Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional EL PROYECTO EUROPEO, EN CRISIS NUEVO EQUIPO MINISTERIAL EN FRANCIA VIERNES 3 6 2005 ABC El nuevo Gabinete Dominique de Villepin. Primer ministro. Antiguo titular de Exteriores y del Interior, ha prometido librar personalmente la batalla contra el desempleo, prioridad de su Gobierno. No lo hemos intentado todo contra el paro afirmó Villepin en su primera intervención televisada al día siguiente de su nombramiento por el presidente, Jacques Chirac, para sustituir al impopular Jean- Pierre Raffarin, tras el triunfo del no en el referéndum sobre la Constitución europea. Nicolas Sarkozy. Ministro del Interior. Presidente del primer partido de la derecha y hasta hoy el político más popular en Francia, Sarkozy ha aceptado volver a ocupar la cartera de Interior a las órdenes de su gran rival político, Villepin, el delfín del presidente Chirac. La relación entre los dos divos de la política francesa determinará no sólo el éxito de este Gobierno sino también la suerte de las presidenciales de 2007. Sarkozy dudó ante la posible oferta envenenada de Chirac, pero finalmente la aceptó. Michele Aliot- Marie. Ministra de Defensa. Mantiene en el nuevo Gabinete el cargo que ocupa desde 2002. Mujer en un mundo esencialmente integrado por hombres, Mam como es conocida popularmente, tiene 58 años, votó contra la ley de la paridad, odia la discriminación positiva que favorece a las mujeres y ensayó el paso militar por primera vez en su vida en el pasillo de su casa la víspera de asumir el cargo. Philippe Dousty- Blaze. Ministro de Asuntos Exteriores. Ocupó en el Gabinete anterior la cartera de Salud. También pasó por el Ministerio de Cultura y Ciencia en gobiernos anteriores de la derecha. Es médico cardiólogo, y entre los puestos políticos que ocupó antes de entrar en los círculos de poder parisinos figura la alcaldía de Lourdes. Su papel será clave para enderezar el rumbo del proyecto europeísta, y en último término conseguir el milagro en el seno de la Unión. Thierry Breton. Economía y Finanzas. Jean Louis Borloo. Empleo y Vivienda. Gilles de Robien. Educación. Pascal Clement. Justicia. Dominique Perben. Transportes. Xavier Bertrand. Salud. Dominique Bussereau. Agricultura y Pesca. Christian Jacob. Función Pública. Renaud Donnedieu. Cultura y Comunicación. Nelly Olin. Ecología y Desarrollo Sostenible. François Baroin. Ultramar. Renaud Dutreil. Pequeñas y Medianas Empresas. Jean François Lamour. Juventud y Deportes. Una pasajera cruza las vías en la estación parisina de Saint Lazare, abarrotada por la huelga de trenes AP Chirac elige un gobierno de choque en su cota más baja de popularidad Un 81 por ciento de los franceses creen que los problemas irán a peor b A la noticia de la impopularidad del presidente, la más alta en la historia de la V República, se sumó ayer la huelga de los ferrocarriles franceses JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Jacques Chirac designó ayer su gobierno de choque destinado a combatir el trauma trágico del no francés al proyecto de Tratado constitucional europeo. Los sondeos lo hunden en la impopularidad más grande de ningún presidente de la historia de la V República, mientras una huelga masiva de ferroviarios causaba grandes trastornos en las comunicaciones nacionales y europeas. Tras largas negociaciones bizantinas entre Chirac, Dominique de Villepin, primer ministro, y Nicolas Sarkozy, ministro del Interior, el Elíseo dio a conocer la formación del nuevo Gobierno, horas más tarde de que las agencias avanzasen la noticia que hoy ampliará Le Figaro: un 74 por ciento de los franceses tienen mala o muy mala opinión de su presidente; y un 81 por ciento dicen temer que los negocios públicos vayan de mal en peor Se trata de una cota de impopularidad histórica: la más alta de ningún presidente desde que existe ese tipo de sondeos en la V República, desde 1974. Chirac es hoy menos popular que Giscard en el momento cumbre de la crisis de los diamantes de Bokassa, y menos popular que Mitterrand durante las grandes revueltas de la enseñanza pública y los escándalos políticos. A la noticia de tal impopularidad se añadió ayer el goteo de los trastornos sufridos en toda la red ferroviaria nacional como consecuencia de la huelga con la que los sindicatos de ferroviarios desearon advertir al nuevo Gobierno. Más del 45 por ciento de los ferroviarios franceses participaron en una huelga con un alcance simbólico evidente, cuando Dominique de Villepin ha pedido cien días para restaurar la confianza. A las dos horas de la comunicación oficial del nuevo Gobierno, Nicolas Sarkozy se apresuraba a conceder una gran entrevista a la primera cadena de TV nacional, para afirmar que debemos cambiar profundamente de política Según los sondeos, la opinión pública espera muy poco de Chirac y su nuevo Gobierno. Y el nuevo equipo confirma una ausencia espectacular de novedades. Sarkozy vuelve a Interior, el ministerio que se vio forzado a ceder a Dominique de Villepin hace apenas unos meses. En Defensa sigue Michelle- Alliot- Marie, una mujer muy fiel al presidente. Otro antiguo escudero presidencial, Michel Barnier, abandona Asuntos Exteriores, sustituido por un centrista ambicioso, Philippe Douste- Blazy. Thierry Breton permanece en Economía. Juicio sin piedad Siguen en distinto orden una treintena de ministros, elegidos con una alambicada alquimia. En el nuevo Gobierno no hay grandes personalidades. El presidente ha decidido jugar la carta de un equipo bicéfalo y unos márgenes de maniobra muy reducidos. El presidente Chirac ha fijado el marco estrecho del modelo social nacional que, a juicio del vespertino Le Monde, ha entrado en crisis de agonía y es presentado con este titular a toda página: El modelo social francés sólo es capaz de exportar sus fracasos Aludiendo con brutalidad a la retórica presidencial, Le Monde escribe: Habrá que repetir a nuestra clase política que es ella la primera responsable del estado lamentable en el que se encuentra Francia Quizá por vez primera en su historia, Le Monde equipara a Chirac y Mitterrand en el proceso histórico del declive de Francia. Cuando Chirac hace suyo el modelo social defendido por su antecesor, Le Monde denuncia con brutalidad el declive histórico precipitado por ambos presidentes: Francia está en un callejón sin salida. Francia intenta exportar a Europa sus fracasos. Alguien tendrá que decir la verdad, adaptarse a una realidad muy dura y dejar de mentir Sarkozy vuelve a Interior, pero advierte que es preciso cambiar profundamente de política La ausencia más notable en el equipo de Villepin es la del ex ministro de Exteriores Michel Barnier