Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 6 2005 Los domingos 55 Salvador Ulayar, delegado de la AVT en Navarra (a la izquierda) asegura que hoy las víctimas y las no víctimas estamos peor que hace un año. A la derecha, Benito Ríos, alcalde de Berriozar, cuna del dirigente batasuno Pernando Barrena bien lo que es, y hay gente que no se anda con chiquitas: un paso adelante en la entrega de Navarra y los riberas -habitantes del sur- -se echan al monte con la metralleta Y desde Cintruénigo, entre muchos otros Juan, empleado de la construcción, lo confirma. También se constata que la decisión del PSOE ha quebrado la unidad de los movimientos ciudadanos por la paz como Libertad, ya porque, como afirma a este suplemento uno de sus miembros, los socialistas que lo integran ahora prefieren guardar silencio ante el grito de auxilio de las víctimas. Y no sólo eso: el PSN ha planteado un sospechoso referéndum por la reforma del Amejoramiento, y puestos a preguntar, se puede preguntar todo. ¿Y si incluyen la cuestión de si queremos ser vascos? La bomba del referéndum Entonces, como explica el ciudadano pamplonés Joaquín Andueza, todo lo que hemos conseguido, una ciudad sin miedo y sin crispación, se iría al garete porque obligarían a la gente a posicionarse: el sí frente al no. Habría una fractura social y, además, el PSN le aseguro que se hunde: aquí lo primero es defender la tierra y luego las ideas. Nosotros no tenemos otra tierra que defender que no sea la nuestra y por eso no nos vamos a ir. Nos sentimos españoles y navarros, y si España no nos quiere nos sentiremos sólo navarros. Somos muy pesimistas sobre la paz porque no vamos a ceder, y ellos tampoco. Si por garantizar la paz vale todo, hay dictaduras envidiables en ese sentido, pero no llevamos 25 años luchando para eso. Cada vez hay más separación entre el mundo civil y el político. La gente actúa dejando de comprar ciertos productos y en ciertos comercios, dejando de ir a ciertos sitios y mirando muy bien a quién vende sus propiedades. Creo que tendremos que pasar por ver a los etarras otra vez cuando les saquen de las cárceles y lo peor de todo es que sé que no le podré dejar a mi hijo nada mejor De muchos balcones del barrio viejo pamplonés cuelgan banderas del Osasuna. La mirada está puesta en Madrid, en la Copa del Rey, y en la marea roja de las 20.000 banderas que el gobierno navarro ha distribuido para la ocasión. Claro que se verán ikurriñas en Madrid, pero, por Dios, que no nos confundan, que no somos vascos por cuatro nacionalistas pide Andueza, que ya tiene todo preparado para acudir con su hijo a la cita deportiva. Ahora más que nunca, frente a la doctrina apuntalada por Goebbels de que se repita una mentira miles de veces hasta que crean que es la verdad, los habitantes de la comunidad foral ya disparan con el refranero, dicho está, pura sabiduría popular: Navarro soy, español si me conviene y antes de entrar en Euskadi, francés el año que viene Y anuncian que estarán en el Calderón a por todas. sacado de la parroquia, que la tenían controlada, y la ha abierto a todos. Y si el cura pide algo, pues se lo damos; por eso vamos a construirle una nueva iglesia Templo nuevo contra el que arremeten, armados por el momento de ciclostil, batasunos, aralares, comunistas y sindicalistas de LAB, y que firman en primer lugar unas comunidades cristianas de base que vaya usted a saber qué son. Sí conocemos a Javier Aizpún, el párroco de San Esteban, el cura del pueblo que, poco a poco, intenta acabar con la maldición que corre de boca en boca- las sotanas taparon durante años las pistolas en Berriozar una atrocidad que los ministros de la Iglesia confirman a ABC. Dar la comunión a los padres de los asesinos debe de ser un trago. Tampoco ha debido ser fácil acabar con las absoluciones generales, devolver la doctrina de Cristo, en lugar de la del nacionalismo, a las catequesis, e imponer poco a poco la paz en la casa del Señor. El bálsamo de la calma que representa Aizpún, un párroco que no se sale ni una palabra de las homilías que lee y que previamente autorizan sus superiores. Pero el joven cura, venido del Roncal, no quiere decir ni media. Es la prudencia con alzacuello. Sólo insiste, ante el delegado de medios de comunicación del arzobispado, que su afán es que la gente se acerque a Dios y que haya paz. Es- -dice con una mirada clara y suplicante- -una labor para pacificar y no para tensar El terror de las víctimas En la cuna del proetarra Barrena está claro que el buen rollito no impera. Desde luego, decir diálogo con ETA en Navarra, ni atempera ni arranca sonrisas; sueltas diálogo y se crispa esa amable cotidianidad y hasta la buena vida que no cesa. Eso, a pesar de los funerales de aniversario, como el oficiado el miércoles en Sangüesa por las dos últimas víctimas de la banda, Bonifacio Martín y Julián Embid, de cuyo crimen se han cumplido dos años. Salvador Ulayar, que con trece años iba de la mano de su padre cuando le asesinaron a la puerta de su casa de Echarri- Aranaz, es el delegado en Navarra de la AVT y sus palabras son tajantes: Creemos que el Gobierno de la nación ha renunciado innecesariamente al consenso político que en estos últimos años se había demostrado como el más eficaz en la lucha antiterrorista. El que permitió llevar a la banda terrorista al mayor descrédito social y al borde del precipicio. Le pedimos que vuelva sobre sus pasos. Es necesario que se reubique. José Blanco declaró que no importaba el cómo para terminar con el terrorismo. Inquietante afirmación para un demócrata. ¿Ética, justicia, dignidad? Recha- zamos que se pague cualquier precio a los terroristas por dejar de matar. Si la democracia paga precio al terrorismo se está doblegando ante la violencia. Además, ello supondría siquiera en parte, la legitimación de la macabra carrera de muerte y horror de la banda asesina. Somos conscientes de que la territorialidad es irrenunciable para ellos y nos preocupa. Nos han herido y nos han matado porque pensábamos otra cosa y quieren hacernos claudicar. ¿Para eso hemos sufrido tanto? Es muy inquietante lo que pasa. Hoy en Navarra y en el resto de España, sin duda, estamos peor las víctimas y las no víctimas de lo que estábamos hace un año. Los radicales están crecidos y se hacen más fuertes en los pueblos Desde Elizondo lo confirman. Aquí sólo se es o nacionalista o de UPN- -explica un empresario- Nadie conoce a los socialistas, por eso no se les oye decir ni pío ante la atrocidad de Zapatero que, primero, ha desactivado el movimiento ciudadano y ahora está dispuesto a vender a los navarros a cambio de qué paz. Y lo malo es que el resto de España se cree que vendrá la paz y le importa un comino que entregue Navarra a la que tantas veces se confunde como vasca porque creen que somos la misma realidad política. Estamos solos, desolados y nos sentimos despreciados. Pero Navarra sabe defender Los socialistas de Berriozar, pueblo del batasuno Barrena, que ha anunciado que Navarra será País Vasco en una negociación con ETA, dicen que no hay nada que discutir