Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 6 2005 11 Zapatero se reunirá con Solana, Almunia y Borrell ante la crisis de la UE tras el no francés y holandés Fundación Miguel Ángel Blanco María del Mar Blanco (presidenta) ble negociación esgrimen esa misma idea: hablar con terroristas, en las condiciones que sea, supone injuriar la memoria de los muertos. El Foro de Ermua fue una de las primeras plataformas en sumarse a la convocatoria de la AVT. Para sus representantes, que han mostrado una beligerancia superior incluso a la de la asociación convocante, el objetivo de la manifestación es que el Gobierno rectifique. La cesión al chantaje de las armas significaría la quiebra a la legitimidad democrática y haría inútil el sacrificio de Miguel Ángel Blanco, de todas las víctimas del terrorismo y de los amenazados afirmaban en un reciente comunicado, en una apelación a la recuperación del llamado espíritu de Ermua El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) asociación con un perfil muy similar al de la AVT, pero más centrada en las víctimas del País Vasco, también mostró un apoyo incondicional a la manifestación. Para sus responsables resulta humillante que se frivolice con las posibles excarcelaciones de los asesinos de nuestros familiares Otras organizaciones fundamentales en la llamada presión cívica contra ETA no se mostraron tan contundentes en un principio. Tras unos días de tensión motivada por el rechazo del filósofo Fernando Savater, Basta Ya se sumó a la convocatoria. Hoy, tras la pancarta que encabecen las víctimas del terrorismo, habrá otra guiada por políticos, responsables institucionales y autoridades- -la mayoría serán del PP- que a su vez estará encabezada por concejales vascos. Fundación para la Libertad Nicolás Redondo (presidente) Fundación Gregorio Ordóñez Ana Iríbar (presidenta) Convivencia Cívica Catalana Francisco Caja (presidente) JUSTICIA Y PERDÓN ANA VELASCO VIDAL- ABARCA Hija de María Vidal- Abarca, vicepta. de la Fundación Víctimas Otros colectivos que asistirán 1. Asociación de Ayuda a las Víctimas 11- M. 2. Asociación Científica de Criminología de Castilla- La Mancha. 3. Asociación Nacional de Guardias Civiles Marqués de las Amarillas 4. Asociación por la Tolerancia. 5. Asociación Sindical Independiente de la Guardia Civil. 6. Asociación Víctimas del Terrorismo Verde Esperanza. 7. Círculo de Opinión Pública. 8. Colectivo de funcionarios públicos Manos Limpias 9. Comisiones de la Diáspora Vasca. 10. Confederación Española de Policía. 11. Foro El Salvador. 12. Fundación Nou Valencianisme 13. Fundación Dignidad y Justicia. 14. Fundación Papeles de Ermua. 15. Gestoras Cívicas de Ermua. 16. Iniciativa ciudadana de apoyo a los constitucionalistas vascos. 17. Instituto Vasco de Criminología. 18. Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo de la Universidad San Pablo CEU. 19. Profesores por la Libertad. 20. Sindicato de Policía CEP. n 1977, utilizando como argumento que se iniciaba una nueva etapa de concordia, democracia y reconciliación entre los españoles, las Cortes aprobaron la llamada Ley de Amnistía que beneficiaba a los autores de Todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado La aplicación de esta Ley de Amnistía supuso que decenas de asesinos etarras fueran excarcelados, así como la extinción de su responsabilidad criminal. PSOE, PCE, nacionalistas vascos- -con Arzalluz a la cabeza- -y catalanes, junto con la UCD, pactaron esta Ley que supondría un borrón y cuenta nueva de tal modo que, a partir de entonces ya no tendría sentido la violencia terrorista, puesto que nos encontrábamos ante una nueva justicia democrática Antes y durante el periodo en que se tramitaba dicha Ley, fueron asesinadas numerosas personas, lo cual no fue óbice para seguir adelante. Fueron muy pocos los que se atrevieron a decir que aquello era antijurídico o que no se hacía justicia a las víctimas. La amnistía- -nadie puede negarlo- -no logró su objetivo. En aquel momento no se supo o no se quiso valorar que ETA no luchaba contra Franco sino contra España. Los años posteriores, que fueron terribles, lo demostraron. Centenares de perso- E nas fueron asesinadas, muchas de ellas por los propios etarras amnistiados. Han pasado 28 años y casi mil muertos. Después de todo lo que hemos sufrido, de todo lo que hemos resistido y de todo lo que deberíamos haber aprendido, ahora viene el Gobierno a ofrecer la excarcelación de terroristas a cambio de una quimérica paz. Pero ¿Qué argumentos pueden hoy ser válidos para que los asesinos no cumplan sus condenas? Antes de cualquier componenda, como nuestra historia reciente nos demuestra, están la Justicia y la dignidad de la Nación. No hay atajos, ni trueques, ni cesiones en la oscuridad para acabar con el terrorismo. El Estado de Derecho tiene la obligación de garantizar la vida, la libertad y la seguridad de los ciudadanos, así como la restitución en lo posible, del daño causado. La única forma de compensar el irreparable daño de los asesinatos de ETA es haciendo que los criminales cumplan sus penas. No es posible en un Estado democrático privar a las víctimas del terrorismo de su derecho a la Justicia. En cuanto al perdón, el Papa Juan Pablo II perdonó a Alí Agca e incluso le visitó en prisión, pero eso no significó que las autoridades italianas le eximieran de cumplir su condena. Esa es una cuestión particular que en ningún caso puede arrogarse ningún Gobierno. NO EN MI NOMBRE No irán a la manifestación como colectivo 1. Asociación Andaluza de Víctimas. 2. Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo (ACVOT) 3. Fundación Fernando Buesa. 4. Fundación López Lacalle. 5. Fundación Víctimas del Terrorismo. 6. Fundación 11- M Afectados por el Terrorismo.