Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 6 2005 Internacional 39 Razón Óscar Eid, un taimado y experimentado miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria que, en 1984, participó del Diálogo para la Democracia una cumbre política- -igualmente propiciada por la Iglesia- -que derivó en el recorte del mandato del entonces presidente, Hernán Siles. En aquella ocasión el país sufría los efectos de un déficit galopante y una crisis de gobernabilidad que algunos asemejan a la pérdida de capacidad de mando del presidente Mesa. Sin solución Varios líderes políticos y empresariales han pedido adelantar elecciones generales como única solución a la crisis. Algunos grupos ciudadanos y líderes sindicales, incluso, se han animado a pedir que un militar tome las riendas del país. Lamentablemente el presidente Mesa se ha convertido en parte del problema. Le pedimos que si no puede gobernar deje el poder y convoque elecciones para renovarlo todo, Congreso, Gobierno... todo dijo Roberto Mustafá, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) Mesa se describe desde enero como víctima de una tenaza a punto de desplazarlo del poder. El Alto, una ciudad altiplánica de 800.000 habitantes, y Santa Cruz, una urbe oriental próspera, presionan a diario al presidente con demandas contradictorias entre sí. Mientras El Alto pide nacionalizar los hidrocarburos y una Asamblea Constituyente, Santa Cruz defiende un referéndum de autonomía departamental. El presidente, que prometió atender a ambas, emitió el jueves un decreto para que el referéndum y la Asamblea Constituyente se definan en una sola cita electoral el 16 de octubre. La instrucción, calificada de inconstitucional por el dimisionario ministro de Desarrollo Económico, Walter Kreidler, sólo consiguió exasperar aún más a los grupos en conflicto. Una inmensa fila de vehículos aguarda en La Paz para repostar tras la huelga de 48 horas del transporte en Bolivia REUTERS La Iglesia boliviana se ofrece para mediar en un diálogo nacional con el gobierno El presidente califica la crisis como una de las más graves de la historia JOSÉ ANTONIO ARUQUIPA CORRESPONSAL LA PAZ. Después de dos largas semanas de paros y protestas prolongados que han empujado al país a un estado de alerta e incertidumbre, la Iglesia Católica, institución que goza del 70 por ciento de la aprobación ciudadana, ha decidido facilitar el diálogo nacional entre los jefes de los poderes del Estado y líderes de los grupos de manifestantes. En un comunicado leído al país, la institución eclesiástica llamó a gobernantes y gobernados a deponer su actitud de violencia e intransigencia, ceder en el radicalismo de las demandas, estar abiertos al diálogo sincero y constructivo, respetar a las personas y las opiniones diferentes y cumplir con honestidad los compromisos acordados La convocatoria puso paños fríos sobre los ánimos exaltados de miles de manifestantes que reclaman la nacio- nalización de los hidrocarburos y la dimisión de los presidentes del Gobierno y del Congreso. Todo indica que la Iglesia y los representantes políticos se esforzarán en aprovechar esa frágil tregua para delinear una salida urgente a lo que el presidente, Carlos Mesa, definió como una de las más graves crisis de Estado de nuestra historia Ahora necesitamos un milagro y sólo la Iglesia puede hacerlo dijo al diario boliviano La