Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Los domingos DOMINGO 5 6 2005 ABC EL PERFIL DE LA SEMANA RAFAEL NADAL La nueva sensación del tenis mundial A sus 19 años recién cumplidos ha arrollado en Roland Garros por su tenis y por su personalidad. Es, junto a Fernando Alonso, el nuevo hombre de moda del deporte español El niño que creía en la magia 993. Un muchachín de seis primaveras, camino de la séptima, se apresta a disputar el primer partido de competición de su vida. Está muy nervioso. Va a jugar contra un chico de 12. Su tío, Toni, que es también su entrenador, le tranquiliza: Rafa, no te apures que soy mago y si veo que vas perdiendo y las cosas van mal hago que empiece a llover y suspenden el partido Comienza el choque. Rafa pierde el primer juego y, de golpe, empieza a chispear. Hay cambio de lado y al pasar, los ojos negros y profundos del pequeñín, escrutan a su tío con una mezcla de asombro y admiración. Sigue el choque y continúa dominando el chico mayor. 2- 0, 3- 0 y la lluvia gana en intensidad. Al mocoso se le ve nervioso. Ya no agunta más, se acerca a su tío y le susurra: Toni ¡Va! Para la lluvia, por favor, que creo que voy a ganarle Año 2005. Un adolescente robusto y de mirada limpia se encuentra sentado en la terraza de uno de los establecimientos más exclusivos de París, el Café de L Homme, con la Torre Eiffel a su espalda y un nutrido grupo de periodistas, reporteros gráficos y cámaras de televisión frente a él. Sostiene en una mano un cruasán y en la otra una fresa. Atiende a la Prensa cuando se oye una vocecilla de niña: ¿Rafa me firmas un autógrafo? Se levanta como impulsado por un resorte. Pregunta a la pequeña su nombre y garabatea una dedicatoria en el cuaderno que le tiende una manita con las uñas pintadas de fucsia. Devuelve el papel y da las gracias a la muchachita antes de volver con los medios. Todavía me da un poco de vergüenza que me pidan autógrafos. Me sorprende que la gente esté tan agradecida, cuando el agradecido soy yo Han pasado doce años entre una escena y otra, entre la tierna inocencia de aquel niño que soñaba con ser tenista y la exquisita humildad de este tenista que aún no ha dejado de ser un niño. Pero se trata del mismo individuo y en las imágenes de su infancia se localizan muchas de las características y peculiaridades del campeón de la actualidad. De los tiempos de candidez mantiene una admiración absoluta por su tío, un tipo campechano que siempre está bajando de la nube a Año 1 POR DOMINGO PÉREZ su pupilo. De pequeño jamás le permitió romper una raqueta- Siempre le transmití que en el mundo había muchos niños que no podían tener ninguna -y jamá ha roto una y ni siquiera ha realizado nunca el gesto de golpearla contra el suelo. Si hay que hacerle caso a Toni no se le debe otorgar ningún mérito por haber descubierto el potencial de su sobrino: No hacía falta ser ningún genio Sin embargo, Rafa tardó en decidirse. Durante mucho tiempo mantuvo su corazón dividido entre seguir los pasos de su tío Miguel Ángel (futbolista profesional del Barcelona, Mallorca e internacional) o los del hermano de éste, Toni (un aceptable jugador de club, con nivel de segunda nacional) Rafa alternaba la raqueta, siempre contra niños mayores, con los goles que lograba como delantero centro en el equipo infantil de Manacor, su pueblo. Fue a los 11 años cuando tomó la decisión definitiva, Se impuso en el Campeonato de Europa de la categoría y se inclinó la balanza hacia la bola amarilla. No tardó mucho en recibir la invitación de la Federación Española para trasladarse a Barcelona, al CAR de San Cugat. Cónclave familiar, porque los Nadales son un clan, y se decide que se quede en la isla, en su entorno, con la familia y con su tío Toni, que abandonaría la Escuela del club en la que impartía clase, dirigiendo sus pasos. ¿Arriesgado? Para nada- -recuerda Toni- -yo no vivía, ni vivo del tenis Cierto porque el clan Nadal, afincado en Mallorca desde el siglo XIV, controla varios negocios en los que participan todos los hermanos. Y si el mayor, Sebastián, el padre de Rafa, dirige las empresas familiares, parece justo que su hermano Toni maneje la carrera de su retoño. No cabe duda de que lo ha hecho de maravilla. De sus cuidados ha surgido un jugador que está llamado a convertirse en el mejor de la historia del tenis español y tal vez mundial.