Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 6 2005 Nacional 23 Zapatero convoca a Solana, Almunia y Borrell ante la crisis de la Unión Europea Mantiene que debe seguir el proceso de ratificación de la Constitución b El Gobierno niega relieve a que su presidente no haya sido incluido en la primera ronda de contactos puesta en marcha por Chirac, Schröder y Blair G. L. A. MADRID. El no de franceses y holandeses al proyecto de Constitución no sólo ha puesto en crisis la Unión Europea sino que ha abierto una vía de agua en la política exterior del Gobierno, aunque esta segunda consideración sea rechazada oficialmente. Para buscar fórmulas que permitan reparar la avería José Luis Rodríguez Zapatero ha convocado en el Palacio de la Moncloa a los tres españoles- -socialistas todos- -que ocupan cargos de relieve en el ámbito europeo: Javier Solana, Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE; Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos, y José Borrell, presidente del Parlamento Europeo. La reunión, sin fecha cerrada, se producirá en vísperas de la cumbre convocada en Bruselas para los Javier Solana Joaquín Almunia José Borrell y de la resolución de sus problemas y se estudiarán posibles vías para que Europa siga avanzando La portavoz del Gobierno aseguró que su presidente mantiene el criterio de que, a pesar del rechazo de dos de los países fundadores de la Unión, debe continuar, según lo previsto, el proceso para la ratificación del proyecto de Constitución europea. Recordó, en este sentido, que diez de los veinticinco países miembros ya han ratificado el proyecto de Constitución y todas las voces deben ser escuchadas y tenidas en cuenta en alusión a los que todavía no se han pronunciado y que deberán hacerlo en los próximos meses, unos a través de sus parlamentos y otros en referéndum. El rechazo de los ciudadanos franceses y holandeses refleja, a juicio del Gobierno español, un malestar de buena parte de las opiniones públicas pero se subraya también que ese rechazo obedece a motivaciones múltiples y a menudo contradictorias días 16 y 17, inicialmente prevista para debatir como asunto central los presupuestos comunitarios para 2007- 2013, pero que, dada la crisis abierta, seguramente estará dedicada en buena parte a estudiar las consecuencias de lo sucedido en Francia y Holanda. Estar en primera línea El Gobierno negó ayer que esta convocatoria sea una maniobra para contrarrestar el hecho de que Zapatero no ha sido tenido en cuenta para las reuniones de urgencia que han acordado el francés Jacques Chirac, el alemán Gerard Schröder y el británico Tony Blair. Son reuniones que realizan tres líderes europeos, pero eso no significa que ahí se vaya a decidir el futuro de Europa. Habrá otras muchas reuniones argumentó la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, restando importancia a esa mini- cumbre de los tres pesos pesados de la Unión. En cuanto a la reunión en La Moncloa, De la Vega dijo que España quiere estar en la primera línea de Europa Europeísmo español De la Vega subrayó que el Gobierno español velará por que el amplio sentimiento europeísta de los españoles sea escuchado y renovó el compromiso con la Europa económica y comercial, pero también con la Europa política y social El Ejecutivo apuesta por que la Unión continúe adelante con su agenda, en la que uno de los asuntos claves es el debate sobre las perspectivas financieras, en el que están en juego los fondos europeos para España.