Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid INFORME OLÍMPICO FALTAN 29 DÍAS PARA LA DECISIÓN DEL COI MARTES 7 6 2005 ABC COMPARACIONES ODIOSAS Apoyo institucional Apoyo popular Medio ambiente Transporte Madrid. Cuenta con el apoyo incondicional de la Casa Real y de las tres Administraciones políticas: Gobierno de la Nación, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento. París. Desde el presidente de la República al del gobierno francés, todos se han puesto al lado de su candidatura. Londres. Unidad total, con la Reina a la cabeza. Hasta Beckham apoya. Madrid. Es la que cuenta con un mayor porcentaje de apoyo incondicional por parte de la ciudadanía, con un 80 por ciento. París. Un total del 46 por ciento de la población parisina, según un estudio demoscópico elaborado por el COI, apoya su dossier sin fisuras Londres. El 47 por ciento de sus habitantes quiere que organice los Juegos. Madrid. Nuevas zonas verdes, sistema de construcción sostenible, regeneración de zonas industriales y apuesta por el transporte público, principales bazas en este epígrafe. París. Destaca la calidad de su aire y del agua, pero no se menciona nada sobre zonas verdes, lo cual es negativo. Londres. Preocupación por la calidad de su aire. Madrid. La red madrileña es la mejor valorada, tanto por su sistema público, como por los 320 kilómetros de carril olímpico y la cercanía del aeropuerto (8 kilómetros) y sedes olímpicas. París. Su aeropuerto está a 24 kilómetros de la Villa y con 170 de carril olímpico. Londres. La distancia de su aeródromo es de 39 kilómetros. París tiene el handicap de los ruidos en la Villa Olímpica y a Londres le faltan instalaciones El informe del COI destaca puntos negros de las rivales de Madrid en la carrera hacia Singapur de datos en el proyecto moscovita es objeto de crítica por los examinadores, que también piden a Nueva York un acuerdo sobre su estadio S. MEDIALDEA MADRID. Un muy de diferencia: ese adverbio marcó la distinción entre la candidatura de Madrid y las de París y Londres, sus dos rivales más cercanas en la carrera por ser sede de los Juegos Olímpicos en el año 2012. La valoración de los examinadores calificaba de alta calidad la madrileña y neoyorkina, y de muy alta calidad las de París y la londinense. Una palabra que en las primeras lecturas se resaltó. Pero leído a fondo, el informe resaltaba carencias de las candidatas que en algunos casos son muy serias. Por lo demás, el informe de los examinadores del COI mantuvo un tono bastante neutro en general, describiendo los distintos proyectos y soltando, de cuando en cuando, alguna puya en referencia a lo que consideraban peor resuelto de cada candidatura. Prácticamente ninguna se salvó de esta quema, y aparecieron reflejadas algunas de sus principales debilidades, aunque generalmente disimuladas tras un manto de buenas palabras, circunloquios y rodeos de todo tipo. b La falta de concreción y París Villa Olímpica a prueba de ruido El informe es muy positivo con París. Destaca, además de la calidad de su proyecto, que en su elaboración sus responsables han mostrado una consideración cuidadosa con las recomendaciones realizadas desde el COI. La propuesta de alojamientos le parece a los examinadores excelente nada extraño en la que es una de las ciudades más visitadas del mundo. E igual ocurre con el transporte: califica su red de Metro y tren de cercanías como una de las mejores del mundo y cree que cubriría completamente las demandas de transportes durante unos Juegos Olímpicos que se celebrasen en la capital francesa. Tal vez el capítulo que más llama la atención es el relativo a la Villa Olímpica: se situará cerca de una línea ferroviaria, y para aliviar ruidos o problemas de seguridad para sus residentes, los organizadores proponen una singular idea: construir una plataforma que cubra las vías y además edificios en altura de oficinas o residenciales. Estos inmuebles, que permanecerán vacíos durante todo el tiempo que duren los Juegos, actuarían como amortiguador. Dos turistas fotografían la torre Eiffel con el logo de la candidatura parisina REUTERS