Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid PASIÓN OLÍMPICA A UN MES DE LA ELECCIÓN DEL COI LUNES 6 6 2005 ABC UNA FIESTA POPULAR Guillermo Pérez Luengo Voluntario Ya es hora de que Madrid sea una ciudad olímpica, se merece este premio. Además de por ser una capital importante, porque somos muy deportistas, y se organizan muchos eventos. Aparte del calor, que hoy aprieta muchísimo, Madrid tiene sobre todo buena gente, que hoy ha venido aquí con muchas ganas de colaborar Concepción Robiyi Rieba Estudiante Me hice voluntaria porque creo que es la mejor manera de demostrar que queremos los Juegos en Madrid. De la fiesta destacaría el espíritu de apoyo que se ha demostrado por la gente. He venido con mucha ilusión por llevar la bandera. Creo que en el COI no se arrepentirían si le dan los Juegos a Madrid Jay Chetmani Voluntario procedente de La India Llevo aquí desde las 10 de la mañana, para ayudar y para ver el ambiente y no han parado de venir personas. Así que estoy seguro de que Madrid logrará los Juegos, esto puede ayudar mucho. Yo he viajado por París y por Londres por mi trabajo, y sin duda no hay tanta gente que se vuelque por sus candidaturas. Ángel Álvarez Comercial Hemos venido a dar un paseo por la Castellana, a ver el ambiente, que está genial, y de paso a ver si nos llevamos un regalito. La verdad es que Madrid lo tiene muy difícil por Francia, pero, bueno, es posible, por qué no, la esperanza es lo último que se pierde; además, en París ha ganado hoy Rafa Nadal en el tenis El alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, durante un momento del recorrido de la gigantesca bandera olímpica JAVIER PRIETO Más de un millón de personas rompen las previsiones Madrileños y foráneos destacan el respaldo popular como la mejor baza de la candidatura MIGUEL DOMINGO GARCÍA MADRID. Los ciudadanos se volcaron rompiendo todas las previsiones. En total, un millón trescientas mil personas procedentes de todos los puntos de España y del mundo, saltaron al caluroso asfalto de la Castellana a disfrutar del deporte, de la música, los espec- táculos; y, sobre todo, para demostrar su apoyo a la candidatura de Madrid 2012. Muchos madrileños, pero también muchos inmigrantes quisieron manifestar su pasión por la ciudad en la que residen; el concierto de Shakira, por ejemplo, movilizó a miles de compatriotas colombianos, que ves- tían tanto banderas de su país como camisetas y gorras de Madrid 2012. Al menos con hechos como éste hemos demostrado que la convivencia es posible afirma Jesús. El ambiente es genial, y todo el mundo está participando y colaborando afirma Guillermo, uno de los vo- luntarios, ilusionado por llevar la bandera. No importaba el calor, intenso durante toda la jornada. La canícula no pudo acabar con el ambiente festivo, que fue animándose desde las primeras horas de la mañana, poco a poco, a lo largo de la tarde, hasta la noche. Tampoco las largas colas apaga- UNA FIESTA POPULAR Lucía Pérez Estudiante Madrid tiene millones de cualidades para ser olímpica, porque es muy cosmopolita, la conoce mucha gente. Puede ofrecer muchas cosas, pero sobre todo la gente, los españoles, con el salero que tenemos Esther López Voluntaria Me hice voluntaria, pero cuando he ido a recoger la camiseta y la gorra ya no había, se habían acabado; nos han dicho que vengamos más tarde. Madrid realmente es una ciudad muy divertida para organizar unos Juegos Jesús Díaz Profesor El ambiente es extraordinario; sólo el hecho de reunir a tanta gente demuestra que la convivencia es posible, a pesar de la amalgama de gente de distintas culturas. Aquí vamos todos al unísono. ¡Aupa Madrid! María del Mar Perales Educadora Lo peor ha sido el calor. Hemos venido con los pequeños, y han aguantado más que los mayores; han jugado sin parar en los castillos hichables, pero lo que más les ha gustado ha sido la actuación de los Tweenies María Jesús Cano Bailarina Somos del centro extremeño y hemos venido a demostrar que toda España apoya a Madrid. Hoy ha quedado palpable que la participación de los madrileños no deja nada que desear, sólo había que mirar la calle