Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión SÁBADO 4 6 2005 ABC DE LÍO EN LÍO U propensión a encender hogueras en la puerta de la santabárbara llevó ayer a Gregorio Peces- Barba a hacer doblete Cuando aún recibía críticas por no asistir a la manifestación de las víctimas del terrorismo y por asegurar que él no es representante de las mismas, arremetía por la tarde contra la jerarquía eclesiástica, a la que calificó de dañina para la democracia Ya lanzado, llegó a calificar de inconstitucionales los acuerdos IglesiaEstado. El Alto Comisionado ha emprendido una deriva casi incomprensible hacia cualquier lugar donde se aloje la polémica, comprometiendo su imagen y su crédito sin solución de continuidad. Y lo que es peor, casi siempre de manera innecesaria, motu proprio. ¿Qué gana al enfrentarse a los católicos? Peces- Barba se está equivocando mucho y haría bien en reflexionar. Él y quien le ha nombrado, claro. S PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil LA VOZ DE LAS VÍCTIMAS N Gregorio Peces- Barba CHEMA BARROSO MÁS NUBES EN LA UE A HORA es en Dinamarca y Luxemburgo donde el no a la Constitución europea avanza imparable en las encuestas previas a los dos siguientes referéndum que se celebrarán en el club de los Veinticinco. Pese a los múltiples mensajes llamando a la calma, el síndrome del no lleva camino de convertirse en una pandemia política de muy difícil antídoto. La crisis es además de doble alcance y va a tener notables consecuencias en la política interna de los países donde triunfe el no Francia ya ha estrenado primer ministro y el jefe del Ejecutivo luxemburgués y presidente de turno de la Unión, Jean- Claude Juncker, ya ha ligado su continuidad en el cargo a la ratificación. El único plan B hasta el momento tiene que ver con cambiar el Gobierno tras el revolcón. ENTERRAR LA AYUDA E N febrero de 2004 un terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter sacudía el Rif, dejando un saldo de 600 muertos. La destrucción se centró en Alhucemas, donde miles de personas perdieron además sus casas. Dieciséis meses después parte de la ayuda internacional se apila aún en los aeropuertos de la zona. Otra parte ha sido enterrada por las autoridades, mientras los damnificados reclaman ayuda a su Gobierno. El desafecto recíproco que se dispensan el régimen marroquí y los habitantes de la zona no justifica la dejadez que Rabat está demostrando una vez que el asunto desapareció de la primera plana de la actualidad. É Es evidente que no todas las víctimas comparten los INGÚN colectivo se ha ganado tanto el respeto motivos de la manifestación, y les asiste el mismo deremoral de la sociedad española como, bien a su cho que a los demás para expresar su discrepancia, pepesar, lo han hecho las víctimas del terrorismo, ro la deslegitimación política de los convocantes emmemoria y testimonio esencial de la larga lucha de prendida desde ciertas plataformas políticas pretende nuestra democracia contra su principal enemigo consalvar el obstáculo que las víctimas representan para temporáneo. Aunque sólo fuera por esa condición cruemprender un eventual diálogo con ETA y facilitar las cial que supone su doloroso tributo en vidas y en liberpolíticas asociadas a este diálogo. Una actitud temeratades personales, nadie podría negarles el derecho a ria, porque el alejamiento y el desánimo de las víctimas manifestar públicamente su opinión sobre la política nunca podrá producir ningún efecto favorable para el antiterrorista del Gobierno, sometida en los últimos Ejecutivo. Al contrario, supondría una pérdida irrepatiempos a una variación tan significativa como patenrable para la fortaleza que deben conservar un Estado y te. una sociedad agredidos por el terrorismo. Es necesario En este sentido, la manifestación convocada para esresaltar, por otro lado, que la ausencia, legítima y respeta tarde, en Madrid, por la Asociación de Víctimas del table, de algunas víctimas en la manifestación que hoy Terrorismo es una prueba más de que un sistema demorecorrerá las calles de Madrid se debe más a una valoracrático no se reduce a la celebración periódica de elección de oportunidad del acto que a una oposición de ciones, sino que viene constituido, además, por un sufondo a las razones de los convocantes. fragio continuo de la opinión pública y de la