Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DOMINGO 5 6 2005 ABC Toros Alcurrucén, premio Biarritz- Bayona a la mejor corrida ABC MADRID. Los premios Biarritz- Bayona, que encabezan por prestigio y longevidad los trofeos de San Isidro junto a los Mayte, recayeron este año en Alcurrucén, como mejor corrida, y en César Rincón, como triunfador. Las ciudades francesas llevan camino de medio siglo hermanadas con Madrid a través de estos galardones taurinos que instauró Paul Barriére, ayer ausente por primera vez desde su creación en 1961. La empresa de Las Ventas, Taurovent, ha otorgado los premios Media Verónica, en su primera edición, a los triunfadores de la Feria de San Isidro. Son: triunfador de la Feria (premio ex aequo) César Rincón y El Cid; mejor novillero, desierto; mejor toro, Resistente de El Pilar, lidiado en sexto lugar por Tejela el 19 de mayo; mejor picador, Marcial Rodríguez, de la cuadrilla de Fernando Robleño; mejor subalterno, El Boni; mejor estocada, Serafín Marín, al tercer toro de La Cardenilla; mejor rejoneador, Pablo Hermoso de Mendoza. El Círculo Cultural Taurino Puerta Grande ha fallado estos trofeos: triunfador, El Cid; premio a la torería, Rincón; mejor toro, Madroñito de Adolfo Martín; mejor rejoneador, Sergio Galán; mejor estocada, José Ignacio Ramos; mejor picador, Marcial Rodríguez, de la cuadrilla de Robleño; mejor torero de plata, El Chano. César Rincón AFP El Cid EFE El toreo puro, hondo y maduro, el toreo de siempre, se ha impuesto con rabiosa actualidad en la que debió ser la feria de la juventud y de las confirmaciones del mañana El César y El Cid, dueños de San Isidro TEXTO: ZABALA DE LA SERNA El César y El Cid, nombres vinculados a las gestas, como escribía ayer Álvaro Martínez, se adueñaron de San Isidro de principio a fin. La llamada feria de la juventud, con sus seis confirmaciones y sus esperanzas, ha sido suya por méritos propios por encima de los deméritos de los juveniles. La fotografía del podio los une en el primer cajón, donde se ha asomado el francés Sebastián Castella en un segundo puesto, por apostar como hay que apostar en Madrid, con la aguja de las revoluciones del valor por encima de los límites en sus dos primeras tardes y valiente simplemente en la tercera. A las Puertas Grandes de Rincón y Cid se debieron sumar otras dos, el día de la corrida de la Prensa para el colombiano y la fecha de la corrida de Alcurrucén para el sevillano; Castella también sumó méritos para atravesar el arco neomudéjar de la gloria. El resto sería misión del comandante Cousteau y su equipo para buscar tesorillos en los pecios, un Serafín Marín por aquí, un Javier Valverde por estribor, un Luis Miguel Encabo a babor, el mejor director de lidia que ha pisado el ruedo venteño durante la isidrada. Las novilladas han sido también triunfadoras: Fuente Ymbro, Yerbabuena y El Ventorrillo. Cualitativamente por encima de los novilleros, de los que se salvan David Mora y Álvaro Justo, a oreja por coleta. Algo es algo, dentro del poco halagüeño futuro. A caballo, como narró Suárez- Guanes, Pablo Hermoso de Mendoza se coronó como rey del rejoneo con una lección magistral a lomos de Chenel y Campogrande pero finalmente fue Sergio Galán quien se encumbró en hombros a contracorriente, con unos negativos toros que positivó para triunfar. La primera Feria de Taurovent, artísticamente, se debe a los dos mencionados nombres épicos. Ganaderamente el nivel se ha mantenido, desde el ángulo de contabilizar muchos toros sueltos y muy pocas corridas rematadas y de nota. Tres se conjuntaron más en presentación y notable juego, en distintos grados y por este orden: Alcurrucén, El Pilar y Núñez del Cuvillo. Los toros se han caído poco, en la línea de Sevilla, o se han Dieciséis orejas en veinticuatro tardes JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES MADRID. Dieciséis orejas se han cortado en las veinticuatro tardes de San Isidro, distribuidas del siguiente modo: nueve apéndices corresponden a los matadores de toros, tres a los novilleros y cuatro a los rejoneadores. Los de los matadores de toros pertenecen: tres a César Rincón, dos a El Cid- -en un mismo toro- -y otros dos a Sebastián Castella, en tardes diferentes. Serafín Marín y Matías Tejela lograron uno. Los tres de los novilleros se reparten entre Alberto Aguilar, David Mora y Álvaro Justo, con uno cada uno. En cuanto a los rejoneadores, dos cortó Sergio Galán, en diferentes astados, y uno Hermoso de Mendoza y Cartagena. El Cid dio tres vueltas al ruedo, dos de ellas en un mismo toro, y Castella recorrió el anillo en dos ocasiones. Salieron por la Puerta Grande Rincón, El Cid y Galán. devuelto menos. El ambiente que se ha respirado ha sido de armonía y respeto en los tendidos más que de ataque: la impresentable corrida de Puerto de San Lorenzo entregó todos los argumentos del mundo a los que ya había marcado la tarde con la cruz sobre Ponce y El Juli, las máximas figuras, los máximos derrotados con un borrón muy sucio en sus carreras. Juli además repetía fracaso después de meterse en la manga de la corrida de Joselito y Martín Arranz preparada para su poderdante: César Jiménez. Lamentable error de planteamiento en alguien que en siete años de mandón del toreo aún no ha abierto la Puerta Grande. Después ha seguido la paz, y ni siquiera corriditas como las de Domingo Hernández o Escolar han prendido mechas de furia. Florito ha trabajado poco, afortunadamente. La paradoja que se da es que ha salido más en la semana torista en los días de Miura y Partido de Resina, leyendas de capa caída. Capítulo aparte merece la presidencia. Resiste con dignidad Muñoz Infante ante el fracaso reiterado de César Gómez y José Manuel Sánchez, que liaron, casi mano a mano, un escándalo en la miurada del diluvio. Sánchez, el presidente mediático de flamante pajarita, ha pisado todos los charcos, le tocase o no el papel protagonista. En tres de las cuatro corridas peor presentadas ha participado de manera directa en su aprobación, a veces contra el dictamen de los veterinarios. Ahora los premios se agolpan. Los más importantes han sido para los más importantes. Fallé en parte de mi quiniela (El Cid, Salvador Vega y Perera) Pero las quinielas, ya se sabe, siempre se hacen para ganar y luego perder. La Muela (Zaragoza) Castella y Jiménez puntúan en la reaparición de Rivera ABC. Toros de Martín Arranz y Joselito. Rivera Ordóñez, que reaparecía, saludos tras aviso y silencio. Sebastián Castella, saludos y oreja. César Jiménez, oreja y palmas tras dos avisos. Sanlúcar (Cádiz) Éxito de Ponce y El Cid EFE. Toros de Núñez del Cuvillo. Ponce, ovación y dos orejas. César González El César silencio y ovación. El Cid, tres orejas. Haro (La Rioja) Hermoso de Mendoza logra el único trofeo MUNDOTORO. Toros de Murube y Torrestrella. Hermoso de Mendoza, saludos y oreja. Vega, silencio y ovación. Perera, saludos y vuelta. Por otra parte, en La Hoya de Lorca (Murcia) toros de Las Monjas. Manuel Díaz El Cordobés tres orejas. Liria, tres orejas. Alfonso Romero, cuatro orejas y rabo.