Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 6 2005 41 Madrid Una mujer de 63 años muere ahogada en la piscina de su chalé en Pozuelo Unos 300 trabajadores del Severo Ochoa marchan a pie hasta Sol tras el duro informe de los expertos Un millar de personas se unió a la protesta y pidió la dimisión de Lamela ante la sede de la Comunidad b El doctor Luis Montes asistió también a la marcha. Sus tres compañeros expedientados se han dado de baja por depresión, según confirmó la Junta de Personal MIGUEL D. GARCÍA MADRID. Al menos trescientas personas, en su mayoría personal sanitario y vecinos de Leganés realizaron ayer una marcha, de más de cinco horas, desde el hospital Severo Ochoa hasta la Puerta del Sol, como protesta por la crisis provocada en el hospital tras las denuncias de sedación irregular en Urgencias. Ante la sede de la Comunidad se congregaron finalmente más de un millar de personas, ataviados con pañuelos y gorras naranjas (el color que se ha convertido en símbolo de protesta en el Severo Ochoa) y que se fueron sumando a la marcha en diferentes puntos de la capital, como la Puerta de Toledo. La manifestación había sido convocada por los sindicatos UGT, CC. OO. y la Asociación por la Defensa de la Sanidad Pública, una semana después de que se hiciera público el informe de expertos sobre la aplicación de sedación irregular, en el que se confirma la existencia de hasta 73 casos en los que este tratamiento se había aplicado de manera negligente en el Severo Ochoa. Sobre el informe de los expertos, los manifestantes pidieron que los políticos dejen a la Justicia trabajar en la investigación A la llegada de la marcha a la Puerta del Sol, el representante de la Unión de Actores, Jorge Bosso, leyó un manifiesto en el que se volvió a pedir la dimisión fulminante del consejero de Sanidad, Manuel Lamela, por su gestión de la crisis en el hospital. El texto también insistía en recuperar la confianza de los ciudadanos hacia los médicos, perdida a raíz de la crisis y en la mejora de los cuidados paliativos. Ataviados con gorras narajas, los manifestantes lanzan consignas al inicio de la marcha EFE El informe confirmó 73 casos de sedaciones irregulares en el hospital Hace tan sólo una semana, el comité de expertos encargado de analizar 169 historias clínicas procedentes del hospital Severo Ochoa hacía público un contundente informe que ponía de relieve la existencia de hasta 73 casos de sedaciones aplicadas de manera irregular. El informe arrojaba datos preocupantes, según los cuales, el uso inadecuado de estos tratamientos paliativos se llevó a cabo, en al menos 45 ocasiones, sin que los familiares o el paciente fueran informados del riesgo evidente que suponían. Incluso en 45 de las historias consultadas, ni siquiera aparecía el consentimiento familiar para su uso, ya fuera porque no se pidiera o porque directamente fuera rechazado por los familiares. Además de la sedación irregular, se apuntaban otras negligencias en el Severo Ochoa, tales como el combinado de fármacos, que el informe relaciona directamente con la muerte de varios enfermos. Los expertos insisten en su estudio en que la sedación en pacientes terminales debe aplicarse con la misma rigurosidad que con pacientes reversibles. Al final del acto, el manifiesto fue entregado, como homenaje, al doctor Luis Montes, responsable de Urgencias del Severo Ochoa cesado tras las primeras denuncias. Además del lema que encabezaba el manifiesto: Por la dignidad de la Sanidad Pública se corearon consignas como Lamela, dimisión o Gracias Leganés Por otro lado, la presidenta de la Junta de Personal del hospital, Isabel Serrano, confirmó que tres de los cuatro médicos expedientados por la Consejería de Sanidad se han dado de baja por un síndrome ansioso- depresivo causado por el acoso que padecen aunque aún no han sido sustituidos en sus puestos, informa Efe. Serrano anunció también que las concentraciones ya no se harán dentro del centro, como ha pedido la gerencia del hospital.