Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional DOMINGO 5 6 2005 ABC Mahmud Abbas anuncia el aplazamiento indefinido de las legislativas palestinas La oposición califica la medida de partidista HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Abbas, anunció ayer el aplazamiento de las elecciones generales que debían celebrarse el próximo 17 de julio sin precisar cuándo tendrán lugar. Un niño palestino, frente a un control policial israelí en Cisjordania AP La decisión fue recibida con críticas por la oposición. Portavoces de Hamás acusaron a Abbas de no respetar los compromisos adquiridos y de actuar movido por los intereses de su propio partido, Fatah, aunque no anunciaron que fueran a boicotear los comicios cuando se convoquen ni que den por acabado el alto el fuego que está vigente desde febrero. La decisión se ha tomado unilateralmente y sin consultar con las facciones. Responde a las condiciones y a la atmósfera en que vive Fatah y no obedece a ninguna consideración nacional declaró Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás en Gaza. Abbas justificó el retraso, que ya fue anunciado por ABC hace dos meses, aduciendo razones técnicas pero todo el mundo ve la medida como un intento de frenar el empuje de Hamás y de ganar tiempo para limpiar la imagen de la ANP, desprestigiada por la corrupción y la falta de eficacia. El aplazamiento no sorprendió a nadie puesto que recientemente se habían repetido las declaraciones en este sentido por parte de numerosos dirigentes de Fatah, aunque el presidente insistía una y otra vez en que la cita con las urnas se iba a respetar. Pulso con el Parlamento Los problemas técnicos que mencionó Abbas se refieren a la disputa que existe entre él y el Parlamento en lo tocante al reparto de diputados. Las dos partes discrepan en cuanto al número de parlamentarios que deberían ser elegidos en listas que se presenten en cada circunscripción y cuántos en una lista cerrada vinculada a todos los territorios ocupados. Aunque el Parlamento aprobó hace varias semanas una ley electoral de consenso, Abbas se ha negado a ratificarla, como es preceptivo, de manera que el sistema de representación ha quedado bloqueado. El presidente rechaza la legislación aprobada por la Cámara porque es partidario de una ley que prevea una circunscripción única, ya que considera que de esta manera Fatah tendrá más posibilidades de superar a Hamás en número de representantes y asegurarse el gobierno durante toda la legislatura. Sin embargo, son muchos los diputados de Fatah que piensan de otra manera y creen que tendrán más posibilidades de ser reelegidos si se presentan por circunscripciones más pequeñas. De ahí que la ley que ha aprobado el Parlamento, y que Abbas no quiere ratificar, sea mixta, reservando una parte de los diputados a las listas locales y el resto a una lista única. Mahmud Abbas anunció que a partir de ahora abrirá consultas con la Cámara y con la distintas facciones para determinar una nueva fecha electoral.