Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 6 2005 Cultura 55 Teresa Berganza llevó la música española a la apertura del Festival de Fez Los caminos de la esperanza lema de un certamen por la tolerancia b La cantante marroquí Asmaa Lamnawar interpretó canciones sufíes acompañada por dos orquestas sinfónicas, la de la Comunidad de Madrid y la de Fez SUSANA GAVIÑA ENVIADA ESPECIAL FEZ (MARRUECOS) La ciudad de Fez se ha convertido durante esta semana en el escaparate de la tolerancia y en el punto de encuentro de diferentes culturas, representadas a través de la música, el idioma universal. Bajo el lema Los caminos de la esperanza por esta fascinante ciudad, de algo más de un millón de habitantes, pasarán músicos de muy diversas nacionalidades- -Egipto, India, Pakistán, Colombia, Francia- -que tenderán puentes para acercar sus propias diferencias. La XI edición del Festival de Músicas Sacras del Mundo fue inaugurado la noche del pasado viernes por una importante representación española, y particularmente madrileña: la mezzo soprano Teresa Berganza y su hija Cecilia Lavilla, junto a la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, en un programa de diálogo musical con la cultura marroquí, personalizado en la cantante Asmaa Lamnawar y la Orquesta de Fez. El concierto, que tuvo lugar en la plaza de Bab Al Makina, presidida por un retrato del rey Mohamed VI, contó con la presencia de la esposa del monarca, la princesa Lalla Salma. La velada comenzó, quizá sin nadie pretenderlo, con un claro signo de esta convivencia de culturas y creencias, leit motiv de este Festival. Ante un auditorio al aire libre donde se podían ver escotes junto a algunas mujeres con la cabeza cubierta, las primeras notas del Stabat Mater del Padre Soler, interpretadas por la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, bajo la dirección de Jordi Casas, se fundieron con la llamada a la oración del muecín. La partitura de Soler dio paso a Teresa Berganza, quien interpretó, acompañada al piano por Karina Azizova, las Siete canciones populares de Manuel de Falla. La aportación marroquí, más festiva y con más ritmo, vino de la mano de la cantante Asmaa Lamnawar y varias canciones sufíes de Saïd Chraïbi, inspiradas en textos de Al Harraq y Ibn Arabi, que conjugaron en el escenario los instrumentos mo- dernos y los autóctonos de las dos agrupaciones orquestales, la de Fez y la de Madrid, dirigidas ambas por Casas, que estuvo asistido por el responsable de la orquestación, Aziz El Achhab. Cerró la velada el Stabat Mater de Pergolese, con la participación solista de Berganza y Lavilla, en una interpretación que a cada pausa fue interrumpi- da por los aplausos del público, acompañado del encendido de los focos, restándole la intimidad y la intensidad a la obra del compositor italiano. Noche de gala para un encuentro que pregona la tolerancia, la paz y la armonía entre las distintas culturas, un deseo que no debe sólo circunscribirse al campo musical. Teresa Berganza DANIEL G. LÓPEZ Las primeras notas del Stabat Mater del Padre Soler, bajo la dirección de Jordi Casas, se fundieron con la llamada a la oración del muecín