Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional EL PROYECTO EUROPEO, EN CRISIS SÁBADO 4 6 2005 ABC La clase política portuguesa asume la celebración del referéndum BELÉN RODRIGO. CORRESPONSAL LISBOA. El referéndum sobre el Tratado Constitucional europeo tendrá lugar en Portugal en octubre, en un día aún por determinar, coincidiendo con las elecciones municipales. Esta es la posición oficial del primer ministro, José Sócrates. Sin embargo, tras los resultados negativos de Francia y Holanda, el ministro de Exteriores, Diogo Freitas do Amaral, admitió hipotéticamente en una entrevista con la televisión pública, la posibilidad de no convocar la consulta sobre la Constitución Europea en Portugal en caso de que hubiera un consenso en este sentido en el próximo Consejo Europeo. Freitas do Amaral reconoció que puede ocurrir que los 25 países, sentados a la mesa, por consenso, sin imposición de nadie, sin países de primera y segunda, lleguen a la conclusión que es mejor parar el proceso de ratificación del Tratado para pensarlo mejor No obstante, los partidos políticos consideran que la decisión ya está tomada y que es necesario avanzar hacia el referéndum. El pasado miércoles, el Partido Socialista y el Partido Socialdemócrata llegaron a un acuerdo sobre la revisión constitucional que permita hacer coincidir las dos votaciones como algo excepcional. Una decisión que no agrada a todos, como es el caso del socialista Manuel Carillo, candidato al Ayuntamiento de Lisboa, para quien ese día en Portugal no se hablará de Europa Gerhard Schröder, durante una rueda de prensa ayer en Berlín, en la Cancillería REUTERS Berlín pide que la UE se pare a pensar Schröder recibe hoy a Chirac y se entrevistará con Blair el próximo día 13 de lo sugerido por otros dirigentes europeos, el canciller alemán se opone a paralizar o retrasar el proceso de incorporación de nuevos países a la UE RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El Gobierno alemán quiere abordar una reflexión en profundidad sobre el desarrollo de la UE, lo que implica una contención en la actual velocidad de crucero a fin de evitar una crisis general. Hoy cenará Gerhard Schröder con Jacques Chirac en la cancillería, después de anotar sus diferencias con el premier británico, Tony Blair, y la oposición de Holanda a una pequeña cumbre de fundadores Schröder habría invitado a los jefes de Estado y de Gobierno de los países fundadores de la comunidad europea- -entre estos Francia, Italia y el Benelux además de la RFA- -a una mini cumbre en Berlín sobre el futuro del bloque, previa al Consejo Europeo de junio, que no tendrá lugar por la oposición holandesa según reconocieron fuentes oficiales. Con la cena de hoy, al menos, Chirac y Schröder buscarían convencer de que siguen siendo el motor de Europa. El ministro de Exteriores, Joschka Fischer, opinó ayer que los resultados plebiscitados no supondrían una derrota histórica para la Unión; la cancillería dijo que no existirían motivos para paralizar el proceso de ratificación del Tratado a lo largo y ancho del bloque, como tampoco de la ampliación a Bulgaria y Rumanía. Sin embargo dice favorecer un análisis sobre las causas sobre el creciente rechazo popular del proyecto europeo. A este fin, el canciller Schröder se entrevistará también el 13 de junio con Tony Blair. b Al contrario La crisis europea despierta temores en los países de la ampliación SIMON TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Si el no francés a la Constitución europea produjo preocupación en los países de la próxima ampliación de la UE, el rechazo holandés ha causado más que incertidumbre, casi pánico, entre los gobiernos de Rumanía, Bulgaria, Croacia y Turquía. A pesar de las declaraciones del líder del partido democristiano alemán en el Parlamento Europeo, Markus Ferbes- si la Constitución no se aprueba antes de 2007, la nueva ampliación no tiene sentido el canciller alemán, Gerhard Schröder aseguró ayer al primer ministro rumano Calin Popescu Tariceanu que la UE, a pesar del no debe mantener sus compromisos con Rumanía y Bulgaria. Pero de sus declaraciones no se deduce que se respetará lo prometido. Otros vecinos escépticos como Dinamarca y los Países Checos ven crecer la resistencia al Tratado en las encuestas y una mayoría de los alemanes se ha pronunciado también por correcciones al texto. El propio Luxemburgo, que ostenta la presidencia de turno de la Unión, podría votar negativamente en julio, con lo que el jefe de Gobierno Juncker advierte sobre su dimisión. El diario Tageszeitung ve un mamporro de las gentes a las élites europeas No sería casual que los más educados y europeos voten a favor y las masas en contra, pero sin esta otra mayor Europa no puede funcionar Desde otro ángulo, Heribert Prantl analiza en Süddeutsche Zeitung que los referéndum han demostrado lo que Europa no es, por más que insista: una Europa de ciudadanos Pero Horst Teltschik, ex jefe de la cancillería de Kohl durante la reunificación, se decía en cambio animoso, opinando que no hay peligro para la UE... y sí una nueva oportunidad de buscar soluciones más racionales económicos de convergencia con el bloque. Schröder reconoció problemas en los preparativos rumanos pero elogió la oportunidad histórica tras el colapso del comunismo para que toda Europa crezca junta Popescu Tariceanu advirtió contra la utilización de problemas internos de algunos miembros para incumplir las promesas de la UE, pero el Gobierno alemán asegura que el calendario para entablar negociaciones en octubre sigue en pie, así como el proceso abierto con Croacia. Elecciones en otoño En octubre, sin embargo, Schröder puede no estar ya en la cancillería y un eventual Ejecutivo democristiano y liberal ha empezado ya a sondear posibles retrasos en el calendario de la ampliación. Dirigentes como Ángela Merkel y Edmund Stoiber han entendido el rechazo en los referéndum como una necesidad de empezar a poner puertas a la UE, suponiendo que crecería a una velocidad inaprensible para algunos ciudadanos. Pero sobre todo la CDU ha prevenido al canciller contra generosidades proeuropeas típicas de la era de Kohl, cuando un bloqueo lograba devengar siempre nuevos pagos por parte alemana. Luxemburgo está pidiendo un mayor espíritu europeísta en el nuevo presupuesto, pero la CDU teme que Schröder pretenda despedirse tirando con pólvora del rey y asumiendo compromisos que el maltratado presupuesto federal mal podría cumplir. El bávaro Stoiber acusó ayer al canciller de tendencia a actuar con el estómago y opinó que la mejor manera de cooperar al proceso electoral sería dimitiendo ya. Por su parte, Berlín intenta mover a Tony Blair hacia cierta solidaridad y renuncia del llamado cheque británico. Seguir con la ampliación Al contrario que otros miembros, el canciller alemán se opone a paralizar el proceso de incorporación de nuevos países, como aseguró ayer tras reunirse con el primer ministro rumano, Calin Popescu Tariceanu. Schröder pidió que se mantengan las promesas a Sofia y Bucarest de un acceso en 2007, con la sola condición de que cumplan al pie de la letra los requisitos jurídicos y El Gobierno alemán quiere moderar la actual velocidad de crucero para evitar una crisis general en la UE