Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 6 2005 Los sábados de ABC 113 VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE europeas. Carlos también disfrutó paladeando el famoso brandewijn, predecesor del actual brandy. ¿Cómo trataron la gota imperial los galenos de Carlos V? En el año 1544, en Toledo, uno de los médicos del emperador, el doctor Lobera de Ávila, publicaba Libro de las cuatro enfermedades cortesanas. Uno de los capítulos está dedicado a la gota, en él podemos leer: Por la mayor parte viene la podagra y otros dolores de junturas en los príncipes y personas que viven en quietud y comen y beben demasiado Esta apreciación sería compartida por los médicos de hoy día, pero el citado galeno añade otra suposición, como por ejemplo que la gota estaba relacionada con el mucho coito Los recursos terapéuticos eran dos, los enemas y las sangrías, mediante los cuales se conseguía evacuar la materia morbosa De utilizar este arsenal terapéutico en nuestros pacientes actuales lo único que conseguiríamos sería, además de irritarles profundamente, facilitar la aparición de nuevas dolencias, puesto que, como hemos señalado, el estrés es uno de los factores que desencadenan la monoartritis gotosa aguda. INDIOS Y EUROPEOS a Fórmula 1 está invadiendo el lugar del vino en la cultura general. Las personas importantes hablan de ideas, la mayoría de las personas habla de cosas y las personas insignificantes hablan de vino Esto que sostiene (o sostenía) Fran Lebowitz es aplicable a la Fórmula 1. A ver si Alonso gana el Mundial diez o doce veces y la cosa se normaliza. No sé cuánto tiempo voy a aguantar más sin lanzarme a morder la yugular (si supiera dónde está) del siguiente que me mencione la temperatura del asfalto, la flexibilidad de los alerones del R- 25 o el nombre del tercer piloto de Renault. Ya me había acostumbrado a contar hasta 500 con los que han introducido en su vocabulario las expresiones maridaje (vaya, así se podría haber llamado el matrimonio gay ya que parece que el nombre es el mayor problema) caldo o vino parkerizado (si no sabes quién es Robert Parker y lo citas no das el pego en lo de mostrar conocimiento sobre vinos) Si la sabiduría acerca de los vinos es sincera, también me parece un tema de conversación tedioso. Sólo espero que alguna vez tengamos alguna figura del curling y así vayamos ampliando nuestro conocimiento de los deportes que no son deportes. La Fórmula 1 tiene de deporte lo que el ajedrez. Otra cosa es que haya que colocarlos en alguna sección de los periódicos. Como espectáculo, tampoco es que esté mal lo de los coches (claro que aquí servidora se ha tragado muchas carreras de 1.500 libres en natación por la tele así que de credibilidad andamos mal) Como deporte deja bastante que desear. Deporte es el tenis. De toda la vida. En ambas actividades están nuestros prometedores chicos: Fernando Alonso y Rafa Nadal. ¿Cómo es posible que un chico de 18 años tenga esos surcos en la frente? (le debe de pasar como a María Patiño, que de tanto gesticular se ha construido un código de barras) Pero a lo que iba. La USTA, la Federación Estadounidense de Tenis, va a utilizar la imagen del tenista para promocionar sus torneos de verano. Además de en su valía como jugador espectacular (y zurdo, lo que hace mucho) se piensa en el enganche que pueda suponer para el público hispano, algo que seguramente nunca se hubiera intentado con Juan Carlos Ferrero. El otro día en Roland Garros alguien desde la grada gritó ¡Jerónimo! al de Manacor. Leo con estupor que ese grito quizá se deba a la impresión que da de irreductible. Venga ya, le llamarían Jerónimo porque parece indio, que es ese aspecto racial que también interesa a los de la USTA. Fernando Alonso, sin embargo, tiene cara de europeo. Y lo europeo es tedioso. Hablar de Europa ni les cuento. Aunque se vaya a desintegrar. L Carlos V Los hábitos alimenticios fueron los responsables de la enfermedad que le atormentó durante toda su vida y que consiguió lo que los hombres no habían podido: doblegar al emperador Horario de un jubilado Y una vez instalado en su tranquilo palacete, ¿en qué ocupaba el emperador sus días? En torno a las siete de la mañana, era despertado por Juanelo Turriano, pocos minutos después hacían su presencia fray Juan Regla, su confesor, Mathys, y sus barberos. Todos ellos hacían una labor de aseo bien en el plano espiritual, fisiológico o personal, que solía prolongarse durante un par de horas, al cabo de las cuales Carlos escuchaba misa. Seguidamente desayunaba, mientras escuchaba con gran interés la animada tertulia que mantenían fray Juan, Mathys y Guillermo Molinero, el presbítero. A continuación, despachaba asuntos de Estado, paseaba o iba de caza, haciendo tiempo para las audiencias Hacia las cuatro de la tarde solía realizar la comida imperial, tras la cual gustaba de escuchar música y reposar. La cena se servía generalmente a las diez de la noche, después rezaba sus acostumbradas oraciones y se retiraba a dormir. Haciéndose llevar, eso sí, a la alcoba un capón asado y jamón serrano, por si durante la noche le despertaba el apetito y precisaba aplacar el gusanillo Germana de Foix, abuelastra de Carlos I y algo más para éste cuando llegó a España. La segunda esposa de Fernando el Católico recetó a su marido afrodisiacos- -que pudieron acabar con él- -para lograr concebir un hijo. Amante de los placeres y la buena mesa, se convirtió en una obesa imposible el emperador era la duplabiera, una variante que contenía grandes cantidades de lúpulo, sustancia que, por otra parte, favorece las crisis de podagra. Algunos investigadores apuntan que la devoción de Carlos por la cerveza hay que buscarla en el obispo holandés Adrian Florisz que, por orden de Maximiliano, ejerció la tutela de su nieto Carlos. Parece ser que este religioso, que llegaría a sentarse en el sillón de Pedro con el nombre de Adriano VI, ha pasado a la historia como un cervecero piadoso hasta el punto de que el exceso de libaciones mucho tuvo que ver con su súbito fallecimiento. Sea como fuere, lo cierto es que la afición de Carlos le llevó, incluso, a traerse a su cervecero particular a Yuste, por lo que podríamos afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que en Extremadura se fundó una de las más antiguas cervecerías Isabel de Portugal, esposa del Emperador y madre de Felipe II murió, víctima de una corioamniotitis- -infección de la placenta- Su fiel matrona, doña Quirce de Toledo, intentó que la atendieran los médicos- -no se les permitía asistir a los partos- pero la Soberana no aceptó su intervención