Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional GRIETAS EN EL SOCIALISMO CATALÁN VIERNES 3 6 2005 ABC Las dos corrientes críticas del PSC pactan unidad de acción contra el nacionalismo de Maragall Aplauden el manifiesto de los intelectuales, pero rechazan incorporarse a un nuevo partido político de la militancia socialista sueña desde hace años con recuperar la Federación Catalana del PSOE, desaparecida en 1978 tras la creación del PSC MARÍA ANTONIA PRIETO BARCELONA. Las dos corrientes críticas del Partit dels Socialistes de Catalunya, Ágora socialista y Socialistas en positivo han acordado establecer unidad de acción tras comprobar que sus estrategias y objetivos son los mismos. En un encuentro celebrado la noche del miércoles en Barcelona, representantes de estas dos plataformas- -que aglutinan a unos 250 militantes de base- -se pusieron de acuerdo en unir sus escasos recursos con el fin de denunciar una situación ante la que, dicen, no podemos seguir callando la deriva catalanista del PSC y del Gobierno presidido por Pasqual Maragall. Ágora socialista que durante años ha llevado en solitario la etiqueta de corriente díscola, ha acogido con entusiasmo la reciente aparición de Socialistas en positivo la plataforma de un grupo de afiliados que se ha dado a conocer tras enviar cientos de cartas a militantes y dirigentes del PSOE pidiendo amparo, con ironía, ante el triunfo del nacionalismo en Cataluña gracias al concurso indispensable de nuestros compañeros del PSC Tanto Ágora socialista como Socialistas en positivo coinciden en denunciar una espiral de silencio, de la que también responsabilizan al PSC, que frustra cualquier debate ideológico en Cataluña. Ambos condenan, por ejemplo, la persecución de la lengua castellana, la ausencia de pluralismo y la restricción de los derechos individuales en favor de un proyecto nacionalista de construcción nacional b Un sector Pasqual Maragall, con su consejero jefe, Josep Bargalló, durante la sesión de control de ayer en el Parlamento que ejercen el resto de los partidos catalanes; según los militantes díscolos del PSC, todavía hay posibilidades de reconducir la situación desde las entrañas del propio socialismo pese a que ni el discurso actual del PSC, ni su minoría dirigente nos merece crédito para cumplir este cometido Son necesarias- -defiende este colectivo- -correcciones a la deriva nacionalista, a la pérdida de fidelidad a su proyecto fundacional, a la lealtad y fraternidad con el resto del PSOE y con los demás pueblos de España, muchos de cuyos descendientes constituimos la espina dorsal del socialismo catalán Ya hace años que un sector de la militancia- -en algunos momentos anima- EFE José Blanco ya intentó en su día convencer al alcalde de L Hospitalet, Celestino Corbacho, para que encabezara una rebelión interna Ni el discurso actual del PSC ni su minoría dirigente nos merece crédito subraya Ágora socialista en su manifiesto da por los barones del PSC- -sueña con recuperar la Federación Catalana del PSOE, desaparecida en 1978 tras la creación del PSC. Fuentes consultadas aseguran que el sector liderado por el primer secretario de los socialistas catalanes y ministro de Industria, José Montilla, y el entorno del secretario de Organización del PSOE, José Blanco, estarían, de alguna manera, detrás de esta operación con el objetivo de dar un golpe de timón en el socialismo catalán. De hecho, Blanco ya intentó en su día convencer al alcalde de L Hospitalet de Llobregat, Celestino Corbacho, para que encabezara una rebelión interna que desembocara en la recuperación de la Federación Catalana del PSOE. Por una Cataluña plural y plenamente democrática AGORA SOCIALISTA Corriente crítica del PSC Ágora Socialista, que desde su fundación ha dado muestras de su compromiso con los valores del socialismo democrático y con los derechos de ciudadanía, justo en el momento en el que asistimos a un proceso de aceleración de la vida política en Cataluña, manifiesta: 1- Que AGORA SOCIALISTA no ha participado, ni