Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 6 2005 Internacional 31 presidente del Líbano. En los últimos años el periodista había recibido varias amenazas de muerte y en 2001 las autoridades sirias le retiraron el pasaporte. El atentado trajo a la memoria el asesinato del ex primer ministro Rafiq al- Hariri, ocurrido el pasado 14 de febrero y que derivó en la retirada de las tropas sirias a instancias de la ONU. El director general de Al- Nahar, Yibran Tueni, que en las elecciones del pasado domingo obtuvo un escaño de diputado, denunció que la autoría debe atribuirse a supuestos miembros de los servicios de inteligencia sirios que Damasco no ha retirado con sus tropas. El régimen sirio es responsable de la cabeza a los pies de este horrible crimen terrorista. La oposición libanesa debe cerrar filas inmediatamente para destruir las células que la inteligencia siria ha dejado en el Líbano declaró Tueni. Petición de dimisión Los principales líderes de la oposición antisiria se reunieron ayer para exigir la dimisión del presidente libanés, el cristiano prosirio Emile Lahoud, tras imputarle la responsabilidad del crimen. Mientras la punta de la lanza y la cabeza de la serpiente estén en Baabda (el palacio presidencial donde reside Lahoud) los asesinatos continuarán pronosticó Walid Yumblat, un dirigente druso conocido por su encendida oratoria contra el régimen de Damasco. Por su parte, Lahoud condenó el atentado en los términos más duros posibles y visitó el sindicato de periodistas para expresar sus condolencias. En su opinión, los asesinos de Qasir buscan romper la unidad nacional. El primer ministro Nayib Mikati, también prosirio, ordenó a la policía que investigue rápidamente las circunstancias del atentado. Cada vez que el Líbano da un paso al frente, aparecen quienes quieren debilitar el país comentó. Samir Qasir yace muerto en el interior de su vehículo, mientras un policía inspecciona el lugar del atentado EPA El asesinato de un periodista antisirio provoca una nueva crisis en el Líbano La oposición culpa del crimen al presidente Lahoud y exige su dimisión HUGO MEDINA. CORRESPONSAL JERUSALÉN. La precaria situación política por la que atraviesa el Líbano se vio sacudida ayer por el asesinato de un conocido periodista cristiano, que se había significado como crítico de la presencia de las tropas sirias. Samir Qasir, de 45 años, fue asesinado a mediodía en el barrio de Ashrafiya al explotar una bomba colocada de- bajo del asiento del conductor de su coche. La explosión seccionó el cuerpo de la víctima por la mitad y destrozó los cristales de los edificios vecinos, causando heridas leves a un transeúnte que se encontraba cerca del lugar del atentado. La policía explicó que la bomba fue detonada por control remoto cuando el periodista se había sentado al volante y procedía a arrancar su vehículo. Qasir era uno de los columnistas más destacados del principal diario libanés, Al- Nahar, y miembro cofundador de un pequeño partido político denominado Izquierda Democrática. La oposición antisiria acusó de inmediato a Damasco y a sus seguidores libaneses del atentado, denuncias que alcanzaron al propio Emile Lahoud,