Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MARTES 7 6 2005 ABC Internacional El Reino Unido aumenta la discordia en la UE al suspender la consulta sobre la Constitución Alemania, la Comisión Europea y la Presidencia insisten en que el proceso debe seguir adelante b El anuncio hecho ayer por Jack Straw da a entender también que, tras la decisión unilateral británica, la próxima cumbre puede ser la madre de todas las batallas MARCELO JUSTO. SERVICIO ESPECIAL LONDRES. El canciller británico Jack Straw asestó ayer un nuevo golpe a la Constitución europea, al anunciar ante la Cámara de los Comunes la suspensión del referéndum previsto para el año próximo. Straw justificó la decisión británica por el contundente y doble no a la Constitución en los referéndum de Francia y Holanda, e insistió en que se trata sólo de una suspensión del proceso de ratificación y no de un entierro formal del Tratado. Nos reservamos el derecho a volver a presentar el proyecto para la celebración de un referéndum si cambian las circunstancias actuales, pero por el momento no es necesario seguir adelante con este procedimiento dijo el canciller. Pero la suspensión de la consulta ha sembrado también la discordia en la UE, ya que el Gobierno británico no ha dudado en tomar una decisión unilateral frente a quienes insisten en que el proceso de ratificaciones debe continuar y en contra del llamamiento del presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, que pidió esperar a la cumbre del 16 y 17 de junio para tomar una decisión conjunta y coordinada por todos los socios. El Ejecutivo británico no ha esperado a la cumbre para evitar la presión de sus socios. Pero ayer varios analistas señalaban que un acto unilateral no es la mejor presentación para la próxima presidencial semestral de la UE. Y anunciaban que le va a ser muy difícil arrancar el consenso de sus socios para las reformas económicas liberalizadoras que persigue. recibió el tiro de gracia tres días más tarde en la consulta holandesa. En cuanto al futuro del proceso de ratificación, el canciller precisó un secreto a voces: el de que la cumbre en Bruselas la próxima semana será la madre de todas las batallas. Gran Bretaña no puede determinar por sí sola el futuro de la Constitución. Los líderes europeos deben ahora decidir cuál es la mejor manera de solucionar este problema dijo Straw, que admitió así que la discordia reina en el ambiente. El Gobierno laborista, no obstante, tampoco dio un portazo definitivo a una eventual consulta. Al anunciar una simple suspensión del referéndum, el Ejecutivo quiere evitarse el amargo oficio del sepulturero, sin por ello abrir flancos débiles a la oposición conservadora que siempre se ha destacado por su euroescepticismo. En la Cámara, el anuncio laborista provocó un griterío de protesta de los bancos opositores. El portavoz de Exteriores conservador, el médico Liam Fox, aprovechó el delicado juego equilibrista del Gobierno para exhortarle a proclamar cuanto antes la muerte de la Constitución. No practico ya la medicina, pero sigo reconociendo un cadáver cuando lo veo. Y esta constitución es un caso para la morgue dijo entre las risas de sus compañeros. El diputado conservador calificó a Chirac y Schröder de dinosaurios y exhortó al primer ministro, Tony Blair, a comparecer ante la Cámara tras la cumbre en Bruselas para aclarar si la Constitución y el proceso de Jack Straw, durante su intervención ayer ante la Cámara de los Comunes AP Zapatero cita a los españoles El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibirá el sábado en la Moncloa al presidente del Parlamento Europeo, José Borrell; al comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, y al Alto Representante para la Política Exterior, Javier Solana, con el fin de debatir la crisis de la Unión tras los rechazos a la Constitución europea. ratificación están finalmente muertos. Incluso el más importante conservador proeuropeo, el ex ministro de economía Kenneth Clarke, se plegó a la opinión dominante. Estaríamos absolutamente locos si después del resultado de estas consultas sometemos el tema a votación dijo. Según los sondeos, un 64 por ciento de los británicos rechazarían la Constitución y sólo un 20 por ciento la apoyarían. Polonia seguirá el proceso de ratificación de la Carta Magna EFE VARSOVIA. Polonia mantendrá la convocatoria de un referéndum para ratificar la Constitución europea, que podría celebrarse el próximo 9 de octubre, declaró el ministro polaco de Asuntos Exteriores, Adam Rotfeld. Rotfeld afirmó que la consulta sobre el Tratado Constitucional debería celebrarse en Polonia el 9 de octubre, con la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Dijo también que esa opinión la compartieron todos los Habrá más referéndum Por el momento, en nombre de la presidencia de la UE, el primer ministro luxemburgués, Jean Claude Juncker, insistió en que el proceso de ratificación no está muerto Y aunque con ciertas dudas, Portugal, Suecia, Dinamarca y Polonia afirmaron que continuarán con sus consultas. En Gran Bretaña la opinión unánime es que la Constitución fue herida de muerte en el referéndum francés y participantes de la reunión del Grupo de Reflexión, órgano consultivo del presidente polaco, Aleksander Kwasniewski, integrado por expertos de distintos ámbitos. Según el ministro, la celebración conjunta del referéndum con las elecciones presidenciales permitirá conseguir una participación de más del 50 por ciento de los electores, indispensable para que el resultado de la votación sea vinculante. Europa espera con interés la posición de Polo- nia frente al Tratado constitucional y no debe eludir la responsabilidad que tiene en esa cuestión dijo Rotfeld. En Polonia, la participación en los referendos suele situarse habitualmente alrededor del 30 por ciento de los electores con derecho a voto, mientras que en las elecciones presidenciales la participación sube hasta el 50 por ciento. El ministro de Asuntos Exteriores manifestó asimismo su sorpresa ante la decisión del Reino Unido de dejar en suspenso la celebración de un referéndum para la ratificación de la Constitución europea después de que en las consultas realizadas en Francia y Holanda resultará vencedor el no