directa ni indirectamente, en la elaboración del documento Por un nuevo partido político en Cataluña 2- Una vez accedido al citado documento, tras analizarlo y debatirlo en nuestra Comisión Permanente, declaramos compartir la mayor parte de éste, excepción hecha de aquello que parece desprenderse de su título y de las palabras que se pronuncian por la necesidad de un nuevo Fraternidad con los pueblos de España Este colectivo se siente a años luz del sector catalanista y burgués de Maragall y, al mismo tiempo, acumula importantes dosis de decepción y resentimiento hacia los representantes del ala conocida como españolista liderada por José Montilla y los todopoderosos alcaldes del cinturón industrial. A ellos les recriminan sus complejos y su mimetismo con el entorno nacionalista y con el pensamiento oficial. La corriente crítica del PSC comparte las denuncias contra el nacionalismo expresadas por un grupo de intelectuales- -entre los que se encuentran Félix de Azúa, Albert Boadella, Horacio Vázquez Rial y Xavier Pericay- pero discrepan de la estrategia a seguir. Según los intelectuales firmantes del manifiesto Por un nuevo partido político en Cataluña sólo la creación de una formación de izquierdas no nacionalista aliviaría la presión partido político en Cataluña. En efecto, es conocida nuestra preocupación por la existencia de un gran vacío en la representación política de la sociedad de Cataluña; lo hemos denunciado en nuestros documentos, propuestas y análisis. Es tan grave esta situación que la hemos denunciado como un gran daño a la democracia misma, ejercido con pasmosa indiferencia por la clase política al asumir la abstención como un hecho consustancial, cuando no deseado, para no perjudicar el idilio catalán Pero no es menos cierto que en esos mismos documentos abogamos por la necesidad de que sea el PSC el partido capaz de representar a tanto desamparado político, para lo cual tiene que elaborar un nuevo discurso a la totalidad y tiene que dotarse de un nuevo liderazgo creíble para su explicación y defensa. Ni el discurso actual del PSC, ni su minoría dirigente nos merece crédito para cumplir este cometido, por lo que son nece- sarias correcciones a la deriva nacionalista, a la pérdida de fidelidad a su proyecto fundacional, a la lealtad y a la fraternidad con el resto del PSOE y con los demás pueblos de España, muchos de cuyos descendientes constituimos la espina dorsal del socialismo catalán y de la propia Cataluña como país. 3- En todo caso, queremos hacer constar nuestro respeto hacia ese documento y hacia todos y cada uno de los promotores y firmantes, coherentemente con la participación y el apoyo que muchos de nuestros compañeros de Ágora y del Partido Socialista dieron en su momento a documentos de mayor calado como fueron los manifiestos del Foro Babel Sobre el uso de las lenguas oficiales de Cataluña (abril, 1997) y Por un nuevo modelo de Cataluña (julio, 1998) los cuales, en lo esencial, se mantienen vigentes y necesarios ante la situación de huida hacia la nada de unos y el despertar de modorra de otros. 4- Por otra parte y en relación con la correctísima carta que un numeroso grupo de compañeras y compañeros socialistas han enviado a dirigentes orgánicos e institucionales del PSC y del PSOE, para trasladarles un extenso y atinado análisis de la situación en Cataluña y en el seno del PSC, desde Ágora Socialista no podemos sino celebrar esta iniciativa y señalar nuestra coincidencia plena con los argumentos que desarrolla. Confiamos además en que la unidad de criterio, de formas y de objetivos acabe comportando la unidad de acción. 5- Finalmente, en nuestra apuesta y nuestro compromiso por una Cataluña plural dentro de una España plural, y desde el ámbito del socialismo democrático, hacemos un llamamiento a todas las fuerzas progresistas y democráticas, así como a todos los sectores ciudadanos, para unir esfuerzos en esta nueva lucha pacífica y democrática contra este régimen que nos atenaza. Barcelona 2 de junio de 2005