Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 6 2005 Deportes TENIS ROLAND GARROS 101 Manuel Santana Doble campeón en Roland Garros No tengo ninguna duda de que será el campeón. Me encanta y maravilla como envuelve la bola con su drive Creo que es el número uno del mundo en tierra batida Arantxa Sánchez Vicario Triple campeona Rafael va a ganar seguro. No hay nadie que pueda controlar esas bolas tan pesadas y tan altas que envía. Mi hermano Emilio se entrenó con él y me ha dicho que se sintió como un limpiaparabrisas Toni Nadal Entrenador de Rafael No se considera campeón ni puede estar relajado. Es su primera final de un Gran Slam y sabe muy bien que Mariano Puerta será un duro rival, que ha ganado seis partidos como él Andrés Schneiter Entrenador de Mariano Puerta Mi único temor es que Mariano Puerta se haya conformado con ser finalista. No es en cualquier caso la impresión que me ha dado. Creo que saldrá a ganar. Ambos tenistas son muy parecidos en su estilo Mats Wilander Triple campeón Antes de empezar este torneo yo no creía que fuera lo suficientemente bueno como para ganar, pero ahora pienso que será el nuevo campeón. Claro que también le aviso: algún día se le acabará la racha y dejará de jugar tan bien John McEnroe Antiguo número uno mundial Siempre he sido pro Federer y he creído que el suizo estaba llamado a hacer historia en el tenis y que no tendría a nadie que le hiciera sombra en mucho tiempo. Ahora, con la irrupción de Rafael Nadal empiezo a tener mis dudas Justine Henin, campeona en la final de las lágrimas D. P. PARÍS. Mal asunto tener que contar más cosas de la ceremonia de entrega de trofeos que de la final, pero lógico si se parte de una triste realidad: no hubo final. El duelo entre Justine Henin y Mary Pierce no existió. La belga, campeona en 2003, consiguió el segundo Roland Garros de su carrera al arrasar a la francesa con un doble 6- 1 en 62 minutos. Y la final fue un poco más larga porque la gala es una auténtica pesada que pierde lastimosamente el tiempo en sus saques: se toca la coleta, se coloca el refajo, bota la bola, una, dos, tres veces... Total que, visto y no visto, se llegó a la última jugada. Saque de Henin, drive de Pierce, revés a una mano de Justine, revés a dos manos de Mary y la bola a la red. Digna conclusión para una patética contienda. La continuación rozó el melodrama. Mientras montaban el escenario para la concesión de los premios, Henin se cubría la cara con la toalla y lloraba. Pierce no se quedaba a la zaga y también gimoteaba desde su si- lla. Cuando les tocó subir al estrado ambas seguían derramando, una su alegría y otra su decepción. La belga recordó los malos momentos: Es muy especial este triunfo para mí, porque no hace tanto tenía muchas dudas sobre si alguna vez volvería al máximo nivel Recordaba en estas palabras el calvario de enfermedad y lesiones que la mantuvo apartada de la competición durante siete meses el año pasado. Su colega, mientras, era incapaz de articular palabra. Tenía un nudo en la garganta. Seguramente provocado por el convencimiento de que a sus 30 años había dejado escapar la última gran oportunidad. Le costó mucho arrancarse a hablar, vamos como si fuera uno de sus saques: Tengo un doble sentimiento muy extraño. Triste porque he perdido y, la verdad, no he podido oponer mucha resistencia a Justine, que ha jugado muy bien. Pero al tiempo me siento muy feliz porque ha sido una de las quincenas más felices que he vivido y nunca pensé que jugaría una tercera final aquí, en mi torneo preferido AFP El mallorquín lleva dos años sin haber perdido ni un partido contra otro zurdo Si ganara hoy igualaría a Wilander al proclamarse campeón el año de su debut menos años que él ha conseguido ser campeón y héroe de la Davis (2004) Lo más fascinante es que esos hitos jamás han sido metas sino peldaños y que el techo ni siquiera se vislumbra. Si gana hoy igualará a Wilander al convertirse en campeón de Roland Garros el año de su estreno. Y superará la marca que posee Agassi de ser el jugador sub- 20 que más partidos seguidos ha ganado. El estadounidense, a la edad del español, se apuntó una racha de 23 triunfos, cifra que Rafa podría poner en 24 y sumando. Y se convertiría, a sus 19 años y dos días, en el quinto jugador más joven de la historia en conseguir triunfar en un Grand Slam situándose a la altura de Chang (17 años y 109 días en París) Becker (17 y 227 en Wimbledon) o Borg (18 y 10 también en Francia) entre otros. No hay reto que no haya superado o que piense alcanzar en breve. Poco le puede preocupar, por tanto, que Puerta sea zurdo, porque lleva dos años sin perder con un zocato, o argentino, porque acumula catorce victorias por una derrota (Gaudio, Buenos Aires 2005) frente a los suramericanos desde Stuttgart 2004. Justine Henin levanta el trofeo de campeona de Roland Garros REUTERS Virginia Ruano y Paola Suárez buscan el cuarto título en su sexta final Hoy, a las 11,30 de la mañana y en la Pista Central, se disputará la final del doble femenino. En la misma, una española, Virginia Ruano, y una argentina, Paola Suárez, se miden a Cara Black (Zim. y a Liezel Huber (Afs. con el cartel de favoritas. No en vano las hispanoparlantes llevan algo más de un lustro haciendo historia. En una modalidad tradicionalmente dominada por británicas, australianas y estadounidenses, se han convertido en la mejor pareja del mundo. Su palmarés empieza a producir escalofríos. Por lo que respecta a Roland Garros disputarán su sexta final consecutiva y buscarán su cuarto título (2001, 2002 y 2004) En relación a su palmarés en Grand Slam ésta será su decimotercera final, atesorando, además, cuatro US Open, un Open de Australia, un Masters y, en el caso de la madrileña, un Roland Garros mixto junto a Tomás Carbonell.