Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 6 2005 Cultura 57 Stanley Payne: Zapatero se está cavando su propia fosa si negocia con ETA El hispanista desentraña en un libro los seis meses anteriores a la Guerra Civil b Asegura que el golpe fue de Rafael Borràs da forma de libro a su memoria editorial de la transición ISABEL AGUILAR MADRID. El catalán Rafael Borràs ha vuelto a plasmar sus recuerdos en papel, formato al que se siente estrechamente unido tras una vida dedicada al mundo editorial. La guerra de los planetas es el nombre de la segunda entrega de sus memorias, en la que el autor se ha propuesto trazar un perfil de lo que fue el complejo devenir de autores y libros en una etapa crucial para la historia española; de 1973 a 1984, periodo en que dirigió eldepartamento literario de Editorial Planeta (casa a la que, tras turbia despedida, ha regresado recientemente) Desde ese balcón seasomó al mundopara potenciar el universo de las letras, creando nuevas colecciones y premios como Espejo o Ramon Llul Borràs advierte que el mundo editorial ha cedido ante la concentración empresarial, fijando su punto de mira en la cuenta de resultados y soslayando, en ocasiones, aspectos relevantes como la calidad literaria. En España- -asevera- -sobran muchos libros superfluos y se pierden otros tantos importantes. Se publican demasiados títulos- -concluye- -para la poca tirada que luego tienen Mola, no de Franco describe a Azaña como un político sectario y revela que la guerra se pudo evitar hasta dos o tres días antes A. ASTORGA MADRID. Stanley G. Payne ha decidido publicar El colapso de la República (editado por La esfera de los libros) porque se dio cuenta, desde Estados Unidos, de que no había ningún deseo por parte de los catedráticos españoles de investigar los orígenes de la Guerra Civil. Mi obra es el intento más detallado de estudiar esos meses anteriores Su análisis aporta claves esenciales para comprender el complejo entramado que desembocó en el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. Asegura que no fue una sublevación de militares, sino de coroneles Sotiene que el golpe militar no fue ideado por Franco- que era uno de los menos entusiastas y que cambió de opinión tras el asesinato de Calvo Sotelo sino por el general Mola, que, como muchos de los militares de aquel ejército dividido Payne, ayer en Madrid SIGEFREDO estaba harto de los políticos Mantiene que se pudo haber abortado la Guerra Civil hasta dos o tres días antes de que estallara: Azaña intentó el Gobierno de conciliación demasiado tarde. Era un gran orador y un escritor de gran sensibilidad, pero, como político, Azaña era demasiado sectario. Sacó lecciones erróneas de la Historia de España. Otro error fue decir que España había dejado de ser católica ¿Los responsables de la guerra? Según Payne, los elementos de los partidos revolucionarios, parte de culpa de Azaña, el problema de la CEDA, las derechas... Payne analizó, al presentar su libro, algunos aspectos de la actualidad más reciente de su pasión por España. El historiador aseguró que si el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, negocia con ETA se está cavando su propia fosa política, porque sus antecesores González y Aznar también lo intentaron y fracasaron. Me temo que Zapatero va a terminar del mismo modo Señaló que España sería más feliz sin la situación actual del País Vasco, pero la idea de abandonar a los ciudadanos vascos españoles a un nacionalismo radical es terrible. El nacionalismo vasco vive un momento de radicalización patológica que le ha convertido en totalitario e imperialista, con lo que siempre busca más y más poder y nunca está satisfecho Payne concluyó subrayando la labor de la Monarquía como gran símbolo moderador.