Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 Cultura DOMINGO 5 6 2005 ABC Woody Allen, durante su reciente intervención en la Fundación Príncipe de Asturias EL COMERCIO La Fundación Príncipe de Asturias y Woody Allen preparan un Film Center El proyecto pretende ser un refugio para el cine de calidad b La fundación que dirige Martin Scorsese es, según el cineasta neoyorquino, el espejo en el que ha de mirarse el centro, que quiere preservar la cultura P. MERAYO GIJÓN. Woody Allen puso la primera palabra. Ahora faltan las piedras, el presupuesto y las posibilidades reales del ya bautizado Film Center. Lo que no escasea son ideas e intenciones para hacer de Asturias un paraíso paralelo a Nueva York. Pero fue el propio Allen quien al intentar explicar las bases del futuro centro, que no dudó en calificar de refugio para el cine de calidad sembró las comparaciones. Será este proyecto de la Fundación Príncipe parecido al que dirige Martin Scorsese y en el que yo mismo participo dijo hace sólo unos días en Oviedo. Cabe, pues, saber qué hacen estos dos genios del arte séptimo en los aledaños de Hollywood. Ambos reúnen intereses por el buen cine en la denominada Film Foundation. Pero sus nombres no aparecen solos en los créditos del centro que nació en 1990 para preservar, física y culturalmente, la historia cinematográfica. Bajo la presidencia de Scorsese, su presidente, llevan las riendas de la fundación norteamericana, junto a Woody Allen, Francis Ford Coppola, George Lucas, Sydney Pollack, Robert Redford, Steven Spielberg, Robert Altman y Clint Eastwood. ha restaurado unas 200 películas- -algo más de 100 millones de metros de celuloide- -y ha invertido en ellos cinco millones de dólares. Entre los títulos que han recuperado su color o sus matices en blanco y negro están Al Este del Edén de Elia Kazan; Qué verde era mi valle de John Ford; Eva al desnudo de Joseph Mankiewicz; La sombra de la duda de Alfred Hitchcock; o El último mohicano de Michael Mann. Cuentan en la fundación de Scorsese que antes de su intervención ya se había perdido el cincuenta por ciento de las cintas rodadas antes de 1950 y de las realizadas antes de 1929 sólo queda el diez por ciento. Por eso intervinieron. Con esos datos en la mano, en los últimos años de la década de los ochenta se generó una campaña para evitar que las películas perdieran sus cualidades materiales. Su éxito hizo reaccionar a mucha gente y a los pocos años Scorsese empezaba a buscar aliados entre sus colegas más importantes para poner en marcha lo que hoy se conoce como el principal centro del mun- do de preservación del buen cine. Desde su creación, en 1990, la Film Foundation de Scorsesse, organización sin ánimo de lucro, se ha dedicado a fomentar el mayor conocimiento del cine y la necesidad urgente de proteger y de preservar su historia. No se trata sólo de conservar la física de las grandes películas, sino también la química que provocan. Al margen de esta actividad y de cursos y programas educativos, la fundación de Scorsese aboga también por la protección y la extensión de los derechos de los artistas. A tal efecto existe un consejo, entre cuyos miembros están Tom Cruise, Harrison Ford, Milos Forman Dustin Hoffman o Anjelica Huston. Camino asturiano Conocido el espíritu y la materia del Film Foundation, la Fundación Príncipe de Asturias y el propio Allen se han marcado varios objetivos: el principal es facilitar la exhibición de películas de calidad a las que no se accede por los canales comerciales ordinarios. Pero hay otros. Contribuir a la preservación de la cultura gracias a la exhibición de películas que pertenecen al patrimonio cultural mundial, proyección de películas respetando el montaje del director, promocionar la investigación en la industria cinematográfica, promover la creación de compañías relacionadas con el cine y contribuir a la preservación de películas antiguas, así como apoyar el trabajo de los nuevos talentos. Este proyecto tendrá su sede en el futuro Museo de los Premios Príncipe de Asturias. Hasta ese momento, la Fundación creará un equipo, con base en Villa Magdalena, que se encargará de coordinar sus actividades, haciendo uso para la proyección de las películas y desarrollo de otros actos los centros culturales, bibliotecas y principales teatros de Asturias. Objetivos del proyecto Contribuir a la preservación de la cultura gracias a la exhibición de películas del patrimonio mundial Proyección de películas respetando el montaje del director Promocionar la investigación en la industria cinematográfica Promover la creación de compañías relacionadas con el cine Preservación de películas antiguas. Apoyar el trabajo de los nuevos talentos Preservar las películas Entre los primeros frutos consolidados los más fáciles de destacar son los contables, ya que este grupo de habitantes del Olimpo, además de velar por la difusión de las películas de calidad, también es guardián de su estado material. Hasta la fecha la Film Foundation