Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MARTES 7 6 2005 ABC Los eurodiputados estudian igualar sus salarios en 7.000 euros mensuales M. N. ESTRASBURGO. Las instituciones europeas trabajan para cerrar un acuerdo por el que se fije en 7.000 euros el salario mensual de todos los eurodiputados, independientemente de su nacionalidad. La medida busca terminar con el desigual régimen actual, en el que los sueldos oscilan desde los 11.779 euros de los diputados italianos hasta los apenas 800 de los húngaros. El acuerdo intenta remediar asimismo las irregularidades a menudo cometidas a costa de los pagos para viajes, dietas, traslados y salarios de auxiliares que, en varios casos, sirven para completar el sueldo de sus señorías de forma abusiva y denunciada repetidas veces. El Consejo de Ministros de la UE ha comunicado al Parlamento Europeo, a través de una carta, su intención de aceptar el acuerdo sobre el estatuto del eurodiputado a partir de las condiciones establecidas en diciembre de 2003, que unifican y regularizan sueldos. No obstante, ya en anteriores ocasiones se ha estado a punto de alcanzar un acuerdo que, después, se frustró ante el abierto rechazo de los eurodiputados que consideran que salen perdiendo bien porque se les rebaje el salario o bien porque les resulte más ventajosa la fórmula de completar su paga a costa de ciertas irregularidades consentidas. Ya desde diciembre de 1998 se intenta llegar a un acuerdo definitivo. La última vez que este asunto pasó por el Consejo de Ministros de Exteriores, el pasado mes de enero, el proyecto fue rechazado por la minoría de bloqueo de Alemania, Francia, Suecia y Austria. Los sindicatos amenazan a Villepin con paros salvajes si flexibiliza el despido El primer ministro francés presentará mañana su plan contra el desempleo b Para Le Monde después del no francés, Dominique de Villepin ha prometido resultados en menos de cien días, pero su estado de gracia se ha acabado JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El primer ministro francés, Dominique de Villepin, recibió ayer a la patronal y a los sindicatos antes de presentar mañana su programa de gobierno y de lucha contra el paro. Los patronos piden la liberalización del mercado laboral. Los sindicalistas anuncian un estallido de huelgas nacionales si se modifica la legislación del trabajo. Los analistas afirman que Francia está en el filo de la navaja, en su crisis más grave de las últimas décadas. Durante el naufragio, el espectáculo continúa titula en primera página Le Monde, para insistir en la gravedad histórica de la crisis, afirmando: Villepin ha prometido resultados en menos de cien días. Pero su estado de gracia ha durado menos de cuarenta y ocho horas Dentro del Gobierno, los liberales (muy tímidos) como Thierry Breton, ministro de Economía, piden la flexibilización del mercado del trabajo; pero los sociales (muy influyentes) como Jean- Louis Borlo, titular de Asuntos Sociales, piden ayudas para las pequeñas y medianas empresas. Por su parte, Nicolas Sarkozy, número dos del Ejecutivo y ministro del Interior, ya ha advertido de que, a más tardar, abandonará el barco gubernamental antes de finales de 2006 para preparar las presidenciales de 2007. Villepin presidió en el Hotel Matignon de París la primera reunión de su gobierno En este clima de grave tensión política en la mayoría y en la oposición socialista, Villepin recibió ayer a todos los sindicatos y todas las asociaciones patronales, que lanzaron severos mensajes de advertencia. AFP No hay soluciones mágicas Para los patronos, Francia seguirá sufriendo un paro masivo si no se liberaliza el mercado del trabajo En 1975, Jacques Chirac ya era primer ministro y Francia alcanzó su primer millón de parados. Treinta años más tarde, Chirac es presidente y el paro no ha dejado de crecer, con brevísimos intervalos, alcanzando ahora a 2,775 millo- nes de franceses, más de un 10 por ciento de la población activa. Por su parte, todos los sindicatos lanzan la misma advertencia: Si Dominique de Villepin modifica el código nacional del trabajo, la respuesta será inmediata, con huelgas masivas en toda Francia Desde hace días, Le Monde lanza este grave mensaje: Si el Gobierno no gana su apuesta contra el paro, la fragmentación del paisaje político y el descrédito de todos los partidos gubernamentales serán tales que Francia puede ser víctima del populismo de la extrema derecha y la extrema izquierda Dinamarca enmendará la ley de Sucesión para establecer la igualdad de sexos en el Trono CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. El jefe del Gobierno danés, Anders Fogh Rasmussen, acaba de poner una pica en Flandes al ofrecer a la Reina Margarita una solución fácil al problema dinástico con el que se enfrenta Dinamarca. El estado de buena esperanza de la Princesa Mary ha supuesto el pistoletazo de salida de un ingenioso plan que tiene como objeto asegurar la total igualdad de derechos entre varones y mujeres en la sucesión directa al Trono, y ello sin necesidad de enmendar la Constitución. Durante un enjundioso discurso pronunciado el domingo con motivo de la fiesta nacional, fecha en la que se conmemora la Constitución, Fogh Ras- mussen expresó su satisfacción por haber conseguido el apoyo parlamentario necesario para enmendar el texto de la ley de Sucesión. Un pequeño pero importante retoque de esa legislación que no conlleva cambio alguno de la Carta Magna, algo que de ocurrir supondría la disolución de las Cortes con la consecuente convocatoria de elecciones generales. Esta situación, de llegarse a ella, daría lugar a un largo e innecesario proceso de entre cuatro o cinco año El primer ministro danés aseguró que podía confirmar, y así lo aseguran los expertos en leyes más prestigiosos del país, que hemos resuelto el problema con el que se enfrentaba la Familia Real y, de rechazo, toda la nación: si Su Margarita de Dinamarca ABC Alteza Mary da a luz en pige (una niña) en octubre, esa Infanta será la próxima Reina de los daneses. Aunque el matrimonio tuviera más tarde varones, los derechos de éstos no prevalecerían sobre los de su hermana Fogh Rasmussen continuó diciendo que había informado a Su Majestad y a toda la Familia Real de la inminente reforma y del nuevo texto, absolutamente legal y permanente, que concederá en lo sucesivo igualdad de derechos sucesorios a los dos sexos. La antigua ley de Sucesión al Trono danés, de 1665, según la cual la corona del Reino pasaría al primogénito, o al primer varón hijo de los Reyes ha sufrido dos enmiendas (1853 y 1953) a lo largo de los siglos. En ambas se establecía que una mujer podría asumir la Corona pero que de nacer más tarde un varón, éste sería el Heredero al Trono. La presente enmienda a dicha ley de Sucesión, la tercera, será clara y concisa: El primer hijo legítimo de los Reyes, sea mujer o varón, asumirá la Corona