Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 6 2005 15 El ex ministro Trillo dice haberse sentido manipulado y engañado por Bono en la polémica del Yak ÁNGEL DE ANTONIO ridad, por reconducir la protesta hacia un terreno sin nombres propios. Se quería dejar sentado que no era una manifestación contra el Ejecutivo socialista, sino contra la negociación con ETA, pero tan íntimamente unido va lo uno a lo otro que el empeño fue estéril. Lo obvio es que Zapatero se ha tropezado con la primera protesta masiva contra su gestión, un pedrusco indigesto cuando acaba de soplar la vela de su primer año al frente del Gobierno, y que resulta demasiado reduccionista atribuir el éxito de afluencia a la disciplinada movilización de todo el PP (aunque, sí, la hubo) y de sus simpatizantes. En silla de ruedas La primera de las pancartas Por ellos, por todos, negociación en mi nombre, no no encabezaba la manifestación, pues en avanzadilla rodaban, por delante de la proclama, las sillas de Irene Villa, de su madre María Jesús y de Laura Jiménez, herida de gravedad el 11- M. No todo el monte de sufrimiento por el terrorismo islamista es la asociación de Pilar Manjón, y parte de la estrategia de los organizadores buscaba poner ese punto en claro. Tras la pancarta, una hilera de rostros en la que era tan difícil identificar a todos como no reconocer a alguno: los padres de Miguel Ángel Blanco, su hermana María del Mar, el presidente de la AVT José Alcaraz, Ángeles Domínguez, presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11- M, Pilar Elías, la heroica concejala del PP en Azcoitia que hoy soporta la perenne presencia del etarra asesino de su marido frente al portal de su casa... La corriente de solidaridad Estamos con vosotros tuvo momentos intensos, de brillo en los ojos y hasta de lágrimas. En el segundo grupo, impresionante el calor hacia María San Gil, recibida como un icono, y Carlos Iturgáiz. Aplausos a Gotzone Mora, bastión resistente de un socialismo por la unidad de los dos grandes partidos. Nutridísima (sería difícil dilucidar quién no estaba) la representación del Partido Popular, desde un José María Aznar recibido entre vítores valiente, valiente a Mariano Rajoy y Ángel Acebes, además de la plana mayor local y autonómica. El Foro de Ermua, al completo. Basta Ya aportó alguna presencia y ausencias tan sonadas (por el ruido previo) como la de Fernando Savater. En la marea humana, paraguas La organización luchó por aplacar los gritos de Zapatero, embustero o los que pedían su dimisión Numerosas ikurriñas ondearon junto a banderas nacionales y a las demás enseñas autonómicas (ayer mejor parasoles) con la ikurriña y la bandera nacional en convivencia, además de un flamear de enseñas autonómicas (todas, sin faltar ni una) de efectividad disolvente. Cuando pasean juntas, ninguna resulta excluyente. Carteles, camisetas y pegatinas bastante expresivas: PCTV ilegalización Memoria, dignidad, justicia Negociación es claudicación No son presos, son asesinos Presos de ETA, pena completa Todo en una tónica de contención que sólo tuvo algún punto chirriante aislado El del talante es un farsante y sin apenas incidentes reseñables. En el último repecho del recorrido al fin se lograba la perspectiva de cientos de miles de voluntades sumadas. Familias enteras, adolescentes, ancianos. La tarde se disolvió con una ofrenda floral en el lugar donde doce guardias civiles se dejaron la vida (el segundo atentado más sangriento de ETA) y con el manifiesto leído por el presidente de la AVT. La memoria es tan sólida como las hemerotecas.