Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid JUEVES 2 6 2005 ABC Los ultras atacan una iglesia de Rivas en construcción y dejan pintadas blasfemas Los hechos coincidieron con la primera procesión del Corpus del pueblo b Los conductos y aparatos del Profanan 30 tumbas en Villaverde Con enorme indignación recibieron el pasado fin de semana los vecinos de Villaverde la noticia de una nueva profanación de tumbas en el cementerio del barrio. Alrededor de una treintena de lápidas y cruces han sido halladas destrozadas. Según las personas que suelen acercarse al camposanto, no es la primera vez que esto ocurre, por lo que reclamaron mayor celo por parte de la Policía Municipal en la vigilancia del lugar. Han prometido mayor presencia y achacaron lo ocurrido a actos vandálicos. Pese a lo ocurrido, no se echaron en falta objetos. Por lo que la hipótesis de la profanación cobra fuerza. Los restos de tumbas, cruces y lápidas poblaban todo el lugar, como si hubiese sido devastado por un huracán. Incluso había algunas zonas quemadas y botellas de bebidas. Se cree, por lo tanto, que podría tratarse de jóvenes que, además, realizaron un botellón en pleno cementerio. Los familiares de los fallecidos dicen que no existe vigilancia nocturna. sarias a la procesión del Corpus, De la Cruz recuerda que, tras diez años de petición, no les cedió terreno para construir la iglesia. Tuvo que ser una familia de origen italiano, los Corssini, quienes se lo dieron. Tampoco cuentan con subvención pública de ningún tipo. Los 1,8 millones de euros que costará será financiado, a medias, por el Obispado de Alcalá de Henares y los donativos de los feligreses. En el inmueble se rendirá culto, habrá dos viviendas para sacerdotes y se impartirán, entre otras actividades, sesiones de catequesis. aire acondicionado y la calefacción, recién instalados, sufrieron la ira de los asaltantes; los vecinos católicos tienen miedo CARLOS HIDALGO RIVAS VACIAMADRID. Está enclavada entre las calles de la Libertad y de la Integración, pero quienes la asaltaron la noche del pasado domingo poco o nada saben de su significado. Un grupo de ultras de izquierda, según los primeros indicios, entraron en la nueva iglesia de Santa Mónica, que desde hace un año está construyéndose en Rivas Vaciamadrid. Una vez dentro, no tuvieron suficiente con terminar con parte de la instalación del aire acondicionado y calefacción, que hacía sólo unas horas que se había instalado, sino que, a modo de rúbrica, dejaron pintadas ofensivas contra la Iglesia y los católicos en el sótano del inmueble. Junto a ellas, la estrella roja de cinco puntas, símbolo de organizaciones revolucionarias marxistas, y una cruz invertida, lo que hace pensar que los autores del ataque pertenezcan a algún grupo de este tipo. Los daños causados se cuantifican en 60.000 euros. Los hechos, además, coinciden con la primera procesión del Corpus Christi, que se celebraba en la localidad horas antes de los destrozos causados. Según el párroco de Santa Mónica, Jesús de la Cruz, la Custodia no había sido venerada por los feligreses en la calle hasta este año por miedo Es más- -apunta De la Cruz- hay muchos fieles que no se han acercado por aquí Estado en que quedó el interior de la iglesia de Santa Mónica tras lo ocurrido porque, según dicen, tienen miedo a posibles represalias por alguna gente del pueblo. Ser cristiano aquí no es fácil Quizá el miedo, sólo quizá, sea el que haya provocado que, al cierre de esta edición y según fuentes del Ayuntamiento riveño, no se haya interpuesto ninguna denuncia ante la Policía Local, tal y como se especulaba ayer en el municipio. El propio concejal de Seguridad Ciudadana tuvo constancia de lo ocurrido a través de este periódico, según indicó un portavoz del Ayuntamiento. EFE De cualquier manera, el párroco recuerda que no es la primera ocasión en la que uno de los tres templos de la localidad- -una pequeña capilla; otro, en un garaje, y el último, en un bajo- -sufría un ataque similar. Precisamente en la actual iglesia de Santa Mónica ya profanaron el sagrario y realizaron pintadas. En Rivas Vaciamadrid, los fieles católicos son una clara minoría; más aún teniendo en cuenta que se trata de una localidad de voto predominantemente comunista. Pese a que el Ayuntamiento dio su apoyo e infraestructuras nece-