Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional VIERNES 3 6 2005 ABC La mayoría del CGPJ denuncia una campaña contra el director de la Escuela Judicial N. C. MADRID. Los vocales del grupo mayoritario del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pedirán el próximo miércoles al Pleno de esta institución que ratifique su plena confianza en José Francisco Valls, actual director de la Escuela Judicial, ante lo que consideran una campaña de desprestigio que comenzó en el mismo momento de su nombramiento para el cargo, en junio de 2002. La iniciativa nació el pasado 18 de mayo, tras la última reunión de la Comisión de Escuela Judicial del CGPJ. Esta Comisión, en la que son mayoría los vocales progresistas, está presidida por Fernando Salinas, a quien el escrito del grupo conservador atribuye un especial protagonismo en el proceso de desprestigio seguido contra Valls por su enemistad manifiesta con él. Salinas, recuerdan fuentes del CGPJ, vetó a Valls como candidato a una de las plazas de la Sala Civil del Tribunal Supremo que se cubrieron por el Pleno el pasado 20 de abril. Los vocales firmantes aseguran que Salinas ha hecho uso de la relevante posición institucional que ocupa -además de presidir la Comisión de Escuela Judicial es vicepresidente del CGPJ- en detrimento de una persona sujeta al principio de subordinación jerárquica y ha utilizado, añaden, a sus propios compañeros de la carrera judicial MONTSERRAT TURA Consejera de Interior de la Generalitat de Cataluña Los Mossos heredan el rechazo que había en Berga hacia la Guardia Civil Tras la muerte de Isanta, Montserrat Tura defiende a sus Mossos d Esquadra. En Berga no hay buenos y malos, sino muchos enemigos de la Policía. Hay delincuentes comunes y antisistema. Unos están ya en la cárcel, mientras los otros culpan a los Mossos del crimen TEXTO: DOLORS MASSOT FOTOGRAFÍA: ELENA CARRERAS -Tras el asesinato de Josep Maria Isanta, ha salido a la luz pública la tensión entre los Mossos d Esquadra y la población de Berga. ¿Admite usted que esa situación es real? -Quiero comenzar diciendo que tuvimos un asesinato. No vayamos a distorsionar lo fundamental. Todavía no tenemos claros cuáles fueron los móviles del crimen, pero la muerte del chico es lo que más pesa en estos momentos. El resto, los comportamientos que se vienen produciendo, está condicionado por el dolor y la rabia. ¿Qué sabe de los autores del crimen? -Los miembros del grupo responsable de los hechos comparten la marginalidad social y la delincuencia común. -Para los Mossos esto no es nuevo. Muchos tenían antecedentes y se les conocía por las palizas que habían dado en anteriores fines de semana en Berga y otras poblaciones. -Como también tenían antecedentes los organizadores del concierto al que asistía Josep Maria Isanta. ¿Quiere decir que su comportamiento era similar? -Ambos grupos se parecen en que viven una actitud de poco respeto. Unos, los agresores de la madrugada del sábado, manifiestan poco respeto por la vida, mientras que otros manifiestan poco respeto por las leyes y la policía. Tengamos en cuenta que ambos grupos aparecen juntos en una manifestación contra los Mossos d Esquadra que se produjo en Berga el pasado 13 de noviembre. Hay fotografías en las que puede verse a los agresores y a los agredidos juntos, todos con pancartas contra la autoridad. ¿Por qué se manifestaron contra los Mossos? -Porque en esos momentos se estaba haciendo un control exhaustivo contra la droga, y a ninguno de los dos grupos le gustaba eso. ¿Por qué los Mossos no estaban haciendo tareas de vigilancia en el concierto cuando se produjeron los hechos, como marca la normativa de actos públicos? -Los Mossos estaban en la periferia. Se les podía ir a buscar y pedir ayuda, y no se hizo. -Allí no había ningún agente. -Estaban a no más de setenta metros, con una dotación que llamamos punto estático de vigilancia ¿Cuándo empieza el operativo de seguridad? -A las 00.28 horas y 59 segundos reci- Montserrat Tura dice que estos días se está actuando bajo presión bimos una llamada. Es confusa y se corta. Devolvemos la llamada pero no contestan. Sólo sabemos que alguien enseña una navaja. A las 00.37 está allí la patrulla. Cuando entras en un recinto, das una vuelta y todo está tranquilo, regresas al punto estático. Eso es lo que se hizo. Los Mossos estuvieron ahí con uniforme y nadie les dijo nada. A las 00.51 horas hay otra llamada. Otra patrulla va para allá. A las 00.55 horas se concreta el lugar de la pelea a través de una llamada a la Policía Local, que se deriva a los Mossos d Esquadra. Se va y se detiene a los quince chicos in situ No compartimos la versión que dice que no estuvimos al tanto. La prueba es que nosotros activamos el servicio de ambulancias. ¿Y a qué se debe entonces ese rechazo hacia la policía autonómica? -Precisemos, porque hay mucha gente que nos está pidiendo que tengamos más presencia. Pero sí es cierto que concretamente los organizadores de aquel concierto están contra los Mossos. Son el Ateneo Libertario, el Casal Panxo, el Ateneo Columna, Tierra y Libertad y el Centro de Estudios Josep Ester Borràs. Lo que la sociedad debe saber es que, desde 1998, cuando se hace efectivo el despliegue de la Policía autonómica en la comarca de la que Berga es capital, los insultos y los lanzamientos de piedras han sido constantes. Los Mossos heredan el rechazo a la Guardia Civil. Tengamos en cuenta que la primera pancarta con que se les recibe dice: No queremos Guardia Civil del Estado ni Mossos de la Generalitat ¿Ustedes notan ese malestar? -Claro que sí. No nos han dejado trabajar con tranquilidad estos días, ni a la juez ni a los cuerpos policiales. Hemos actuado bajo presión. ¿Sabe usted cómo se siente uno que toma declaración a un presunto asesino y oye cómo le silban desde fuera del edificio? ¿Es cierto que un responsable de los Mossos se reunió con los amigos de Josep Maria Isanta para pedirles que no silbaran ante la comisaría y se dejara trabajar a la juez y a la Policía? -Ni lo confirmo ni lo desmiento. En estos días hemos hablado con mucha gente, con quien quería hablar. Pero menos guapos, a los Mossos se les ha dicho de todo. Se les ha escupido y se les ha golpeado los coches. -Como autocrítica, ¿diría usted que hay que entrar a fondo en el problema de la droga en Berga? -Como en muchas otras localidades. Si no hubiera compradores, no existirían vendedores como esos delincuentes. Todos los padres tienen que preocuparse de qué hacen sus hijos. No nos han dejado trabajar con tranquilidad estos días, ni a la juez ni a los cuerpos policiales. Hemos actuado bajo presión A los Mossos d Esquadra se les ha escupido y se les ha golpeado los coches. Menos guapos, se les ha dicho de todo