Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 VIERNES 3 6 2005 ABC Gente Los solteros de la realeza, reunidos en Suecia Con motivo del centenario del Palacio de Sofiero, en Suecia, los Reyes Carlos Gustavo y Silvia ofrecieron una fiesta a algunos de los jóvenes casaderos del Gotha TEXTO: CARMEN VILLAR MIR, CORRESPONSAL FOTO: E. AGUDO McCartney escribe un libro para niños. Siguiendo el ejemplo de Madonna, el ex Beatle está escribiendo un libro para niños. Según dio a conocer la editorial Penguin, McCartney recibe apoyo del escritor profesional de libros infantiles Philip Ardagh y del dibujante Geoff Dunbar. El libro saldrá al mercado en octubre. a realeza nórdica se dio cita ayer en el Palacio de Sofiero, al sur de Suecia, para celebrar el centenario de esa mansión, regalo de bodas de Oscar II a su nieto Gustavo Adolfo (1905) Sin embargo, por bien que ese fuera el motivo oficial, es un secreto a voces que los Soberanos suecos, asistidos por la Reina Margarita de Dinamarca, quisieron reunir a gran parte de los jóvenes casamenteros del Gotha con esperanzas de que de la reunión naciera algún flechazo. El significativo detalle de que el anfitrión, Carlos Gustavo de Suecia, no deseara la presencia al evento de los novios de sus tres hijos es muestra más que suficiente de que el Monarca, a pesar de los pesares y de la democratización de algunas monarquías europeas, no vé con buenos ojos un posible matrimonio morganático en su Casa. La jornada se desarrolló sin protocolo, entre los tintineos de las copas de champagne, risas, juegos, visitas a los preciosos jardines plagados de rododendros, la inauguración de una exposición conmemorativa, un paseo en tren de vapor, almuerzo en Palacio y cena servida por Werner Vogeli a bordo del Dannebroger barco de la Reina de Dinamarca. Los mejor informados han dado buena cuenta de L los cotilleos de esa memorable jornada, como el interés por Victoria de Suecia que demostró en todo momento Nicolás de Grecia, arquetipo del seductor de salón que tanto gusta a las señoras; la dorada belleza de Magdalena, que pasea su palmito con el porte de una modelo y la elegancia de una reina, el exagerado embonpoint de Enrique de Monpezat que no podía abrocharse la chaqueta, la cantidad de pitillos que fumó Margarita II, que no apartaba los ojos de las copas que tomaba su recién divorciado hijo Joaquín, el estupendo físico de Carlos Felipe de Suecia, que deshojó la margarita con una bella princesa alemana y las explosiones de entusiasmo del gran número de ciudadanos que esperaron pacientes la llegada de los eminentes invitados. Además de las reales familias sueca y danesa acudieron a la celebración los Reyes de Grecia con sus hijos, las nobles familias Bonde, Silverskiöld, Magnusson, Bernadotte af Wisborg y los Príncipes alemanes de zu Zayn- Wittgeistein- Berleburg entre otros. Alrededor de cincuenta personajes de la nobleza que disfrutaron de un día de sol y de pálido cielo y de una noche azul y luminosa de la primavera sueca, temporada en la que este reino ofrece el mejor de sus aspectos. Victoria, Magdalena y Carlos Felipe de Suecia (arriba) y el recién divorciado Joaquín de Dinamarca (a la derecha) fueron algunos de los protagonistas de la fiesta