Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 6 2005 Internacional 33 Descubren en una casa de Austria los cadáveres de cuatro bebés asesinados La supuesta madre y su pareja fueron detenidos A. SÁNCHEZ SOLÍS. CORRESPONSAL VIENA. El espanto y la conmoción tomaron ayer la ciudad austríaca de Graz, al conocerse el hallazgo de cuatro cadáveres de recién nacidos presuntamente asesinados por su madre en los últimos años. El drama empezó a salir a la luz el pasado lunes, cuando un vecino de la presunta infanticida bajó al sótano del edificio para coger un helado del congelador. Allí, descubrió con espanto cómo dentro del refrigerador se encontraba el cadáver de un bebé introducido en una bolsa de plástico. Inmediatamente dio aviso a la policía que, tras registrar el inmueble, localizó otros dos cuerpos: uno en el mismo congelador y el otro en un cubo lleno de cemento bajo un taller de carpintería, lugar habitual de trabajo del compañero sentimental de la supuesta madre de los bebés fallecidos. Tanto ella, una contable de 32 años, como su pareja, de 38, fueron detenidos el jueves acusados de asesinato. Sin embargo, las investigaciones policiales aún tenían que deparar otro macabro descubrimiento: ayer los agentes localizaron un cuarto cadáver dentro de una bolsa escondida bajo un montón de trastos en un edificio cercano. que es difícil aceptar que la misma historia del embarazo inadvertido y de la amnesia tras el parto se repita cuatro veces. La pareja convive desde hace ocho años y ha sido calificada por los vecinos como muy trabajadora, amable y nada conflictiva. Agentes de policía inspeccionan el taller donde fue hallado uno de los bebés AP No recuerdo nada En sus primeras declaraciones, la acusada afirmó haber tenido a los niños y haberse deshecho de ellos, aunque asegura no recordar haber matado a los bebés y que sufrió un ataque de amnesia tras cada parto. Según la policía, la acusada ha mostrado una actitud poco comunicativa durante la toma de declaración. En una intervención en la radio pública austríaca, el inspector jefe Werner Jud relató que la presunta homicida insiste en que no fue consciente de sus embarazos hasta que la gestación estaba muy avanzada y que en todos los casos dio a luz a los bebés de forma espontánea en la bañera. Además, la acusada negó recordar el orden del nacimiento de los niños. Por su parte, su compañero sentimental afirma que nunca se percató de los embarazos de su pareja y ha negado cualquier participación en la muerte de los cuatro bebés. El Instituto Forense de Graz deberá esperar a la próxima semana para terminar las autopsias, ya que antes será necesario descongelar dos de los cuerpos. Las autoridades podrán así determinar las causas exactas de las muertes y establecer también si los detenidos son verdaderamente los padres. Los mandos policiales quieren preservar la cautela ante lo extraño del suceso. El propio jefe de la Policía Criminal de Graz, Anton Lehr, declaró a los medios que no dan ninguna credibilidad a las declaraciones de la pareja, y