Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 6 2005 Sociedad 51 Medio Ambiente La ecología da un salto de gigante A juicio de los científicos implicados en el proyecto de San Jacinto, la ecología, que hasta ahora era una ciencia pequeña, empieza a experimentar un paradójico doble movimiento: por una parte se miniaturiza al máximo, sacándole partido a las nuevas posibilidades que la tecnología ofrece, y por otra parte expandirá su campo de manera exponencial: información permanentemente actualizada que permitirá intervenir para adoptar medidas correctoras a tiempo. Aunque el sistema corre otros riesgos: la ingente cantidad de información recopilada, que se incrementará a medida que se multipliquen y se hagan más tupidas las nuevas redes de escucha (no de mensajes entre supuestos terroristas, sino del corazón del bosque) necesitará por una parte de intérpretes que sepan analizar los datos, calibrarlos adecuadamente y extraer las conclusiones pertinentes, y luego convencer a las autoridades políticas para que actúen en consecuencia. El problema puede acabar resultando demasiado peliagudo si de la avalancha de datos se infiere que por ejemplo el ideal de sociedad de consumo estadounidense resultaría inviable si fuera modelo único para todos los pueblos de la tierra, no por razones ideológicas, sino de desarrollo sostenible, de capacidad del medio ambiente para encajar esa demanda. investigación reconoce al mismo diario el doctor Robert S. Detrick, adscrito al instituto de oceanografía Woods Hole de Cape Cod, en la costa este de Estados Unidos. El objetivo a medio y largo plazo es hacer un registro pormenorizado del impacto humano y de los cambios en la naturaleza y en el clima. Tal vez se lleguen a acopiar así los datos que la Casa Blanca todavía exige para aceptar como válido lo que ya empieza a ser un lugar común en la comunidad científica: el cambio climático ya está aquí y las medidas que se pueden adoptar son paliativas. Una reducción radical de emisiones a la atmósfera de sustancias contaminantes supondría modificar de raíz el tipo de desarrollo al que potencias consolidadas, como Estados Unidos, o emergentes, como China, no parecen dispuestas a asumir. 1. Grúa: Se usa para mantener los sensores en la cubierta de los árboles. Los sensores a lo largo de la torre recogen datos meteorológicos 2. Paneles solares: Suministran la energía para conectar los sensores 3. Robot: Aparato robótico con sensores y cámaras que se mueve por cables atados a los árboles. Los sensores, que pueden medir los más pequeños cambios en la temperatura, humedad o luz solar, pueden colocarse a diferentes alturas para recoger información a distintos niveles de la cubierta forestal 4. Radioreceptores: Localizados por todo el bosque, recogen señales de los sensores en cuanto a temperatura, humedad ambiental, luz, humedad del suelo, lluvia, humedad de las hojas y velocidad del viento, y después las retransmiten a un servidor central 5. Torres de observación: Con cámaras móviles que realizan el seguimiento de la vida salvaje y miden los cambios en el crecimiento de las plantas 6. Nidos artificiales: Contienen cámaras que recogen imágenes cada cierto tiempo para documentar la actividad del nido y sensores que miden la temperatura y la humedad dentro y fuera de la caja 7. Videocámaras: Recogen imágenes cada cierto tiempo para documentar el crecimiento de las plantas y la actividad de los animales. Es importante el crecimiento del musgo y la actividad de alimentación de los pájaros CG. SIMÓN GODOY Fuente: NYT