Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 7 6 2005 Internacional 27 Bashar al- Asad, presidente sirio AFP Hasan nasrallah, líder de Hizbolá ABC Bashar al- Asad pide reformas democráticas en la apertura del congreso del Baas b El foro podría introducir el multi- Hizbolá y sus aliados arrasan y obtienen los 23 escaños en disputa en el sur del Líbano b Hizbolá y Amal creen que su partidismo efectivo, autorizando la constitución de nuevas formaciones, al margen de las que ya operan de acuerdo con Baas H. M. JERUSALÉN. El presidente sirio, Bashar al- Asad, instó ayer a los 1.150 delegados que participan en el congreso del partido Baas, que se celebra en Damasco, a que aprueben reformas políticas, sociales y económicas que satisfagan a la población. El congreso, que durará cuatro días, tiene lugar mientras EE. UU. presiona a Siria para que lleve adelante reformas y aperturas que complazcan a los norteamericanos. Al- Asad, al parecer, ha optado por aceptar el reto, aunque no está claro si quiere recorrer todo el camino. El foro podría introducir el multipartidismo efectivo, autorizando la constitución de nuevas formaciones, al margen de las que ya hay y que operan de acuerdo con el Baas, siempre y cuando su ideario no esté ligado a una confesión religiosa concreta y no busquen el apoyo exclusivo de una etnia determinada. Las limitaciones están pensadas para el grupo fundamentalista de los Hermanos Musulmanes que, aunque están proscritos, cuentan con un gran número de seguidores silenciosos, y para los partidos kurdos del norte, una minoría de aproximadamente un millón y medio de personas en un país de 17 millones. Además de la esperada aprobación de ciertos partidos políticos que cumplan con las normas citadas, el congreso podría sancionar una apertura económica que diera impulso a la iniciativa privada en un país vagamente socialista, y quizás enmendar la ley de Emergencia en vigor desde 1963. abrumadora victoria constituye un mensaje para EE. UU. e Israel, a quienes aconsejan no inmiscuirse en los asuntos internos libaneses HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. La lista conjunta de los dos principales partidos chiíes, Hizbolá y Amal, ha obtenido una victoria completa en las elecciones legislativas que el domingo se celebraron en el sur del Líbano al conseguir los 23 escaños en juego, informó ayer el ministro de Información, Hasan Sabei. El índice de participación se situó en el 45 por ciento- -el mismo que en los últimos comicios- -y el 80 por ciento de los votantes apoyó la lista de Amal e Hizbolá. Los líderes chiíes interpretan los resultados como un claro respaldo a sus milicias, y dicen que no es el momento de hablar del desarme que contempla la resolución 1.559 que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el año pasado. Asimismo, consideran que su abrumadora victoria es un mensaje para Estados Unidos e Israel, en el sentido de que estos dos países, que califican a Hizbolá de organización terrorista, no deben inmiscuirse en las cuestiones internas libanesas. Los dos partidos constituyen el principal baluarte de Siria en el Líbano, y ambos están decididos a mantener unas estrechas relaciones con el Estado vecino, cuyas tropas abandonaron el país del Cedro en abril después de una presencia de casi 30 años. Los grupos étnicos están representados en el Parlamento en función de un desfasado reparto, que por ley da el 50 de los escaños a los cristianos, que no representan ni el 35 de la población, y el otro 50 a los musulmanes, que constituyen el 65