Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 6 2005 Los sábados de ABC 121 Una original y elegante novia de Elio EFE La moda eterna de Elio Berhanyer El modista Elio Berhanyer presentó en el Museo del Traje un desfile con cuarenta de los trajes nupciales más significativos de su trayectoria entre 1965 y 2005, en un acto al que asistió la ministra de Cultura, Carmen Calvo. El diseñador estuvo acompañado por Roberto Torreta, Jesús del Pozo, Agatha Ruiz de la Prada y Juan Duyos, compañeros de profesión; además del escritor Antonio Gala y aristócratas como María Zurita y Beatriz de Orleans. En sus cuarenta años dedicado a la moda de alta costura, Elio Berhanyer diseñó por encargo más de seiscientos vestidos de novia, como el de la Reina de Bulgaria o el de Meye Mayer, incluidos en la muestra. Varios de los trajes exhibidos en el desfile son originales o han necesitado pequeñas restauraciones, mientras que otros han tenido que reproducirse totalmente. El patio interior del Museo del traje, vestido de blanco para la ocasión y acompañado de una pequeña orquesta de cuerda, fue el escenario elegido para mostrar la retrospectiva del modisto cordobés, que incluyó varios modelos de la primera colección de novias pret- a- porter de Elio Berhanyer. Heredero de la antigua escuela, el diseñador está considerado una institución de la alta costura española, presentando puntualmente su colección en Pasarela Cibeles desde 1994. También ha realizado trabajos comerciales muy conocidos, como el uniforme de las azafatas del Mundial 82, de Iberia y de Transmediterránea. Sus inicios en el mundo de la moda se remontan a la temprana edad de 17 años cuando se traslada a Madrid y decide embarcarse en el diseño de forma autodidacta; durante los años 60 y 70 llevó sus colecciones por todo el mundo, pero fue en el 69 cuando comenzó a diseñar pret- áporter. El eje central de la actividad del Museo del Traje, creado hace un año, se basa en mostrar la evolución histórica del Traje y sus implicaciones, sociales, ideológicas y creativas. Con unos fondos de más de 160.000 piezas, el museo abarca toda la historia del vestido, desde piezas arqueológicas a ropas actuales de alta costura, entre las que se encuentran varias piezas de Berhanyer. ABC EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR Más familiar que nunca, Mar Flores ya piensa en dar un hermanito a su hijo Mauro Se buscaba algo diferente y la verdad es que se consiguió. Ocurrió durante la cena de gala que ofreció la familia Durán en su joyería de la calle Goya, y con el mundo de las perlas como telón de fondo. Etiqueta para un menú servido sobre conchas y copas de plata. Delicias del mar emulando el color de las perlas más exóticas, que van del rosa al amarillo, sin olvidar la magia de las blancas y el misterio de las grisáceas. Como para no sentirse una ostra. Perlas y perlones desfilaron por las mesas de los comensales al ritmo de un bailarín y su danza del vientre. Hubo sorpresa y cara de alucine. Primero porque en las mesas se elegía a una señora a la que agasajar (me reservo el gesto de algunos señores que vieron cómo sus santas no eran las elegidas) Un ramillete coral en el plato era la pista para el danzarín, que sudaba como un pollo por el maquillaje dorado con que dibujó su cuerpo. Veía el ramillete y aparecía en la mesa con un exótico cofre para adornar el cuello o las muñecas de la elegida y llenarla de joyas. Oh! gritaban algunas emocionadas. ¡Qué derroche! decían otras cuando les plantaban dos perlas engarzadas en brillantes en las orejas. vi que gesticulaba Mar Flores al ver cómo le adornaban su cuello con un impresionante collar de perlas mientras su esposo Javier Merino presenciaba el momento. Insisto en que me reservo las caras de las otras asistentes que disimulaban como podían ese momento de tenía que ser yo Para su consuelo, la historia tenía miga y un final bien distinto del que las más ingenuas creían. Porque la magia y el encantamiento se fueron como llegaron: de manos del danzarín que regresó a los pocos minutos para despojar a sus favoritas de sus joyas y terminar así el cuento de tantas ceniMar Flores cientas que pensaron que el JULIÁN DE DOMINGO encantamiento iba a pasar de la medianoche. Como me explicó el propio Alfonso Durán, hemos querido que viérais las joyas de una manera distinta Vaya que si lo consiguieron. No hay nada como comprobar el peso de las buenas perlas cuando cuelgan del cuello o el resplandor de los brillantes más puros cuando alumbran desde la mano. Fue el sueño de una noche de verano que tuvo como testigos de honor a una lista de invitados donde se encontraban desde Pedro y Begoña Trapote a la condesa de Montarco y Aline de Romanones o la siempre divertida Lita Trujillo, entre muchos otros. Guapa y elegante fue Mar Flores a este acto, que también contó con la presencia del modista Elio Bernhayer, quien acaba de recibir un homenaje en el Museo del Traje con una retrospectiva de su obra. Mar está feliz y ajena a todos los líos que hoy se cuecen en el mundo del corazón, donde ella también tiene su pasado. Esa noche me confesó que ya están pensando en darle un hermanito a su hijo Mauro. Pues nada, a ponerse a trabajar. Elio Berhanyer posa con sus modelos EFE