Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUNES 6 6 2005 ABC elecciones gallegas Los partidos Esta vez sí habrá cambio según Bono E. MONTAÑÉS FERROL. A la lista de múltiples adivinadores que emergen en campaña electoral se le añadió ayer un invitado de excepción: el ministro de Defensa, José Bono, quien expresó en Ferrol que esta vez sí habrá un cambio de Gobierno en Galicia. Aunque mostró su respeto por Manuel Fraga porque evoca el pasado y la historia no dudó en aseverar que el PP ya ha perdido las elecciones pues metió la pata de una manera garrafal- -refiriéndose a la reelección de Fraga como candidado- -y no quiere sacarla Aun así, pidió cautela a los votantes socialistas hasta que se abran las urnas y haya más puños y rosas que pájaros negros del PP dijo. Zapatero apela a la dignidad para que no os roben los votos ni el futuro Asegura que los socialistas pondrán fin para siempre al caciquismo del Gobierno promete que en una legislatura habrá más inversiones en carreteras y ferrocarriles que en los ocho años de gobiernos del PP G. LÓPEZ ALBA VIGO. A Zapatero se lo puso fácil el presidente del PP de Orense, José Luis Baltar, con su incitación a robar -aunque fuera en términos figurados- -todos los votos posibles: A ese dirigente del PP, y a Rajoy, que se lo permite, le quiero decir que la España en que se robaban los votos está ya en la historia. Decídles a los del PP que el voto se pide y se gana, pero ni se compra, ni se vende, ni se roba. No os dejéis robar los votos ni el futuro, y dad vuestro voto a quien os respeta El presidente del Gobierno, en la primera de las tres intervenciones que tiene programada en esta campaña electoral, identificó- -aunque sin usar este término- -el caciquismo como la esencia del proyecto del PP en Galicia También aquí se lo puso fácil Baltar, ya que fue en un mitin que él protagonizó donde se coreó: Si no eres del PP, jodete Detrás de ese estribillo- -dijo Zapatero- -hay cosas muy duras: si pides una beca y no eres del PP, si te presentas a una oposición y no eres del PP, Yo os digo que esto se va a terminar para siempre el 19 de junio. Nunca más Con este paisaje que completó con la fuga de jóvenes, la baja natalidad y el retraso de Galicia respecto de otras Comunidades autónomas, pidió el voto con una apelación final a la dignidad de los gallegos como ciudadanos que no súbditos y a ganar el futuro Para ese horizonte comprometió su apoyo como presidente del Gobierno. En cuatro años, en Galicia va a haber más inversiones en carreteras y ferrocarriles que las que hubo en ocho años con los gobiernos de Fraga, Aznar y Rajoy. Esta es mi palabra y mi compromiso. No voy a fallar Además, intentó insuflar moral de victoria a sus seguidores. El PSOE, esta vez sí, va a ganar las elecciones en Galicia vaticinó, al tiempo que pedía a los electores desconfiar de los que meten miedo y exigía al PP que rinda cuentas de su gestión al frente del gobierno gallego. Que expliquen por qué siendo la región que más ayudas por habitante ha recibido de Europa no ha crecido para acercarse a la media. ¿Qué han hecho con esos millones? b El presidente ga, a que por respeto a su país y a sí mismo, se retire con dignidad y no entre insultos y amenazas al tiempo que le acusaba de hacer una campaña dura y sucia Gracias y adiós, señor Fraga fue lo que pidió a los gallegos que digan el próximo día 19. A él, que se arruga porque no quiere debatir y al Partido Popular, el partido de la guerra, de la incompetencia y de las mentiras del Prestige Profusión de banderas de Galicia Entre los teloneros del acto celebrado en Vigo, en el que de forma significativa las banderas del PSOE y de Galicia se mezclaban por mitades, estuvo también la única ministra gallega, la titular de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa. Y en la primera fila se sentó Ventura Pérez Mariño, portavoz de la oposición municipal socialista y testimonio vivo de que el entendimiento con el Bloque Nacionalista Gallego- -imprescindible para desplazar al PP del gobierno autonómico- -no siempre funciona ya que los nacionalistas le dieron la alcaldía primero y se la quitaron después, por lo que ahora son los populares quienes gobiernan el Ayuntamiento de la principal ciudad de Pontevedra. Zapatero aplaude al candidato socialista a la presidencia de la Xunta, Emilio Pérez Touriño EFE Quintana: Es hora de tener un gobierno que no reciba órdenes E. PÉREZ SANTIAGO. El ambiente está cada vez más caldeado, y no es para menos. Las elecciones se presentan inciertas para todos los partidos, aunque para unos más que para otros. Es precisamente esta inseguridad la que convierte a esta campaña en la más reñida de la historia en Galicia. Las agendas de los candidatos no dejan espacio para el aburrimiento. Ribeira (La Coruña) fue la última cita del líder del BNG Anxo Quintana. Sus rivales dicen de él que ante la fal- Gracias y adiós, señor Fraga El candidato a la presidencia de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, que jugaba en casa- -es pontevedrés y encabeza la candidatura por esta provincia- emplazó al actual presidente, Manuel Fra- ta de argumentos recurre a descalificaciones, y que de eso se vale mucho estos días. Fraga, en vez de ejecutar el Plan Galicia, ejecutó el Plan Canarias al mandar a los jóvenes a buscar en las islas el trabajo que en la Comunidad se les niega En estos términos se pronunciaba anoche el candidato nacionalista a la presidencia de la Xunta. A su juicio, este fue el gran fracaso de la gestión del equipo de Fraga, y por ello manifestó su obsesión de apostar por el pleno empleo Quintana aludió a la incapacidad del llamado león de Villalba para hacerse valer ante el aforo, y posicionó su partido como una alternativa propia del país- -Galicia- -que antepone los intereses de los gallegos a cualquier otra consideración. Conmigo como presidente, Zapatero podrá venir a la Comunidad a hacerse la foto y a repartir sonrisas, pero tendrá que venir con soluciones y con presupuesto en mano. Pasó el tiempo de las promesas que nunca se cumplen. Pasó el tiempo de los gobiernos de Madrid, unos y otros. La mejor garantía para que nos empiecen a respetar es tener un presidente que no recibe órdenes más que de la sociedad gallega concluyó su intervención, arropado por los aplausos.