Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LOS RETOS DE LA UNIÓN LOS NUEVOS SOCIOS, DESORIENTADOS LUNES 6 6 2005 ABC Europa mira a los países del Este Los diez nuevos socios tienen mucho que decir en la crisis b Una de las pocas cosas que han quedado claras en esta situación es que no volverá a haber ampliaciones rápidas y masivas como la entrada de los 10 últimos países ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los gobiernos de los diez países que acaban de ingresar en la UE se encuentran en una situación paradójica. Recién llegados al club asisten con estupor a la peor crisis política de Europa, provocada por dos de los más significados socios fundadores. Las paradojas no acaban aquí, porque si buena parte del descontento de los votantes franceses y holandeses se atribuye a la ampliación acelerada hacia el Este, algunos ven en los últimos países miembros la savia nueva que puede ayudar a Europa a salir de la crisis. Por el momento, la reacción inicial ha sido bastante contradictoria. La comisaria Viviane Reding, luxemburguesa y encargada de Sociedad de la Información, ha sido la primera en advertir a Bulgaria y Rumanía de que, si bien ya han firmado su ingreso para que tenga efecto el primero de enero de 2007, todavía hay que insistir en el cumplimiento íntegro de las condicio- nes de adhesión teniendo en cuenta las sensibilidades de la opinión pública expresadas en los dos referéndum negativos. La cuestión ha sido evocada con todas sus letras, y lo único que parece seguro es que no volverá a haber ninguna ampliación con la rapidez y aparente facilidad con la que se ha tramitado la última, la que está planeada con Bulgaria y Rumanía, por no hablar de la más delicada: Turquía. El euroescéptico Klaus A algunos como al presidente checo, Vaclav Klaus, conocido euroescéptico, esta situación les viene como anillo al dedo. Klaus ha dicho que después de los dos no ya carece de sentido proseguir con el proceso de ratificación, y que a lo único que se puede aspirar es a preparar un texto minimalista de 15 páginas que no se meta en todos los detalles de la vida de las personas Klaus no representa la opinión del jefe Si muere la Constitución, el ingreso de Turquía sería casi imposible con el Tratado de Niza de Gobierno de su país, Jiri Paroubek, que prefiere intentar salvar la Constitución, aunque cree que haría falta para ello prolongar el proceso de ratificación, varios años incluso. Por regla general, los países nuevos no esperaban hallarse ante este debate y mucho menos que se mezclase con el de las nuevas perspectivas financieras, de las que han de salir los fondos para su desarrollo. Letonia, el país más pobre de la UE, ha sido el décimo en ratificar el Tratado, justo al día siguiente del no de los holandeses, como una señal de auxilio ante la crisis. De hecho, de los cinco países que ratificarán por vía parlamentaria, tres (Estonia, Chipre y Malta) son de los recién llegados. Con los otros dos que han elegido el referéndum (Polonia y la República Checa) podrían inclinar la balanza claramente si todos ellos ratifican la Constitución, pero sobre todo si no lo hicieran. Por primera vez, las encuestas señalan que el no gana también entre los checos, sólo superado por los indecisos. Caso aparte es Turquía, cuyo proceso de negociaciones debe comenzar en noviembre. Pero, para empezar, si la Constitución no puede entrar en vigor, la cuestión del posible ingreso de Turquía se complicaría mucho, al me- Vaclav Klaus ABC nos desde el punto de vista institucional, porque en el sistema de Niza no hay nada previsto para encajar en el modelo de voto ponderado a un país con tales dimensiones. Aunque los portavoces de la Comisión dicen que, en un proceso que siempre se previó muy largo, las cuestiones institucionales son las que se dejan para el final lo cierto es que con el Tratado de Niza la entrada de Turquía en la UE se considera técnicamente imposible, si tal cosa se puede dar por hecha en el laberinto político europeo.