, la asignatura pendiente D. P. PARÍS. Cuando Rafael Nadal suelta la raqueta lo más probable es que en sus manos se encuentre el mando de la playstation o algún helado, o ambas cosas al tiempo. Los juegos de ordenador, en concreto de fútbol, son su válvula de escape. Un elemento que parece ayudarle más que perjudicarle, aunque a su tío algunas veces le gustaría que aprovechara más el tiempo para dar un paseo o conocer algún museos en lugar de permanecer encerrado en su habitación. La dietética, por contra, sí que empieza a considerarse un problema a corregir. Los servicios médicos de la Federación Española están intentando modificar su glotonería. Entre horas pica sin parar: helados, bollería, chocolatinas, aceitunas, que son una de sus debilidades, incluso pan sin más. El caso es que casi siempre tiene algo a punto de llevarse a la boca. Durante el torneo mantuvo un desayuno con la prensa a media mañana y se zampó una barbaridad de cruasanes y brioches de chocolate y eso que había desayunado sólo una hora antes. Llegó a la rueda de prensa, tras derrotar a Ferrer, con una baguette a Un físico privilegiado A todo esto hay que añadir- -prosigue Duarte- -un físico privilegiado y extraordinariamente bien trabajado, porque existe un día a día potenciando su resistencia y velocidad, pero también se ha buscado una continuidad muy conveniente de partidos. Algo que exige una gran capacidad de sufrimiento, pero que es la mejor manera de educar el ojo del tenista. En este apartado, en su capacidad para leer la pelota Rafa ha crecido mucho y reside gran parte de sus méritos. Llega a las bolas por sus piernas, pero, sobre todo, porque adivina adonde van a ir Y por último una condición que no suele destacarse: Nadal es el mejor jugador del mundo de contraataque. No hay nadie como él, capaz de convertir en passings increíbles y ganadores bolas teóricamente imposibles y perdidas. Es una virtud, porque eso no se trabaja, sale solo, que marca la diferencia entre un gran jugador y una superestrella Pero lo que más asombra es el margen de mejora que atesora. En algunos aspectos, casi inimaginables. El técni- No es la volea, ni el saque, ni la adaptación a la hierba lo que más preocupa en la formación del campeón, sino su desmedida afición a comer y el descontrol de sus ingestas la que iba propinando bocados según hablaba. Esperó la llegada de Roger Federer, el día de la sesión de fotos previa a la semifinal, vaciando la nevera de los helados que una conocida firma mantiene permanente repleta en la zona de jugadores. Come mucho, muy deprisa y mal Patatas fritas, espaguetis y una montaña de pechugas de pollo (ocho) fueron su comida el día de la semifinal. En L Entrecote un conocido restaurante parisino cercano al hotel del jugador, siguen sin dar crédito a la voracidad del manacorí. Las fuentes de frites y lonchas de carne desaparecían como por arte de magia, casi antes de colocarlas en la mesa. Porque Nadal come mucho, muy deprisa, agacha la cabeza, casi se lanza sobre su plato y engulle a una velocidad vertiginosa. Pero, sobre todo, come fatal. Por el momento no existen temores de sobrepeso, pues quema todo lo que ingiere, aunque sí hay quien opina, Ion Tiriac entre otros, que podría tener cuatro o cinco kilos menos y sería mucho más provechoso para su tenis. Lo que sí inquieta es la poca cantidad de frutas y verduras que consume, aunque en su entorno empiezan a presionarle y ya las incluye con cierta regularidad en las comidas. Y es que el doctor Cotorro mantiene una personal cruzada para concienciar al jugador de la necesidad de mantener una dieta equilibrada como garantía del rendimiento e incluso prevención de lesiones. Tampoco es un problema nuevo para el médico. Con Ferrero ocurrió algo similar y también costó un poco encaminarle hacia el consumo de hortalizas y productos verdes en general. En el caso de Rafael no importa que coma mucho, sino que coma sano. El chaval empieza a entenderlo. Cuando se le cuestiona sobre el asunto, tuerce el gesto en una media sonrisa: Dicen que como muy cochino Rechaza el café de forma sistemática y, a veces, se le oye murmurar en voz baja mientras coge un helado: ¡Vamos! Este es el último, y ni uno más