Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 6 2005 Nacional 19 Un regalo para el hijo de Don Felipe y Doña Letizia En la asociación de palilleiras Nosa Señora da Barca el debate político no ocupa ni un segundo del tiempo de las 90 mujeres miembros, que con sus encajes de bolillos tratan de ganar unos euros para completar el sueldo de sus maridos. En cambio, la noticia de que los Príncipes de Asturias esperaban su primer hijo sí fue ampliamente comentada y sometida a discusión. El resultado: ya están trabajando en una labor que regalarán al recién nacido. Además del cariño por los Príncipes de Asturias, las palilleiras demuestran también una reserva absoluta: Claro que no le decimos qué estamos haciendo, es una sorpresa Las preguntas se repiten por si aparecen indicios, pero el éxito brilla por su ausencia. En el local de la asociación se exponen labores ya terminadas. A modo de ejemplo, un mantel de encaje para una mesa grande cuesta 150 euros. Un precio pequeño si se tiene en cuenta que quien lo hizo tardó tres meses. Cada una pone el que cree oportuno explican. En el momento de la visita trabajan con 24 pares de palillos, que mueven con una soltura inconcebible y que hacen sonar de forma armónica. Ellas, sin embargo, no le dan importancia al asunto. Para aprender los primeros rudimentos sólo necesitaría una semana aseguran con un optimismo sin duda desmesurado. Las palilleiras trabajan sin descanso y con esmero compañeras la miran parece no haber mucho margen para la duda. Muxía, ya para siempre la zona cero del Prestige vive de la mar, aunque cada vez hay más actividad turística. Sus vecinos quieren olvidar la tragedia y hasta hacen bromas con un monumento levantado a pocos metros del Santuario de la Barca: Aquí les llamamos las torres gemelas dice jocoso un funcionario en tertulia de café. El PSOE, desde 1999 A no muchos kilómetros, en Laxe, otro de los pueblos más castigados por el chapapote, el panorama tiene algunos elementos distintos. Aquí el ayuntamiento está gobernado por el PSOE desde 1999, cuando logró desbancar a los populares, aunque sólo en las municipales, porque en las autonómicas gana aún el PP. Su alcalde, Antón Carracedo, es un hombre alto, delgado, que despliega una actividad frenética al frente de la Corporación hasta el punto de llegar a resultar un tanto estresante. Se significó especialmente en la crisis ecológica por su defensa a ultranza de los voluntarios que fueron a ayudar: Venían a echarnos una mano y encima nosotros les maltratábamos. No lo podía soportar recuerda ahora. Es del PSOE y obviamente quiere un relevo en el Gobierno en la Xunta. Pero va más allá y asegura que lo que de verdad hace falta es un profundo cambio de mentalidad: Que el que vota sea consecuente con ese deseo de cambio y que Galicia empiece a modificar su forma de vivir exige. Aquí los caciques han existido siempre. Pero no nos engañemos. Nadie nace siendo un cacique, lo son porque los demás se lo permitimos. Los gallegos los hemos ido creando a lo largo de nuestra historia. Hay mucho seguidismo, también presiones, coacciones en el voto... Aquí sabemos todos lo que vota el otro Asegura notar que Fraga va a perder, la edad influye mucho Carracedo, que admite que también en su pueblo las elecciones pasarán de puntillas, tiene muy claro que mala gente hay en el PP, pero igual que en mi partido Por momentos se indigna con lo que vive en su tierra: Este país no lo cambia ni Dios... Ya está bien, son muchos años Lo dice así de claro, y a continuación niega ser un pesimista: Al contrario. Yo trabajo cada día porque esto sea distinto. Y que conste que lo hago contento, con una sonrisa No miente.