Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional HOLANDA RECHAZA LA CONSTITUCIÓN EUROPEA REPERCUSIONES EN LA UNIÓN JUEVES 2 6 2005 ABC REACCIONES José Manuel Durao Barroso Presidente de la Comisión Europea Comisión, Consejo y Parlamento Europeo deben seguir adelante y los Veinticinco han de abstenerse de tomar decisiones unilaterales sobre la Constitución Jacques Chirac Presidente de Francia Los otros países también deben pronunciarse y la UE se ha de tomar el tiempo necesario para analizar las consecuencias de los votos en Francia y Holanda Javier Solana Responsable de la Política Exterior Lo peor que puede ocurrir es que los pueblos de Europa y sus dirigentes entren en una especie de parálisis después de estos resultados negativos La Unión Europea decidirá en la cumbre de junio la respuesta a la grave crisis creada Juncker recuerda que la estabilidad de los europeos se basa en la ampliación b Barroso, Borrell y Juncker hacen un llamamiento para lograr un acuerdo sobre el presupuesto de la UE en aras de lanzar un mensaje de estabilidad al exterior MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El dejá vu (ya visto) puede ser una de las sensaciones que se tenían anoche en Bruselas después del no de los holandeses a la Constitución europea. Tan sólo dos días antes, en la noche del domingo, y en el mismo escenario, los máximos representantes de la Unión y la Comisión Europea tuvieron que salir a explicar que la UE debía continuar adelante a pesar del no francés. En este caso, anoche, el mensaje era el mismo pero llovía sobre mojado. Otro país fundador, ahora Holanda, se pronunciaba también en contra, y con una participación muy elevada para la tónica de ese país. Pero, a diferencia del domingo, el presidente semestral de la Unión Europea, el luxemburgués Jean- Claude Juncker, anunció que la respuesta se dará en junio, es decir, que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco tendrán que decidir en la cumbre de mediados del mes próximo qué hacer tras la grave crisis creada. El euro, en su nivel más bajo en siete meses M. N. BRUSELAS. Los mensajes que se están lanzando estos días desde Bruselas en el sentido de que hay que continuar con el proceso de ratificación de la Constitución europea, a pesar del rechazo de franceses y holandeses, no cala en el euro. La divisa europea se encuentra en su nivel más bajo en siete meses y ayer se cruzaba a 1,2262 unidades frente al dólar, por debajo de las 1,2312 unidades del lunes. Los analistas creen que detrás de esta depreciación puede estar un casual fortalecimiento del dólar o, por el contrario, una pérdida de confianza de los inversores en la divisa europea. En cualquier caso, el máximo guardián del euro, el Banco Central Europeo, ya dijo el lunes, tras el no francés a la Constitución, que la situación que se había creado era cuanto menos preocupante. Jan Peter Balkenende, en el momento de efectuar su voto electrónico ampliación de la UE hacia el Este, ampliación que algunos consideran cara pero que calificó de imprescindible. AFP Decisión a veinticinco Según Juncker, la decisión de aprobar la Constitución se tomó a veinticinco y la decisión de qué hacer tras el rechazo de dos países se tomará también en el mismo contexto. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, explicó que ahora es más importante que nunca lanzar un mensaje de estabilidad a los ciudadanos, tanto europeos como de fuera alcanzando un acuerdo sobre el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2007- 2013, en la actualidad en fase de negociación en Bruselas y en la mayoría de las capitales europeas. Precisamente para hoy está previsto que la presidencia de turno de la UE, que este semestre está en manos de Luxemburgo, presente una nueva propuesta de presupuesto en aras de cerrar un acuerdo, que aún se presen difícil, en el mes de junio. Los tres líderes europeos, que no dudaron en calificar la situación de grave, entonaron el mea culpa de que quizás no se haya explicado bien en qué consiste Europa a los ciudadanos y que, en cualquier caso, no es el problema sino la solución. Juncker fue más allá y se refirió claramente a que la Unión Europea, y sus ciudadanos, viven instalados en una estabilidad política y económica que entre otras cosas tiene su origen en la Fruto de la democracia En cualquier caso, anoche se volvió a insistir en Bruselas en que el proceso de ratificación no se puede parar y que lo que ha ocurrido en Francia y en Holanda es fruto de la democracia, por lo que hay que permitir que el resto de los países que quedan por ratificar el Tratado tengan el mismo derecho y se puedan pronunciar. Sobre el debate abierto en Europa desde varias capitales en el sentido de que se han apuntado algunas soluciones tras la situación creada, Barroso se mostró tajante y aseguró que lo que se ha decidido a veinticinco no se puede resolver de manera individual, es decir, cualquier cambio se tiene que acordar en el mismo marco. El presidente de la Comisión Europea afirmó que ahora la solución está en el consejo de junio, que es el que tiene la última palabra, por lo que es muy importante encontrar el consenso necesario para hacerlo En el lado de las lamentaciones, Barroso también aseguró que ahora es muy importante atender las preocupaciones de los ciudadanos, como son el paro, el crecimiento económico y la seguridad para que Europa siga adelante, son su trabajo diario, y no con soluciones individuales