Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 6 2005 Internacional HOLANDA RECHAZA LA CONSTITUCIÓN EUROPEA REPERCUSIONES EN LA UNIÓN 25 Jean Claude Juncker Presidente de turno de la UE El proceso de ratificación debe continuar pese al no recogido en Holanda y Francia y todos los países deben tener el mismo debate y con la misma intensidad José Borrell Presidente del Parlamento Europeo Hay que tener en cuenta qué hay detrás del voto negativo... son los temores que los europeos tienen a una Europa que hoy da más miedo que esperanza Gerhard Schröder Canciller alemán El proceso de ratificación del Tratado Constitucional debe continuar porque todos los Estados miembros tienen el derecho a votar sobre el texto El Reino Unido pide reflexión y da a entender que no convocará referéndum Para el ministro de Exteriores, se abre un profundo signo de interrogación b Los analistas estiman que el rechazo holandés al Tratado de la UE ha producido en Blair un suspiro de alivio al darle argumentos para evitar la consulta popular MARCELO JUSTO. SERVICIO ESPECIAL LONDRES. El canciller británico, Jack Straw, reiteró anoche el mismo mensaje oficial que siguió al no francés. El referéndum holandés abre un profundo signo de interrogación sobre el futuro de la Unión Europea dijo el ministro en un comunicado. La posición oficial del Reino Unido es que la Unión Europea debe reflexionar sobre los próximos pasos a seguir después de lo ocurrido. El secreto a voces que corre ahora por este país es que Gran Bretaña no tendrá referéndum el año próximo, tal como en su momento había prometido el primer ministro, y que el propio Tony Blair ha dado un suspiro de alivio ante la posibilidad de evitar una consulta que tenía escasas posibilidades de ganar. A diferencia de otras capitales europeas que insisten, en principio, en continuar con el proceso de ratificación, el Gobierno británico desea abrir un compás de espera sobre la Constitución europea y concentrarse en torno a los asuntos que realmente preocupan a la gente: desempleo, crecimiento económico, inmigración, sanidad. La estrategia del Ejecutivo es aprovechar la actual crisis y la presidencia rotatoria de la UE, que asumirá en julio, para avanzar su proyecto de desregulación del mercado laboral europeo, para una mayor apertura comercial y para profundizar su alianza con EE. UU. Por el momento, sin embargo, el gobierno laborista ha sido muy cauteloso con sus mensajes. El primer ministro quiere evitar a toda costa que, por declarar muerta la Constitución, Gran Bretaña sea acusada de asesinato. Tony Blair llegó al Gobierno en 1997 con la promesa de terminar la política de confrontación permanente de Gran Bretaña con la UE, que había caracterizado al gobierno conservador. Aunque su euroentusiasmo se ha enfriado un poco desde entonces, en especial después de la guerra en Irak, el primer ministro se considera un europeísta y, como buen político, no le quiere dejar servida la salida del impasse europeo al político más responsable de la actual debacle constitucional: el presidente francés, Jacques Chirac, que convocó un referéndum que muchos aliados franceses y extranjeros desaconsejaban. El análisis de fuentes oficiosas fue compartido anoche por el grupo que hace campaña en el Reino Unido en favor del sí a la Constitución, Gran Bretaña en Europa Según su responsable, Lucy Powell, después del no holandés es extremadamente improbable que el Gobierno británico se decida a convocar el referéndum, a sabiendas de que lo perderá.