sociedad. Desde esta perspectiva, y no sólo en lo que dicha convoOS terroristas buscan ante todo el desistimiento de catoria tendrá de mera oposición a una determinada las instituciones y el quebrantamiento moral de la política gubernamental, es como se debería valorar la sociedad. La resistencia de las víctimas es imprescindidisposición de decenas de miles de ciudadanos que se ble para mantener la ética de lucha sin la cual un movilizarán por una causa irreductible a la táctica políEstado no está en condiciones de restica o al juego partidista. ponder eficaz y decisivamente a la Algo grave está pasando cuando El alejamiento y el amenaza terrorista. Recuérdese que las víctimas del terrorismo y amdesánimo de las la crítica situación actual de la banplios sectores de la sociedad sienten da terrorista arranca de una exploque están perdiendo la seguridad víctimas nunca podrá sión cívica de hastío, como fue el esque tenían en la lucha contra ETA. La crisis del Pacto por las Libertaproducir ningún efecto píritu de Ermua cuya sola mención suena ahora, desgraciadamente, codes y contra el Terrorismo y el novemo un anacronismo, pero fue la indoso apoyo al Gobierno por partidos favorable para el flexión histórica que impulsó al Estaque, hasta ahora, habían hecho todo lo posible por entorpecer la acción Ejecutivo. Al contrario, do y a los dos grandes partidos nacionales a romper definitivamente la redel Estado contra ETA, están siendo supondría una pérdida signación frente a ETA y dar paso a las causas de un grave desaliento pauna voluntad definitiva de derrota ra las víctimas, pero no sólo para irreparable para la del terrorismo. ellas. La discrepancia es compartiLa unidad política fraguada en Erda por muchos más ciudadanos que, fortaleza que deben mua se ha roto, y muchos ciudadaajenos a las cotizaciones partidistas nos lamentan sin comprenderla esta de las polémicas, no entienden qué conservar un Estado y división en el cuerpo democrático beneficios puede traer para la derrouna sociedad agredidos que hasta hace bien poco ha venido ta de ETA que se cambie el acuerdo funcionando sin fisuras. Ha sido el de Estado con el principal partido por el terrorismo cambio de política orientado desde el de la oposición por un consenso meGobierno presidido por Rodríguez nor con fuerzas como IU o ERC, Zapatero lo que ha provocado las difeabiertamente proclives a la cesión rencias, por lo que no cabe reproche alguno a quienes, de derechos políticos que vienen a suponer el pago de sin moverse de sus posiciones anteriores, desean expreun precio por el hipotético cese de la violencia. La dissar su disconformidad con el nuevo estado de cosas. crepancia no es de oportunidad política sino de princiMenos aún cabe deslegitimar la protesta como una pios, y el Gobierno no debe despreciar la posibilidad de algarada callejera contra el poder constituido. La meque los acontecimientos acaben en una profunda crisis moria reciente de los españoles guarda numerosas esmoral, de la que sólo puede beneficiarse ETA y todos tampas de agitación popular que de hecho erosionaron aquellos que siempre esperan réditos de la debilidad al anterior Gobierno. del Estado. El Ejecutivo socialista tiene todo el derecho a explorar la vía que considere más adecuada para la A calle es de todos, y en democracia las manifestasolución del problema común del terrorismo, pero los ciones son, antes y ahora, expresiones legítimas de ciudadanos poseen igualmente la libertad de expresar opinión pública en tanto en cuanto se mantengan en los su opinión y sus reservas sobre la nueva política impulcauces de la normalidad civilizada. Una normalidad sada por el Gobierno. que los convocantes deben guardar hoy, no sólo para STE, y no otro, es el sentido de la marcha de hoy. evitar manipulaciones interesadas de parte, sino para Las Fuerzas de Seguridad del Estado y la organizarealzar la eficacia de su voz alzada en defensa de la caución de la protesta deben esforzarse en prevenir cualsa de las víctimas, la única que, por encima de todo y de quier incidente o expresiones extremistas, que servitodos, debería servir de cohesión en la lucha del Estado rían a algunos de argumento para deslegitimar una cony de la sociedad abierta contra sus enemigos partidavocatoria sobre la que se han vertido graves prejuicios. rios del terror y la violencia. L L