Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 6 2005 Nacional EL LABERINTO VASCO LA MANIFESTACIÓN DE LAS VÍCTIMAS, A DEBATE 13 MIKEL BUESA CATEDRÁTICO DE ECONOMÍA HERMANO DE FERNANDO BUESA, VÍCTIMA DE ETA Zapatero está deslegitimado para perdonar por mí Diálogo amistoso, ¿acuerdo imposible? Gorka Landaburu (a la izquierda) no irá a la manifestación de la AVT. Mikel Buesa es uno de los grandes defensores de la convocatoria un país en paz. No deseo una nueva generación de violentos, de gente escoltada, de empresarios amenazados. Me acuerdo de ETA cada mañana cuando me levanto, cuando me lavo, me visto, desayuno, pero no voy a autoflagelarme permanentemente. Salgamos un poco del encastillamiento. He enterrado a muchos amigos, empezando por Fernando Buesa, y estoy convencido de que tu hermano apoyaría la posición del PSE, aunque fuera por disciplina de partido. M. B. Es posible que Fernando, por esa razón que aduces, no acudiera a esta manifestación, aunque tengo mis dudas. De lo que estoy convencido es que no lo haría por convicción, ya que en los últimos tiempos de su vida se manifestó radicalmente en contra de transacciones políticas del PSE con el nacionalismo, y lo resumió como promesa electoral. En absoluto estaría de acuerdo con este cambalache. G. L. Hablas de la paz por presos como parte sustancial del posible acuerdo, pero no creo que estemos en ese punto por ahora. Ya veremos. Nadie con delitos de sangre se va a ir de rositas. Paz no significa bajarse los pantalones. (pasa a página siguiente) cio, por pequeño que sea, para conseguir la paz. El conflicto en el País Vasco, nos guste o no, tendrá que acabar en una mesa de negociación, porque a ETA no la han derrotado ni Franco ni los gobiernos democráticos. Si esto fracasa, no será el fracaso de Zapatero, sino el de toda la sociedad española, y si tiene éxito, también lo será de todos. El mayor homenaje que se puede ofrecer a las víctimas es que no se produzcan más. Podemos dar todas las vueltas de tuerca que queramos, podemos debilitar más a ETA, pero ahora no necesita matar como antes, le basta con tener amedrentada a media sociedad vasca. Los que pensamos así no tenemos síndrome de Estocolmo como dicen algunos; nos hemos quedado en Euskadi para luchar por la libertad. ABC: ¿Qué papel deben jugar, entonces, las víctimas en el proceso de negociación que ha abierto- -o abrirá- -el Gobierno? ¿Tienen derecho a influir? Mikel Buesa: Las víctimas tienen derecho a manifestar sus opiniones sobre cualquier aspecto político y a manifestarse e intentar influir sobre el Gobierno. MIKEL BUESA La convocatoria es oportuna, porque el Ejecutivo ha roto la política antiterrorista del Pacto por las Libertades y la AVT está en su derecho de exigirle una rectificación Lo de la paz se vende muy bien, pero paz sin libertad no significa nada. Al final terminaremos padeciendo una dictadura en el País Vasco, eso sí, muy pacífica Los términos de la negociación nos conciernen. Ya sé que no han sido expuestos con claridad, pero de las manifestaciones de gente que ha estado en contacto con el presidente durante los últimos días, como Fernando Savater, o de relevantes políticos socialistas, como Ramón Jáuregui, se deduce que el eje negociador es paz por presos. El interés de las víctimas queda relegado, porque eso supone la aplicación de medidas de gracia, un perdón estatal que sustituye el perdón individual de cada agraviado. Zapatero no tiene legitimidad para ello. A mí me concierne, y no desde la perspectiva de mi hermano, porque él no se va levantar de su tumba, sino porque me causaron un sufrimiento inmenso a través de su asesinato. Dependerá de mi voluntad, no del Congreso ni del presidente del Gobierno, perdonar o no, y reivindico el derecho a ser un resentido toda mi vida. Le niego a Zapatero la facultad de gestionar un perdón en mi nombre. No pongo en duda que haya víctimas que quieran cederle esta prerrogativa, pero yo no, y menos a un presidente del que no me fío nada, porque algunos tenemos la experiencia de haber sido engañados por él. Gorka Landaburu: Yo sí doy mi apoyo no al señor Zapatero en particular, sino al Gobierno. Tampoco perdono, soy víctima directa del terrorismo, me han destrozado las manos, estoy ciego del ojo izquierdo y tengo otras secuelas, pero intento superar la situación. Quiero